Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

CRISTINA KIRCHNER: «HAY FORMAS MÁS SUTILES DE CLAUSURAR LOS SUEÑOS: YA NO USAN TANQUES, SINO TRIBUNALES»

Cristina Fernández de Kirchner encabezó un reconocimiento a Abuelas de Plaza de Mayo y apuntó contra Federico Sturzenegger, ex presidente del BCRA.

Después de su aparición pública en la apertura de sesiones ordinarias, Cristina Fernández de Kirchner encabezó un homenaje a Abuelas de Plaza de Mayo, a 45 años de la fundación de la organización. La ceremonia inició en Senado de la Nación a las 18 horas. En el mismo horario, pero el próximo viernes, la vicepresidenta recibirá el doctorado honoris causa por la Universidad Nacional de Río Negro.

La iniciativa de reconocer a Abuelas de Plaza de Mayo fue propuesta por la senadora salteña del Frente de Todos, Nora del Valle Giménez. El acto se celebró en el salón Azul del Senado. La Mención de Honor «Juana Azurduy», por el 45° aniversario de la fundación de la organización de Derechos Humanos, fue recibida por Estela Barnes de Carlotto, Sonia Torres de Parodi, Carmen Ledda Barreiro y Buscarita Imperí Roa.

Durante el acto, y ante la primera mención a Cristina Fernández de Kirchner, una parte de los presentes inició el cántico pidiendo por su presidencia. «Aspiramos a fortalecer la democracia. Necesitamos una democracia sin proscripciones», sostuvo la senadora Nora del Valle Giménez, y añadió: «reafirmamos el compromiso irrenunciable de acompañar e impulsar Memoria, Verdad y Justicia para fortalecer la democracia y hacer realidad el Nunca Más».

A la hora de tomar la palabra, Estela Barnes de Carlotto afirmó que «seguiremos mientras tengamos las fuerzas necesarias y la mente clara, ya con el relevo de los nietos: ellos nos están reemplazando». «Atención a los jóvenes. Hay que ayudarlos a pensar y a ser buenos, no santos. Aunque pensemos distinto, no somos enemigos: somos argentinos», concluyó la titular de Abuelas.

Finalmente, tomó la palabra Cristina Fernández de Kirchner, que hizo referencia a los 30.000 desaparecidos: «A diferencia de todo político e historia política, se equivocaron poniendo su cuerpo, su cara y su sangre; no como la de los otros políticos que se equivocan y los que ponen las cosas son el pueblo, la gente y todas las generaciones que ven frustradas sus ilusiones y sus esperanzas».

Asimismo, comparó la situación de la dictadura con la actualidad, considerando que «hoy hay otras formas más solapadas y más sutiles de clausurar los sueños de aquellos que piensan que un país y un mundo diferente puede ser posible. Lo clausuran bajo formas mucho más sutiles: ya no son tanques, por ahí pasan en los Tribunales». «Esa complicidad de los medios de comunicación no ha cambiado», agregó.

También se refirió a la nota de opinión escrita por Federico Sturzenegger, ex presidente del Banco Central de la República Argentina durante la gestión del macrismo, donde reivindica la estrategia propuesta por el abogado Roberto Dromi, que en el 2015 ideó desarticular a la oposición a través de “expropiar C5N” e «intervenir los hoteles de Cristina». «A nadie se le movió el amperímetro y hubo ninguna denuncia a Sturzenegger por lo que dijo», sostuvo la vicepresidenta y reflexionó que «debemos plantearnos en qué sociedad queremos vivir; si en una con este grado de impunidad en donde cualquiera dice y hace cualquier cosa y da lo mismo».

«Lo que sirve siempre al recuerdo de la violencia y el horror es el disciplinamiento. La sociedad argentina fue absolutamente disciplinada después de la tragedia de la dictadura de 1976. Generó una dirigencia temerosa». En ese sentido entendió que «hubo disciplinamiento de la sociedad y de la dirigencia política de no atreverse y decir ‘esto es imposible’, ‘esto no se puede hacer’, ‘contra esto no se puede ir’, ‘contra el Fondo no se puede discutir’. Han disciplinado a la sociedad. El gran rol que tuvo Néstor fue el de ser el gran indisciplinado».

Para concluir, manifestó que «no somos políticos que tomamos decisiones en base a las encuestas. Ninguna encuesta marcaba en el 2003 que la política de derechos humanos o de Memoria, Verdad y Justicia estaban en lo que la sociedad demandaba. Es necesario también atreverse a generar las utopías que ayudan a que dejemos nuestro paso en la Tierra».

Del acto, participaron también los ministros del Interior Eduardo «Wado» de Pedro; de Defensa, Jorge Taiana; de Justicia, Martín Soria; de Cultura, Tristán Bauer y el Secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla.

Esta semana, se anunció la participación de Cristina Fernández de Kirchner este viernes en Río Negro, donde recibirá un doctorado honoris causa de la Universidad Nacional de Río Negro para participar de un conversatorio. El título de la charla será «¿Hegemonía o consenso? Ruptura del pacto democrático en una economía bimonetaria: inflación y FMI, crisis de deuda y fragmentación política».

El sábado 11 de marzo a las 18 horas, por el décimo aniversario de la asunción del Papa Francisco, se realizará una convocatoria frente a la Basílica de Luján. El organizador es el cura villero José María Di Paola, también conocido como Padre Pepe, quien convocó a participar a Alberto Fernández, todos los ministros de su Gabinete e incluso a Horacio Rodríguez Larreta.

También invitó a Cristina Fernández de Kirchner, quien recibió este martes al padre Pepe en el Senado para firmar el compromiso “Ni un pibe ni una piba menos por la droga”, que se presentará en Luján el próximo sábado.

«Nos comprometemos a trabajar mancomunados por la libertad e independencia de las y los jóvenes esclavizados por el consumo problemático de adicciones en situaciones de vulnerabilidad. Desarrollando nuestro trabajo en toda nuestra patria junto a una iglesia en salida, que recibe la vida como viene», sostiene el texto rubricado por la vicepresidenta. (ámbito.com)