FRIGERIO: NI MASSA NI MILEI

En sus primeras declaraciones como gobernador electo se refirió a la necesidad de una transición ordenada. Evitó dar definiciones sobre el apoyo a uno de los candidatos del balotaje.

Luego de la victoria en las elecciones del pasado domingo, Rogelio Frigerio brindó una conferencia de prensa en un hotel de la zona del Parque Urquiza de Paraná, donde estuvo acompañado por su vicegobernadora, Alicia Aluani; y el diputado nacional Gustavo Hein,

En este marco, el futuro mandatario provincial fue consulado por su posición con respecto a la disputa final que tendrán los candidatos a presidente Sergio Massa y Javier Milei en el balotaje

Al respecto, señaló que pondrá el foco en encarar su gestión y sostuvo: “Vamos a defender a los entrerrianos y a nuestra provincia frente al gobierno nacional que elija la gente el 19 de noviembre”.

A su vez, remarcó que la definición entre los postulantes a la Casa Rosada se dará de manera orgánica, la cual estará definida por los nuevos referentes del espacio, que son los 10 gobernadores de la coalición opositora, con los que se reunirá en los próximos días.

En cuanto a la transición en el gobierno provincial, Frigerio expresó el actual mandatario, Gustavo Bordet, lo llamó para expresarle que estaba a disposición para que se realice en forma ordenada.

“Confiamos en que en estos últimos meses del año se vuelvan a ordenar las cuentas públicas y que los nombramientos que se realicen de acá en adelante sean consensuados”, manifestó.

Más adelante reveló que en los próximos días se espera que haya una reunión entre ambos y dijo: “Confío en el gobernador y en que podamos tener una transición ordenada”,

En cuanto a sus primeras medidas, contó que revisará el proyecto de presupuesto y afirmó: «Vamos a recortar los recursos que impliquen privilegios para la política, que debe hacer su propio ajuste y reducir drásticamente el número de cargos políticos”.

Finamente, habló sobre el vínculo que tendrá con Rosario Romero, intendenta electa de Paraná, y aseguró: “Tenemos que centrar la atención de la política en la gente, no en los dirigentes. Vamos a trabajar de manera conjunta, como cuando me tocó ser ministro del Interior y de Obras Públicas, con todos los intendentes entrerrianos, sin mirar el color de la camiseta partidaria».

“Tenemos que cerrar la peor grieta que hay, que es entre la gente y la apolítica, y eso lo podremos lograr con el ejemplo, siendo el gobierno más austero, transparente, abierto y moderno de la historia reciente de nuestra provincia”, concluyó.