Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

Masiva movilización para reclamar “ni una menos por abortos inseguros”

81

Miles personas marcharon hoy por las calles céntricas de la capital entrerriana para exigir que cese la violencia patriarcal y machista.  Reclamaron al Estado que se legalice el aborto  en Argentina; que se implemente la Ley de Educación Sexual Integral (ESI); que los Gobiernos generen un presupuesto para políticas de género. Además, se pidió que aparecxcan con vida y sanas las desaparecidas en las redes de trata, para que cesen los trasvesticidios y se fortalezcan las políticas de prevención.

El centro de Paraná se vistió de multicolor, como en otras plazas del país para gritar: “Ni una menos. Vivas nos queremos”.    Es la cuarta convocatoria de la marcha que surgió para repudiar los feminicidios en el país. Este año el movimiento de mujeres, lesbianas, travestis, y trans -colectivo diverso y heterogéneo, conformado y representado por organizaciones sindicales, estudiantil, artístico, social, político y feministas- tuvo como consigna “Ni una menos por abortos inseguros”, a días de que el Congreso de la República trate el proyecto de Ley para despenalizar el aborto legal, seguro y gratuito en el país.

El recorrido en Paraná inició en plaza de Mayo, paró frente al Municipio de la ciudad –donde se exigió presupuesto contra la violencia de género y cupo trans-  y concluyó en el corazón del buró provincial, frente a Tribunales, de espalda a Casa de Gobierno, donde se realizó un acto y se leyó un preciso y fuerte documento.

“El Ni una menos surgió espontáneamente debido a cómo nos matan para decir ‘hasta acá llegamos’. Es una respuesta espontánea del movimiento de mujeres al que se suman miles de personas”, explicó a esta Agencia Mara Luján, integrante de Mujeres Tramando.

La jornada de lucha “permite visibilizar todas las violencias a las que están sometidas las mujeres. No hay una sola mujer que en este Estado patriarcal y machista no haya sufrido violencia”, dijo la militante feminista.

“Todos y todas estamos aquí haciendo el mismo reclamo: las violencias contra las mujeres, las lesbianas, las trabas y las trans tienen que acabar. En una sociedad democrática no se puede permitir que el Estado o alguna persona violente a otra”, afirmó Lucy Grimalt, integrante de de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito y referente de la Asamblea de Mujeres, Lesbianas, Travestis, y Trans.

En ese marco,  Grimalt destacó que la marcha de hoy tuvo como una de sus banderas principales el reclamo por el aborto legal, seguro y gratuito, “porque si hay una violencia que resume el dominio sobre las mujeres es ésta donde el varón, el Estado, la Iglesia y las instituciones quieren decidir sobre el cuerpo de las mujeres”.  En Entre Ríos “está presente el reclamo a las y los legisladores; se espera que escuchen esta plaza, a las entrerrianas que se manifestaron también el domingo en Concordia, Gualeguaychú, Gualeguay, Colón y muchas ciudades, porque lo que se está reclamando es que dejen de ejercer violencia sobre nuestros cuerpos”.

Una nueva etapa en la lucha y movilización feminista

El 3J que (devino en 4J) “abrió una nueva etapa en la lucha y movilización feminista”, aseguró a esta Agencia la referente de Juntas y a la Izquierda del Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) en Entre Ríos, Nadia Burgos, quien precisó que la acción en Argentina es vanguardia a nivel global porque forma parte de la nueva oleada feminista.

“Hoy el 3J se convirtió en la expresión masiva más grande que podemos dar antes del 13 de junio que se debatirá en el hemiciclo de la Cámara de Diputados el proyecto de Ley por el aborto legal, seguro y gratuito, que esperamos que se discuta el de la Campaña, porque es integral, toca todos los temas y refleja esa necesidad, deseo y derecho que las mujeres”, dijo la activista.

En ese marco, agregó que además se cuestiona “el sistema en conjunto, no solamente de opresión sino, también, de explotación. La consigna central hoy es ‘Ni una menos por abortos inseguros, la deuda es con nosotras’. Esa deuda no es solamente de la Democracia porque no tenemos aborto legal sino que, también, es un mensaje claro a quienes gobiernan porque las mujeres están más precarizadas laboralmente (hay una brecha salarial del 27 por ciento en el trabajo formal y el 35 por ciento en el informal)  producto de una división Sexual del Trabajo (DST) y de un sistema social que tiene a las mujeres y a la disidencia sexual en una situación de opresión, que queremos revertir y ‘construir un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres’, como decía Rosa Luxemburgo”.

La impostura de los pseudo comunistas y los conservadores de la Iglesia

Solo una pequeña columna del Partido Comunista Revolucionario conocido como Partido del Trabajo y el Pueblo (PTP) junto a la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y organizaciones vinculadas a los sectores de derecha clerical no confluyó en el acto central, ya que se manifestaron contra el documento que reclamó aborto legal, seguro y gratuito.

La alianza del PTP con la Confederación del Trabajo y la Economía Popular (Ctep) de la Iglesia Católica, expuso crudamente la falta de conciencia de los pseudo-comunistas, quienes prefirieron romper y hacer una proclama en una equina de la Casa Gris.

 

Documento 4J 2018

La Asamblea de Mujeres, Lesbianas, Travestis, y Trans es un colectivo diverso y heterogéneo, conformado y representado por organizaciones del ámbito sindical, estudiantil, artístico, social, político y feministas que por cuarta vez nos convocamos y gritamos #NiUnaMenos #VivasNosQueremos.

Estamos acá en este momento histórico en que el congreso debate, después de 100 años, sobre el aborto. Llenando nuevamente las plazas y las calles con las consignas: ni una menos por abortos inseguros y aborto Legal Seguro y Gratuito. La deuda de la democracia es con nosotras, con nuestros cuerpos, con nuestras vidas.

Estamos acá porque el Aborto Legal Seguro y Gratuito es una problemática de salud pública, derechos humanos y justicia social. Estuvimos cada martes y jueves en apoyo a las compañeras que expusieron nuestros argumentos en el Congreso y seguiremos donde tenemos que estar: en las plazas, con el pañuelo verde.

Estamos acá para exigir que  legisladores ejerzan su responsabilidad  pública sin interferencia de sus creencias religiosas y morales, y aprueben el proyecto presentado por séptima vez por la campaña nacional.

Estamos acá porque los abortos clandestinos nos afectan mujeres a las personas con capacidad de gestar de la clase trabajadora, de los sectores empobrecidos. La falta de garantía en el acceso al aborto seguro y gratuito impacta en nuestra salud y nuestras vidas.

Estamos acá porqueel aborto en Argentina es legal bajo las causales de salud y violación desde el año 1921. En Entre Ríos se adhirió al protocolo de aborto no punible, exigimos que se garantice su implementación en todos los servicios de salud pública.

Estamos acá, juntas para denunciar la falta de políticas con perspectiva de género en los tres poderes del Estado.

Estamos acá para denunciar a jueces y fiscales sin perspectiva de género y funcionarios del poder ejecutivo que toman decisiones en áreas de políticas públicas destinadas a las mujeres, lesbianas, travestis y trans y hacen caso omiso al -o directamente no tienen- enfoque de género.

Estamos acá para exigir el funcionamiento con presupuesto real del área de diversidad sexual de la provincia. ¡Sin travas no hay área! Que las trabajadoras de este espacio seamos las travestis y trans que impulsamos y militamos el proyecto de ley en la provincia. Basta de Travesticidios! Implementación real de la ley Nacional de identidad de género en Entre Ríos.

Estamos acá porque nuestra lucha y nuestra organización ha logrado incorporar la perspectiva de género en el jury al juez Carlos Rossi y exigimos su destitución.

Estamos acá para denunciar la dilación en el tratamiento y respuestas en cada caso denunciado de violencia patriarcal y machista.

Estamos acá porque la policía desestima las denuncias de cientos de mujeres, lesbianas, travestis y trans y no respeta los protocolos de actuación frente a un caso de violencia de género o frente a la desaparición de las mujeres.

Estamos acá para denunciar que los hospitales y las obras sociales se niegan a cumplir con las demandas de salud en tratamientos de hormonización y cirugías fundamentales para la identidad.

Estamos acá para denunciar  la violencia que sufrimos las trans y travestis en la ciudad por parte de la policía y de violentos.  Exigimos justicia por DIANA SACAYAN, víctima de travesticidio.

Estamos acá para decir Basta de violencia hacia las lesbianas. ¡Pepa Gaitán Presente! ¡Absolución para Higui YA! Atacada por lesbiana, presa por defenderse, liberada por la lucha torta-feminista.

Estamos acá para exigir la absolución de Joe Lemoge condenado por defenderse del trans-odio.

Estamos acá para repudiar el protocolo represivo de Patricia Bullrich hacia el colectivo LGTTTBIQ. Ni una causa más  por besarnos! Exigimos el desprocesamiento de la compañera Mariana Gómez.

Estamos acá porque todos los días desaparece una mujer, lesbiana, trans o travesti y en lo que va del año ya hubo 101 feminicidios, y de acuerdo a las estadísticas no oficiales tenemos una mujer muerta cada 30 horas. Entre el 3 de junio del 2015 y el 29 de mayo de 2018 hubo 871 feminicidios y 24 travesticidios.

Estamos acá porque siguen muriendo asesinadas mujeres con denuncias hechas y medidas restrictivas. Porque el Estado es responsable de su desprotección y de su muerte, junto con el feminicida.

Estamos acá porque a 4 años del primer Ni una menos seguimos sin tener estadísticas oficiales y serias sobre feminicidios que permitan el diseño de políticas públicas efectivas, tanto a nivel local como a nivel nacional.

Estamos acá porque cada vez que una mujer joven, lesbiana, travesti y trans, desaparece, es la organización feminista y  popular se ocupa de la búsqueda. La policía y el Poder Judicial no activan todos los mecanismos necesarios para una búsqueda eficiente.

Estamos acá porque en Entre Ríos hay feminicidas sueltos en las calles por la impericia en la instrucción de las causas: el feminicidio de Gisela López no tiene aún culpables y no se avanza en la causa para esclarecer el feminicidio de Jéssica Dos Santos.

Estamos acá para exigir la EMERGENCIA  en  VIOLENCIA DE GÉNERO,  con la asignación de personal y recursos técnicos y económicos y para abordar de manera integral  la problemática.

Estamos acá porque no hay políticas integrales que contenga a las víctimas de violencia y les permitan seguir con sus vidas y tener un proyecto vital con acceso al trabajo, a la capacitación, a la salud y a la vivienda, y porque se siguen negando las licencias por violencia de género.

Estamos acá para exigir que el presupuesto municipal para políticas de género de cuenta de las necesidades de las mujeres paranaenses. Para que las trabajadoras que del estado provincial y municipal que atienden las situaciones de violencia de género, no estén más precarizadas, se les reconozca su trabajo y sus derechos laborales. No cobrar, tener contratos es basuras es violencia laboral, económica, institucional, simbólica y de género.

Estamos acá por las desaparecidas en las redes de trata, con amplias complicidades de agentes del Estado.

Estamos acá para decir BASTA al Estado policial y a los feminicidios con armas reglamentarias. Porque uno de cada cuatro feminicidios se produce con armas de fuego y el Programa Nacional de Desarme está inactivo.

Estamos acá porque sin políticas de prevención las respuestas punitivas de “más cárcel, más penas” no garantizan Justicia.

Estamos acá porque ha existido una manifiesta intencionalidad de proteger las decisiones eclesiásticas por encima de los derechos de las mujeres, lesbianas, travestis y trans y de las víctimas de abuso. Abrazamos a quienes integran la red de sobrevivientes de abusos eclesiásticos que han enfrentado a sus victimarios y todavía buscan justicia con quienes fueron cómplices y encubridores. Estamos acá y todas juntas exigimos cárcel común a Illaraz. Separación de la Iglesia del Estado. BASTA DE FINANCIAMIENTO ECONÓMICO. ESTADO LAICO YA

Estamos acá porque ni desde Nación, ni desde la provincia se cumple con la Ley de Educación Sexual Integral y no se ejecutan los presupuestos para el desarrollo de las actividades previstas, entre ellas, la formación de docentes, como consecuencia de una clara intromisión de la Iglesia. No queremos Educación para el Amor, sino EDUCACIÓN SEXUAL INTEGRAL CON PERSPECTIVA DE GÉNERO Y DISIDENTE.

Estamos acá con las compañeras que se han organizado en la red de inter-escuelas por la educación sexual integral. Exigimos que se cumpla con el derecho a la salud sexual integral, conquistas del movimiento feminista que hoy no se reflejan en los presupuestos y políticas públicas de los gobiernos.

Estamos acá por la implementación de la Ley de parto respetado. No queremos más personas maltratadas, mutiladas y muertas por violencia obstétrica en instituciones públicas y privadas.

Estamos acá por los recortes en las pensiones de discapacidad y por la violencia que padecen las personas con diversidad funcional por parte de las instituciones y las familias.

Estamos acá porque el contexto de ajuste nacional, provincial y municipal relega las políticas públicas de ampliación y garantía de nuestros derechos. Exigimos la ley de paridad de género.

Estamos acá para rechazar el endeudamiento, ajuste y represión. Rechazamos la injerencia del Fondo monetario Internacional en nuestro país. Con estas políticas nos Empobrecen sobre todo a las mujeres, lesbianas, travestis y trans  y a les niñes, y nos expone a mayor vulnerabilidad y a nuevas violencias.

Estamos acá porque la pobreza está feminizada y la brecha salarial en Argentina  es del 27% pero se ensancha al 35% en los trabajos más precarios. La flexibilización laboral condena nuestras vidas, porque se ven recortados nuestros derechos como los de tener licencia por maternidad o tener una jubilación digna. Exigimos derogación de reforma previsional, rechazamos la reforma laboral y reclamamos paritarias libres.

Estamos acá porque nuestras jornadas laborales son, en promedio, tres horas más largas que las de los varones; las tareas de cuidado y reproductivas caen sobre nuestras espaldas y no tienen valor en el mercado de trabajo.

Estamos acá para exigirle al Intendente Varisco que dé respuestas efectivas a los problemas de falta de agua que sufrimos las vecinas de Paraná, repudiamos el aumento del transporte urbano, votado por los bloques de Cambiemos y el Frente Renovador. Denunciamos el accionar de los funcionarios que responden a la gestión y que convocaron a la patota municipal a irrumpir en la sesión y agredir a la ciudadanía.

Estamos acá para repudiar el avasallamiento a la democracia por parte del intendente imputado en una causa de narcotráfico que ha subsumido al Municipio en una crisis institucional sin precedentes, que involucra toda una cadena política.

Estamos acá porque no existen casas para mujeres en situación de calle en Paraná. Exigimos políticas reales con presupuesto de viviendas.

Estamos acá porque  no se implementan jardines lúdico -expresivos para cientos de familias que necesitan dejar a sus hijes en lugares seguros mientras salen a trabajar. Esto también condiciona las posibilidades para que cientos de personas finalicen sus estudios.

Estamos acá porque las trabajadoras están expuestas al recorte de sus derechos, de sus salarios y sometidas a la amenaza del desempleo y al disciplinamiento de la productividad. En el Estado no sobra ninguna mujer, lesbiana, trava ni trans: no sobramos en ningún lado; en todo caso, faltamos.

Estamos acá porque Gabriel Fernando Ramón Abelendo, director en representación de les trabajadores en el Iafas, querelló a una empleada del organismo  que lo denunció por violencia de género y le exige una indemnización de $50 mil a modo de resarcimiento por los cargos de calumnias e injurias. Abrazamos a la compañera y repetimos #nonoscallamosmás!

Estamos acá porque las trabajadoras sexuales están expuestas a la violencia institucional y la desprotección laboral.

Estamos acá porque las trabajadoras sexuales y mujeres en situación de prostitución estamos expuestas a la violencia institucional y la desprotección laboral. Exigimos la derogación absoluta a nivel nacional de los códigos de faltas y contravenciones, condenan y estigmatizan a todas.

Estamos acá para defender el derecho humano a la protesta y denunciar que se persigue con causas penales la lucha legítima de referentes sociales.  Exigimos la libertad  de MILAGRO SALA, mujer, de los pueblos originarios, luchadora social y popular. Libertad a presas/os políticos.

Estamos acá movilizadas porque así logramos que se desestime la causa federal que se había iniciado a Vilma Ripoll por exponer el ejercicio de su profesión acompañando y cuidando la salud de las mujeres que decidieron abortar.

Estamos acá por les compañeresdespedides de Télam y El Diario de Paraná.

Repudiamos el atropello a integrantes de la Garganta Poderosa por denunciar que las fuerzas de inseguridad  violentaron físicamente y sexualmente a mujeres y varones.

Estamos acá para defendernos del avance de la derecha en nuestra región que asesina, encarcela y reprime a dirigentes en toda Latinoamérica. Estamos acá por el feminicidio político de Marielle Franco en Brasil. Frente a este avance del sistema capitalista, patriarcal, neoliberal nos organizamos y nos abrazamos reconociéndonos en las resistencias y las conquistas que logramos.

Estamos acá todas las feministas combativas y rechazamos toda autoridad y toda influencia oficial y/o legal, aunque estas provengan de las urnas, con el convencimiento de que sin nosotras no habrá democracia.

Estamos acá porque no queremos privilegios, queremos equidad de derechos por eso le decimos a quien quiera escuchar: Macri, Bordet, Varisco y muchos otros desde sus lugares de poder ejercen distintas violencias.

Estamos acá para que vean nuestros cuerpos y entiendan que ya no podrán imponer sus reglas. Nuestro cuerpo se vuelve colectivo porque lo que le pasa a una nos pasa a todas.

¡ESTAMOS ACÁ PORQUE LA MAREA VERDE YA NO SE PUEDE PARAR!

¡ESTAMOS ACÁ PORQUE NUESTRA LUCHA ALEGRE Y REBELDE ES HASTA AHORA NUESTRA MAYOR VICTORIA SOBRE EL PATRIARCADO Y EL CAPITALISMO!

¡ESTAMOS ACÁ PORQUE CONSEGUIMOS LA FEMINIZACIÓN DE LUCHA Y NOS CONVERTIMOS EN LA FUERZA OPOSITORA MÁS PODEROSA EN TODO EL MUNDO!

¡ESTAMOS ACÁ PORQUE LA DEUDA Y LA POBREZA SON VIOLENCIAS!

¡ESTAMOS ACÁ PORQUE NO CLAUDICAMOS ANTE NINGÚN GOBIERNO!

¡ESTAMOS ACÁ PORQUE NOSOTRAS SOMOS LAS QUE HACEMOS LA REVOLUCIÓN!

¡ESTAMOS ACÁ PORQUE SABEMOS QUE SE VA A CAER!

¡ESTAMOS ACÁ PORQUE SOMOS LAS BRUJAS QUE NO VAN A PODER QUEMAR!

ESTAMOS ACÁ Y TODAS JUNTAS EXIGIMOS:

¡NI UNA MENOS!

¡NI UNA MENOS POR ABORTOS INSEGUROS. LA DEUDA ES CON NOSOTRAS!

¡NI UNA MENOS!

¡VIVAS Y LIBRES NOS QUEREMOS!

(aim)

error: El Contenido es propiedad de Federalaldia y sus integrantes.
A %d blogueros les gusta esto: