Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

LOS PRIMEROS CASOS MORTALES DEL PAÍS: SE REGISTRÓ UN MUERTO POR DENGUE Y OTRO POR SARAMPIÓN

540

Se trata de habitantes de Buenos Aires que murieron en centros de salud. Son los primeros casos mortales en varios años. Desde 1998 no había muertes por sarampión en territorio nacional.


En el país ya se registran más de 120 casos de sarampión confirmados, la mayoría localizados en la Provincia y la Ciudad.

Mientras el coronavirus comienza a provocar algunas psicosis en la Argentina, por viajeros que regresan de China y advierten que no son controlados en Ezeiza, hay una realidad más palpable y preocupante fronteras adentro: en las últimas horas se registraron dos muertes por dengue y por sarampión en en el país.

Se trata, según las fuentes a las que tuvo acceso Clarín, de un hombre y una mujer que viven en territorio bonaerense y que murieron en las últimas horas en centros de salud privados de la Ciudad de Buenos Aires.

Las fuentes detallaron que el muerto por dengue es un vecino de la localidad de Avellaneda, de 73 años, que estaba internado en el Hospital Italiano. Mientras que la víctima de sarampión es una mujer de 50 años que vivía en el partido de La Matanza y fue hospitalizada en el Cemic.

Los ministerios de Salud de la Nación y de la Provincia tienen previsto publicar el reporte detallado de ambos casos mortales este viernes por la mañana, en el boletín epidemiológico semanal.

Cómo se contagia y evoluciona la enfermedad

Según explicaron las fuentes consultadas, el muerto por sarampión sufrió una encefalopatía producto de la enfermedad. La noticia preocupa porque desde 1998 no había en el país muertes por esta enfermedad, que se transmite de persona a persona.

El brote de sarampión en el país comenzó tímidamente en 2018 y en 2019 se expandió con fuerza. El último Boletín Epidemiológico del Ministerio de Salud de la Nación dio cuenta de 126 casos confirmados, desde la última semana de agosto hasta el 7 de febrero. Están concentrados en cuatro partidos del Gran Buenos Aires y en la Ciudad de Buenos Aires.

La Provincia, en tanto, está en alerta por la proliferación de ambas enfermedades, pero en el caso particular del sarampión lo atribuyen a una débil campaña de vacunación del anterior Gobierno.

El ministro de Salud, Ginés González García, dijo esta semana que «se está trabajando intensamente tratando de bloquear, revacunando. En algunos casos casa por casa hacemos la estrategia y estamos en alerta máxima».

En cuanto al dengue, aseguran que continúan con los operativos de fumigación, pero que la mejor herramienta contra el mosquito aedes aegypti (transmisor de la enfermedad) es el descacharrado para evitar la incubación de larvas. Según las últimas cifras oficiales, en el distrito bonaerense hay 96 casos confirmados, de los cuales 91 son importados.

Las últimas grandes epidemias de dengue en el país ocurrieron en 2009, cuando hubo cinco muertos, y en 2016, cuando se contabilizaron oficialmente 11 decesos. Desde ese momento no se habían registrado nuevas muertes.

Los casos de dengue mortal ocurren cuando el que contrae la enfermedad lo hace por segunda vez con una cepa diferente a la anterior, lo que puede desatar el dengue hemorrágico. Según se informó esta semana, en Misiones por ejemplo (una de las provincias más afectadas) hay actualmente dos cepas en circulación.

El panorama nacional es el siguiente: cinco casos de dengue autóctono en Santa Fe y más de 20 importados. Hay otros cinco casos no autóctonos en Mendoza. En Salta se reportaron 77 casos de dengue y en San Luis sólo un caso, importado. En Misiones suman 75 los enfermos. En Entre Ríos hasta el momento hubo 8 casos de dengue autóctono y 22 importados. Y Jujuy registraba 13 casos. Córdoba, 53 casos, de los cuales 23 son autóctonos. Y en Formosa, 106 casos, de los cuales 58 son autóctonos. Mientras que el último informe de la provincia de Corrientes confirmó 35 casos.

Preocupación regional

Lo que ocurre en la Argentina no es un hecho aislado, sino que afecta a toda la región. De hecho, en los últimos días se registró la primera muerte por sarampión de los últimos 20 años en Río de Janeiro.

En ese marco, este miércoles los ministros de Salud de los países del Mercosur coincidieron, en Asunción, en fortalecer la vigilancia y establecer una «acción rápida» de combate al dengue, ante la expansión del virus en la región desde principios de año.

El paraguayo Julio Mazzoleni, el argentino Ginés González García, el brasileño Luiz Henrique Mandetta y la uruguaya Raquel Rosa, que representó al ministro Jorge Basso, participaron en la III Reunión Extraordinaria de Ministros de Salud del Mercosur, convocada para presentar precisamente la situación epidemiológica de dengue y sarampión.

Entre las acciones y planteos presentados en ese encuentro, los representantes de Paraguay, Argentina y Uruguay se mostraron interesados en los avances puntuales de Brasil, que adoptó «un nuevo abordaje sobre el dengue», según el ministro Mandetta.

El brasileño, según informó la agencia Télam, recordó que estas epidemias se repiten «todos los años en mayor o menor escalas», por lo que su país avanza en el «control biológico» del mosquito y en el desarrollo de una vacuna contra el dengue que se encuentra en «fase final de investigación».

En ese marco, González García y Mandetta mantuvieron una reunión bilateral en la cual los funcionarios acordaron compartir innovaciones tecnológicas para el control de dengue, ya que Brasil es uno de los países más afectados de la región, informó el Ministerio de Salud argentino. (elonce.com)