Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

LOS 5 CONSEJOS PARA SENTIRNOS BIEN LUEGO DE LA CENA DE FIN DE AÑO

Comer adecuadamente el 31, sin caer en excesos, es la mejor idea, pero aquí van algunos tips para el 1° de enero. Cómo alimentarnos el primer día del año.

Último día del año, momento de brindar y de encontrarnos con la gente que queremos y también de comer cosas ricas, por qué no. Ya hemos hablado en estos días que es muy importante aprender a disfrutar de los alimentos, pero sin excesos, evitar picotear de las fuentes, servirte en el plato lo que vas a comer, intercalar las bebidas alcohólicas con alguna bebida sin azúcar o, por supuesto, con agua.

¿Qué pasa el día después? Empezamos el 1 de enero sintiéndonos bastante pesados, cansados y encima el calor no ayuda, así que te voy a dejar algunos tips para que puedas cuidarte y pasar mejor el día post fistas.

1- Si sobró un montón de comida, separate lo que sea más liviano y el resto freezalo para otro momento

2- La clave es consumir fibras y agua. ¿Por qué? Porque ambas te van a ayudar a eliminar toxinas. Lo habrás escuchado mil veces, pero te recomiendo que tomes por lo menos 8 vasos de agua al día. Podés también encontrar agua en las frutas y en las verduras.

¿Qué pasa el día después? Empezamos el 1 de enero sintiéndonos bastante pesados, cansados y encima el calor no ayuda, así que te voy a dejar algunos tips para que puedas cuidarte y pasar mejor el día post fistas (Foto: Freepik)

3- Consumir frutas y verduras en variedad de colores es lo mejor porque incorporás antioxidantes. Podés hacerte licuados, ensaladas mezclando frutas fruta y verdura, gelatina sin azúcar, jugos naturales.

4- Atención con el mate porque ayuda, pero es importante que no sea la única forma en la que incorpores líquido porque también tiene cierto efecto diurético. Podés prepararte un rico tereré bien fresquito o tener a mano esas aguas saborizadas que hacemos caseritas, con trocitos de fruta o algún té frío.

5- La recomendación final, pero no menos importante: No hagas ayuno para compensar todo lo que comiste el día anterior. Ese tipo de restricciones alimentarias no sirven, promueven el atracón y no son conductas saludables para nada.

En cuanto al menú de fin de año es muy importante que, además de los platos típicos que preparamos en esta época, haya variedad de ensaladas frescas para compartir y acompañarlos. Justamente evitá incorporar cremas, mayonesas, salsas pesadas y condimentá con aceite de oliva, limón, aceto, etc.

Tené mucho cuidado con el alcohol, es muy importante que si vas a manejar, alcohol cero. Y si vas a tomar y no manejás, tratá de intercalar con algún vaso de agua o alguna bebida sin azúcar.

Cómo dije antes para el día después, también el 31 “hidratate mucho, por lo menos 8 vasos de agua, soda o agua saborizada casera. También podés prepararte infusiones (en este caso frías) como té verde, de manzanilla, valeriana, tilo, cedrón y boldo que favorecen la digestión además de ayudarnos a eliminar toxinas. Dejá las gaseosas y los jugos comprados para otro momento”.

Consumir frutas y verduras en variedad de colores es lo mejor porque incorporás antioxidantes. Podés hacerte licuados, ensaladas mezclando frutas fruta y verdura, gelatina sin azúcar, jugos naturales

Mucho cuidado tienen que tener las personas con hipertensión porque son días en los que comemos con mucho sodio, además aumenta el estrés, estamos más susceptibles y estos factores pueden traer alguna complicación.

No es un momento para hacer dieta y ponerse a contar calorías y obsesionarse con la comida, pero me parece muy importante planificar y tener este tipo de estrategias para poder comer y disfrutar sin que nos haga mal y esto perjudique nuestra salud.

Si bien no me gusta “contar calorías”, esta comparación te puede servir para entender qué puede pasar con los excesos en esta época: en una cena de Año Nuevo o Navidad podemos llegar a consumir unas 10.000 calorías, el equivalente a 5 días de alimentación normal.

Acordate la regla del plato dividido en 2: la mitad del plato llénala de ensalada. Eso te va a aportar fibras y agua, como resultado: mayor saciedad por más tiempo. Y la otra mitad, puede ser con algo que haya sobrado . Pero así te asegurás de comer la porción justa.

Ahora sí, que tengan un muy feliz Año Nuevo, que disfruten mucho de esta noche y nos vemos el año que viene. ¡Felicidades! (Infobae)