Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

Habilitaron el tránsito: El recuerdo de la familia de Paraná que casi muere en el puente Esquina-Goya

615

“Le crucé la camioneta y empecé a los bocinazos. Fue así que nos salvamos”, relató el comerciante de Paraná, que estuvo a centímetros de caer al vacío en el puente de la Ruta 12 sobre el arroyo Guazú. Ahora, ya se puede transitar.

Con la instalación de un puente Bayley quedó habilitado en la Ruta 12 el enlace entre las ciudades de Esquina y Goya, en la provincia de Corrientes. El puente original había cedido consecuencia de las inundaciones el 8 de julio pasado, justo en el momento que una familia de Paraná estaba a punto de pasar en una camioneta. Se trata de la familia de Julio Alberto Domingorena, propietario de un conocido almacén ubicado en la esquina de La Rioja y Uruguay en Paraná.

Domingorena, de 67 años, viajaba en su Ford Ranger junto a su esposa y a su nieto de 14 años. “Quedamos a 15 centímetros del precipicio que se formó cuando desapareció el pavimento”, contó por entonces. El matrimonio iba rumbo a Misiones a visitar a una hija. Salieron con llovizna de Paraná a las 7 de la mañana y poco más de tres horas después, exactamente a las 10.24, casi caen el vacío.

A centímetros de caer

“Alcancé a frenar, me di cuenta de lo que pasaba y vi un auto VW Gol que iba directo al vacío. Le crucé la camioneta y empecé a los bocinazos. Fue así que nos salvamos. Después no encontramos con el hombre del Gol en la caminera, nos abrazamos y lloramos”, relató el comerciante.

Del lado de Goya, en la madrugada de ese día en que los Domingorena se salvaron, venían Rogelio Schweig, de 47 años, junto a su esposa, Elena Dzikovski, de 46. Viajaban provenientes de la localidad misionera de Andresito. Vieron unos conos anaranjados, pero nada les indicó que el puente estaba caído por lo que continuaron avanzando en su camioneta Eco Sport y cayeron a las profundas aguas del arroyo Guazú.

Según el testimonio de la mujer, ambos pudieron salir del vehículo. Ella escuchó que él le decía que tenían que nadar y llegar a la orilla. Se sacó la campera, se concentró y nadó. Fue rescatada por personal del Ejército que a esa hora cruzaba gente en lancha, pero él desapareció. Lo buscaron intensamente mientras la mujer recuperaba la salud en el hospital 9 de Julio de la ciudad entrerriana de La Paz. Prefectura encontró el cadáver de Schweig cuatro días más tarde, aguas abajo del lugar del accidente, cerca de la desembocadura del arroyo en el río Corrientes.

Ahora el puente recuperó la transitabilidad mediante la instalación de un dispositivo Bayley por parte de la Dirección Nacional de Vialidad (DNV). Instan a circular con precaución, ya que será con un sentido de paso por vez. El peso permitido es de 45 toneladas. Desde el organismo se aclaró que se trata de una solución provisoria mientras se aguarda la construcción del viaducto definitivo, cuya obra se iniciará en febrero de 2018. (elonce)

 

A %d blogueros les gusta esto: