Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

DEJÓ UN CONSEJO A OTROS JINETES: TREVISSAN ASEGURÓ ESTAR «MUY AGRADECIDO CON TODOS» Y «ANSIOSO» POR VER A SU HIJO

995

«Voy a seguir», sentenció Leonardo «Cepillo» Trevissan cuando era trasladado a su hogar en Holt Ibicuy, donde continuará su internación domiciliaria. Reveló por qué no soltó las riendas del caballo durante la jineteada.

Leonardo «Cepillo» Trevissan, el jinete que despertó del coma hospitalario en el que estaba desde el pasado 18 de enero, cuando sufrió un accidente y fue aplastado por su caballo en el 55º Festival de Doma y Folclore 2020 de Jesús María, ya fue dado de alta y este martes era trasladado a su hogar en Holt Ibicuy, una localidad del sur entrerriano, donde continuará su internación domiciliaria.
Sociedad Milagrosa recuperación del jinete: «Cepillo» Trevissan regresa a su casa
«Hemos pasado un montón de cosas en las domas y en ningún momento me entregué», aseguró el jinete representante de la delegación de Entre Ríos, esta mañana al subir a la ambulancia que lo llevaba de regreso a casa.

En la oportunidad, dijo estar «muy agradecido con todos» y «ansioso» por ver a su hijo que nació la semana pasada, en coincidencia con su salida del coma, y después de un mes de internación en el Hospital Italiano de Córdoba.
Prometió volver a Jesús María
Sobre el accidente, Trevissan evitó el dramatismo. Simplemente, reconoció que «son cosas que pasan en la jineteada» y remarcó que «pasan siempre».

«Voy a seguir», sentenció, al tiempo que esperanzó: «Algún día se me va a dar».

Trevissan, que finalizó en cuarto en la categoría de bastos tras el Festival de Jesús María, aseguró: «No me solté de las riendas para mantener el puntaje», y de acuerdo a lo que remarcó, «en ningún momento» tuvo miedo.

«Para mi, no existe el miedo, sino no lo haría», destacó.
El consejo a otros jinetes
«Que no se entreguen, que si les gusta que sigan adelante y luchen por eso», encomendó Trevissan otros colegas.

«La doma significa todo para mí, porque es todo», destacó. Fue en ese sentido que agradeció a quienes lo acompañaron durante su internación: «Nunca me dejaron solo, son cosas que pasan en el rubro de nosotros, que nos gusta», siguió Trevissan, cuando era trasladado de regreso a casa para continuar allí su recuperación.
El hombre cayó y fue aplastado por el caballo que intentaba domar, lo que le provocó un traumatismo de cráneo, hematoma epidural, edema cerebral y hundimiento de cráneo, además de un traumatismo de tórax con contusión pulmonar.

En el mismo Festival de Jesús María, en la noche del 13 de enero pasado, falleció el jinete Norberto Eric Cossuta, un cordobés de 40 años que representaba a Catamarca, aplastado por su caballo al caerse de la monta y sufrir traumatismos en varias partes de su cuerpo. (elonce.com)

Video: «Cepillo» Trevissan prometió volver a Jesús María: «No me voy a rendir», aseguró