Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

Aclaran que no es obligatoria la vacuna contra la fiebre amarilla para viajar a Brasil

289

El vecino país no exige la vacuna a los turistas que ingresan, pero el Ministerio de Salud de la provincia sí recomienda su aplicación a quienes viajen a las zonas de riesgo de Brasil, es decir, los estados de Bahía, San Pablo, Rio de Janeiro y Espíritu Santo. Se debe aplicar al menos 10 días antes de viajar.

Funcionarios de la Dirección de Epidemiología de la provincia brindaron –en conferencia de prensa a la que asistió APFDigital– una serie de aclaraciones y recomendaciones respecto a la fiebre amarilla, enfermedad que afecta a Brasil y donde ya se registraron “entre 50 y 60 muertos, la mayoría en los estados de San Pablo y Río de Janeiro”.

“Como Ministerio de Salud recomendamos a la gente que se vacune en caso que viaje a la zona de riesgo de Brasil, que son los estados de Bahía, San Pablo, Rio de Janeiro y Espírito Santo”, expresó Diego Garcilazo, titular de la Dirección de Epidemiología. Estos estados rodean a Minas Gerais, que es una zona endémica donde hay un brote de esta enfermedad desde 2016.

De todos modos, Albana Gavini, responsable del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI), subrayó que “la vacuna no es obligatoria para entrar a Brasil” y que el vecino país “no exige que los turistas que ingresan estén inmunizados”.

La aclaración se relaciona con la alta demanda de la vacuna que se produjo en el último tiempo, a raíz del alerta lanzado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esto llevó a mucha gente a concurrir a los vacunatorios provinciales y solicitar la vacunación, incluso aunque no cumplan con los plazos requeridos o no viajen a las zonas de riesgo.

Limitantes

Gavini remarcó que “no es una vacuna que se debe aplicar por las dudas” ya que “es un insumo muy delicado, que se cuida a nivel nacional e internacional, y que tiene limitantes”.

Entre ellas, mencionó que se inocula “a partir del año y hasta los 65 años de manera estricta” y aclaró que a los mayores de esa edad “no se les aplica porque es más el riesgo que el beneficio”. Apuntó que lo mismo ocurre con las embarazadas y las personas con inmunodepresión o con enfermedades crónicas: no se les recomienda la vacunación.

De todos modos consideró que “cada caso es particular” y aconsejó a quienes viajen a Brasil que “consulten con su médico respecto a si requieren o no la vacuna”.

“En el resto de los estados brasileños, por ejemplo los del sur, que es donde habitualmente veranean los entrerrianos, no se está recomendando la vacuna y tampoco se exige por reglamento sanitario internacional”, expresó la funcionaria de la cartera de Salud provincial.

También se refirió a los plazos para la inoculación: debe aplicarse “de 10 a 15 días antes de viajar a los lugares de riesgo”. Acotó que no sirve aplicarla pocos días antes de viajar, porque la persona vacunada “adquirirá la inmunidad recién a la vuelta de las vacaciones”.

Señaló asimismo que una dosis de la vacuna protege “para toda la vida”, y que sólo se necesita un refuerzo en caso de que la persona viaje a “un lugar con un brote activo” y esto ocurra “diez años después de la vacunación”.

Demanda

El Director de Epidemiología comentó que la demanda de vacunas en la provincia “todavía está activa y es muy alta”.

“La gente quiere la vacuna pero en muchas ocasiones no la necesitan. Se generan confusiones, por eso queremos aclarar que a veces es más riesgoso aplicarla que viajar sin haber sido inoculado. Los vacunadores están muy bien entrenados respecto a esto”, aseveró.

Sostuvo también que hay “suficientes dosis” en la provincia. Hasta el momento el Ministerio de Salud entrerriano distribuyó cinco mil dosis de la vacuna en los 60 vacunatorios, y aplicó 4800 dosis durante este periodo. Gavini, por su parte, adelantó: “El lunes nos llegan más vacunas”.

Contagio

Luego Garcilazo apuntó que el contagio de la fiebre amarilla “es muy similar al dengue, zika y chikunguya”, y por lo tanto “se pueden tomar las mismas medidas de prevención en caso de no haberse inoculado la vacuna”. Estas medidas incluyen el uso de repelente, de mosquiteros, y estar en lugares con aire acondicionado.

Respecto a la gravedad de la enfermedad, el Director comentó a esta Agencia: “Se estima que entre un 15 y un 30 por ciento de los que adquieren el virus pueden pasar a la fase grave, que es bastante complicada y prácticamente un 50 por ciento fallece. Es muy letal”, advirtió.

Si bien señaló que no se han registrado casos en Entre Ríos ni en el país, aseveró que “el riesgo siempre está, porque tenemos el vector, que es el mosquito aedes”. (APFDigital)

A %d blogueros les gusta esto: