Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

PROFESIONALES DEL HOSPITAL SAN MARTÍN PIDEN «NO RELAJAR» Y «TOMAR CONCIENCIA»

439

«Dimos más de lo que pudimos dar», dijeron profesionales de distintas áreas del Hospital San Martín. Piden a la gente seguir cuidándose y «no relajar». Los testimonios de quienes están en la primera línea de lucha.

El personal de Salud fue protagonista en este año 2020. La pandemia del coronavirus hizo que tengan que dar más del 100% de su trabajo para luchar contra el virus y salvar vidas. También acompañaron a cada paciente, a cada familia.

Desde el Hospital San Martín, hicieron un balance del año. Hablaron sobre las dificultades que atravesaron y también de qué esperan para el 2021.

Patricia Martínez, del Departamento de Enfermería, expresó a Elonce TV que «fue un año muy difícil, con muchos desafíos. Tuvimos que adaptarnos a diferentes situaciones, a ver compañeros que fallecieron. Damos gracias que está la vacuna y que nos estamos vacunando. Pedimos a la gente que siga cuidándose hasta que esto pase. Esperamos que el 2021 sea mejor, que pase todo este rebrote. Queremos reunirnos con nuestros seres queridos, abrazarnos como antes».

Pablo Patterer, enfermero de Oncología, indicó que «ha sido un año duro, complicado, tuvimos que adaptarnos a cosas. Yo tuve covid, estuve en cuarentena. Uno piensa en que puede contagiar a su familia y que pasen cosas severas. Rescato la voluntad que pusieron mis compañeros. Dimos más de lo que pudimos dar. La gente se ha relajado y no es el momento, hay peligro de rebrote».

Roxana Flores, enfermera de Quirófano, dijo que «pedimos a la comunidad que se cuiden. Que usen el tapabocas. Si la gente está cansada, imaginen nosotros. Les pedimos que piensen en nosotros, estamos cansados, agotados. Necesitamos que piensen en nosotros que estamos expuestos todo el día».

María José Ramos, enfermera de Gineco-Cirugía, manifestó que «la gente está cansada y nosotros también, pero es fundamental cuidarse. Hemos tenido una lucha complicada este año. Queremos que se cuiden. Ojalá que la vacuna de un alivio, que sea positivo para todos. Queremos que esto se termine de una vez por todas».

Florencia Cabrera, enfermera del Área Covid, remarcó que «estamos trabajando a full, lo más que podemos, dando lo mejor con lo poco que tenemos. Todos debemos cuidarnos, hay gente que perdió familiares, hay que calmarse, bajar el ritmo. La gente se relajó demasiado y nosotros estamos explotando. Queremos que se tome conciencia».

Matías Luna, enfermero de Terapia Intensiva, indicó que «este año fue muy duro para nosotros. Nos tocó tener familiares, compañeros, amigos fallecidos. Tuvimos la pérdida de Julia, fue un momento muy duro. Se han enfermado compañeros. Tenemos una luz de esperanza con la vacuna, sea cual sea».

Mariana Acevedo, del Servicio del Área de Emergencias, expresó que «considero que esta pandemia ha sido muy estratégica con respecto a los cuidados. Eso deben desarrollar, hay que cuidarse, diseñar en cada familia y cada lugar algún tipo de protocolo para prevenir. La única forma es cuidarnos para que no se transmita el virus».

Noelia Villagra, de Neumonología, dijo que «este año fue complicado. Todo lo que es vías respiratorias estuvimos a full. Felicito a mis compañeros, hemos estado al frente y dispuestos pese a todo lo que hemos pasado. Queremos que esto se termine, dejó pobreza y tristeza. La vacuna es la esperanza, ojalá Dios nos proteja».

Fiaman Cincuini, del Área de Servicio de Traumatología, remarcó que «agradezco a la gente que se cuidó. Supimos salir y hacer frente por todo lo que vivimos este año. Fueron días agotadores, con poco personal, con la sala llena. No había camas, no sabíamos de dónde sacar fuerzas. No sabemos cuándo se va a ir esto y por eso hay que cuidarse».

Verónica Cáceres, supervisora en el Departamento de Enfermería, destacó «el trabajo del personal de Salud. Hay que felicitar y agradecer, fue increíble cómo trabajaron. La vacuna es una luz de esperanza para poder seguir con nuestra tarea y para todas las personas mayores. Hemos visto morir a personas y es muy triste. Si no nos cuidan a nosotros como enfermeros, quién los va a cuidar a todos. No hay que bajar los brazos, hay que tener fe».

Andrea Marcillo, enfermera de Aislamiento, señaló que «agradezco a todos los compañeros que se pusieron la camiseta, que enfrentamos todo. Los enfermeros necesitamos ser reconocidos con un salario digno. No tuvimos la opción de quedarnos en casa. Es nuestra profesión pero somos humanos. Esperemos que no se olviden de nosotros, enfrentamos todo esto con nuestro corazón». Elonce.com