Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

Pese a la ordenanza “Glifosato Cero”, juez federal autorizó la venta del agrotóxico en Gualeguaychú

163

“Este es un avance más de un modelo productivo que nos va envenenando y que creo que ha llegado al límite”, aseveró el viceintendente de la ciudad. “Vamos a seguir peleando para que cese este proceso de envenenamiento con los propios alimentos”, apuntó.

El juez federal de Concepción del Uruguay, Pablo Seró, autorizó la venta de glifosato en Gualeguaychú, ciudad que se había declarado libre del agrotóxico, mediante una ordenanza municipal.

El fallo favorable a comerciantes que venden el químico, autoriza su comercialización “hasta que se resuelva la cuestión de fondo”, es decir, un planteo de inconstitucionalidad de la Ordenanza N° 12.216/18 denominada “Glifosato Cero”.

El Concejo Deliberante de Gualeguaychú había declarado a la ciudad “Libre de glifosato” y había prohibido su aplicación, almacenamiento, transporte y comercialización. Pero, algunos propietarios de locales comerciales que venden el producto presentaron una medida cautelar y encontraron en el juez Federal subrogante que hizo lugar a tal petición.

“Son muchos los intereses que están en juego. Pero estamos preparados para estos embates, ya que al juez Seró ya lo conocemos por las causas vinculadas a Botnia e indiscutiblemente no le interesa ni la salud ni el medio ambiente”, aseguró el viceintendente de Gualeguaychú, Jorge Maradey, a APF, tras el revés judicial.

Para Maradey, “éste es un avance más de un modelo productivo que nos va envenenando y que creo que ha llegado al límite”. En tal sentido, aseveró: “Vamos a seguir peleando para que cese este proceso de envenenamiento con los propios alimentos”. Con esta decisión judicial “se está privilegiando el dinero por sobre la salud”, expresó el Viceintendente de Gualeguaychú.

Los próximos pasos del municipio

Los asesores legales de la comuna de Gualeguaychú están evaluando los pasos a seguir para que no se dé marcha atrás con la ordenanza. “Ésta es una oportunidad para volver a poner el tema en el tapete y para que la gente sepa quién está de un lado y quién del otro”, expresó Maradey.

Sobre el planteo de inconstitucionalidad que hicieron quienes comercializan glifosato y algunos sectores rurales, el funcionario dijo que la Constitución dice que ningún emprendimiento puede ir en contra de la salud ni producir daño en el ambiente. Además, la Convención Interamericana de Derechos Humanos y la Suprema Corte de Justicia avala esto porque se trata de derechos fundamentales. “La Municipalidad tiene autonomía porque cuando se produce un daño, el primer perjudicado es el que está más cerca. Como dice la OMS, el glifosato es potencialmente cancerígeno. Todos sabemos que ha aumentado la frecuencia y la incidencia del cáncer, sobre todo en las zonas rurales. Indudablemente el tema del glifosato es una cuestión de salud pública, no es un tema de modelo productivo ni de modos de cultivar”, enfatizó.

Finalmente Maradey, que es médico, hizo referencia “al aumento de la cantidad de malformaciones, de abortos espontáneos, de alteraciones en la piel” y aseguró que han crecido en forma sorprendente los casos de cáncer de riñón”.

Los puntos de la ordenanza “Glifosato Cero”

La Ordenanza 12.216/13 en su primer artículo prohíbe en todo el ejido de la localidad de San José de Gualeguaychú el uso, aplicación, expendio, almacenamiento, transporte, comercialización y venta del producto llamado en forma general “Glifosato” y aquellas formulaciones que lo contengan.

En su segundo artículo establece que la Dirección de Ambiente, dependiente de la Secretaría de Desarrollo Social y Salud, la Dirección de Inspección General y la Dirección de Tránsito, dependientes de la Secretaría de Gobierno de la Municipalidad de San José de Gualeguaychú, serán los órganos de aplicación y control.

La prohibición no admitirá ningún tipo de excepciones posteriores de ninguna índole y más allá de las penas que correspondan por el código de faltas municipal, establece las siguientes sanciones específicas para quien incumpla con lo establecido en la presente ordenanza:

  1. a) A quien o quienes incumplan lo normado por el Artículo 1° de la presente en cuanto a uso y aplicación, se les decomisarán los productos y se aplicará una multa de 500 UTM. En caso de reincidencia se decomisará y corresponderá una multa de 1000 UTM a modo de sanción, incrementándose la misma en futuras ocasiones de manera gradual al doble de la última sanción.

 

  1. b) A quien o quienes incumplan lo normado por el Artículo 1° de la presente en cuanto a almacenamiento, expendio y venta, se les decomisarán los productos y se les aplicará una multa de 500 UTM. En caso de reincidencia corresponderá decomiso, multa de 1000 UTM y la clausura preventiva del establecimiento donde se detecte dicha violación.

También la ordenanza insta a invitar al resto de los Concejos Deliberantes de la ciudades y comunas de la provincia a llevar adelante medidas semejantes a la que se establece en la ordenanza.Glifosato: “Estamos preparados para estos embates”, dijo el Viceintendente de Gualeguaychú tras el revés judicial.

A %d blogueros les gusta esto: