Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

MÁS VOCES ADVIERTEN LA HERENCIA QUE DEJA VARISCO

178

Primero un asesor de Bahl señaló cientos de contrataciones irregulares. Ahora el intendente electo dijo que «vamos a arrancar 200 metros bajo tierra». Los concejales del PJ alertan que peligran los salarios y servicios del municipio.

Tras conocerse un informe del Ejecutivo Municipal que demuestra que el intendente de Paraná, Sergio Varisco (Cambiemos), ya ha ejecutado el 86 por ciento del presupuesto previsto para este año, los ediles opositores del Frente para la Victoria-Partido Justicialista expresaron su preocupación por «la grave situación económica y financiera» del Municipio y advirtieron que «peligra el pago de salarios».

Previamente, Eduardo Macri, uno de los asesores económicos del intendente electo Adán Bahl que se encuentra analizando las finanzas municipales, aseguró que de cara a las elecciones -en las que fue derrotado- Varisco contrató más de 1.300 personas. «Ahora empiezan a vencer los contratos de seis meses. Si después (Varisco) no tiene fondos para pagar, la gente lo va a sacar a él», alertó Macri este jueves en declaraciones radiales.

Este viernes el bloque opositor también hizo observaciones sobre las incorporaciones de personal y además sobre el inicio de obras sin financiamiento y el direccionamiento de recursos a items «no prioritarios», sumado a los bajos de ingresos por recaudación y la falta de envío de partidas comprometidas por Nación.

Bahl: «no vamos a meter palos en la rueda»

Por su parte, el propio intendente electo alertó que la actual gestión municipal “ha incurrido de manera irresponsable en el aumento del gasto” y adelantó: “a esto lo vamos a tener que afrontar todos los paranaenses».

Fue este viernes en declaraciones a El Once en el marco del programa de capacitación para concejales de toda la provincia que organiza la vicegobernación. “Vamos a arrancar 200 metros bajo tierra por una situación financiera caótica”, sentenció Bahl

“Aparece una insuficiencia presupuestaria muy importante que no tiene solución. El intendente y sus funcionarios tienen la responsabilidad de comandar el barco hasta el 10 de diciembre. Cuando asumamos le buscaremos la solución”, agregó el vicegobernador.
“Veníamos advirtiendo desde hace mucho tiempo la situación económica, financiera y presupuestaria del municipio. Llega un momento en el que la verdad empieza a aparecer», indicó y precisó que hay «gastos en partidas de funcionamiento, personal u obras públicas en las que no se ha avanzado con la previsión presupuestaria correspondiente».

El jefe comunal electo habló de una «administración caótica, sobre todo en los últimos cinco meses» y expresó expectativas porque en el gobierno de Cambiemos “tomen conciencia de la situación actual y realicen las correcciones necesarias».

«Queremos ser prudentes, no vamos a meter palos en la rueda. El intendente y sus funcionarios tienen la responsabilidad de comandar el barco hasta el 10 de diciembre, pero es preocupante. El 11 de diciembre deberemos afrontar innumerables soluciones financieras, deudas y pasivos flotantes”, completó.

Bloque PJ habla de «desmadre»

Los concejales David Cáceres, Juan Enrique Ríos, Stefanía Cora, Sebastián Bértoli y Cristina Sosa solicitaron mediante una conferencia de prensa al intendente radical la “voluntad política” para reconocer la situación, bajar el gasto y declarar la emergencia económica a fin de evitar una “situación de desmadre”.

Los ediles peronistas afirmaron a la ciudadanía que si no se toma ninguna medida “peligra el pago de sueldos a los trabajadores municipales y la prestación de servicios esenciales”.

La bancada señaló que las comunicaciones realizadas por la gestión actual durante el proceso electoral referidas a un supuesto superávit «no eran reales» y explicaron que no se recaudó lo proyectado, que Nación solo envió el 12 por ciento de los fondos comprometidos para obras y que el único ingreso de las arcas municipales que se vio incrementado fue el percibido en materia de coparticipación que envía la provincia.

Toda la información compartida durante la conferencia de prensa surge de un informe elaborado por la Secretaría de Hacienda de la Municipalidad de Paraná al que tuvieron acceso los ediles, se indica en el comunicado del bloque enviado a INFORME DIGITAL.

Incorporación de personal

«La previsión del gasto para finalizar el ejercicio 2019 en la partida de personal, habla de un claro déficit del orden de los 890 millones de pesos. Esto tiene que ver con la incorporación indiscriminada de personal y las recategorizaciones sin partida presupuestaria, fundamentalmente durante los meses de las elecciones», remarcó el concejal Enrique Ríos.

De acuerdo a los números que maneja el bloque, hubo 1.700 nuevas incorporaciones en el último año, lo que suma un total de 7.127 empleados en la planta de personal municipal al día de la fecha, 400 de los cuales ingresaron en junio de este año.

David Cáceres aseguró que el Municipio se encuentra en un estado de “degradación política e institucional” y señaló que es “una situación realmente grave donde -de no mediar medida alguna-, peligra en los próximos meses el pago de sueldos a los empleados municipales».

«No quisiéramos llegar a eso, pero se va a tener que revisar todo lo que se ha hecho en estos cinco meses de campaña», remarcó Cáceres respecto del peligro del pago de haberes.

El concejal reelecto el pasado 9 de junio remarcó además que, finalmente “sabemos cuál es la dimensión real de la planta de personal, lo que hasta hace poco era un misterio, aunque debería ser información pública”. Recordó que en 2015, cuando asumió el actual intendente, la cantidad de empleados era de 5.400 y que la gestión anterior dejó un “presupuesto ordenado, con superávit y 600 millones de pesos en plazo fijo”.

Obras sin financiamiento

Ríos precisó también que existen obras iniciadas y no cuentan con el respaldo presupuestario, “por lo cual peligra la continuidad de las mismas. Lo más grave es que la relación entre la recaudación planificada y la real dista mucho una de otra. Es casi un 25 por ciento menos”, remarcó.

Por otro lado, según subrayó Ríos, el envío de los fondos nacionales comprometidos en este sentido no alcanza el 12 por ciento. «Se había planificado un plan de obra con 470 millones de pesos con fondos nacionales, pero solo han llegado 53 millones a las arcas municipales”, informó Ríos.

Los ediles opositores recordaron que el presupuesto 2019 explicita que las obras con financiamiento nacional que no cuenten con esos fondos, deberán ser cubiertas con recursos genuinos del municipio.

A su momento, la concejal y candidata a senadora nacional del frente Todos, Stefanía Cora, recordó que los integrantes de su bloque aprobaron el presupuesto 2016 “para no poner palos en la rueda, pero en los años siguientes siempre advertimos sobre la falta de previsiones y marcamos nuestro desacuerdo con las prioridades establecidas por el Ejecutivo Municipal”.

Por otra parte, Cora comparó que, mientras que Varisco ya ejecutó un 86 por ciento de su presupuesto, hay áreas provinciales «que no alcanzan al 50 por ciento”.

Transporte urbano

El tema del transporte urbano fue otro de los puntos álgidos, ya que este viernes los trabajadores del transporte estaban llevando adelante un paro por reclamos salariales. Los ediles enumeraron una larga lista de irregularidades que denunciaron oportunamente e incluso señalaron que “nunca se tuvieron en cuenta nuestras propuestas sobre el tema”. Una de las cuestiones más graves es que el Municipio realizó un préstamo de 13 millones de pesos a la empresa concesionaria (que aún no fueron devueltos), lo cual no corresponde, porque “el Estado Municipal no puede ser prestamista de los privados”.

La concejal Cristina Sosa destacó que desde el bloque han hecho «solicitudes de informes y convocatorias a funcionarios y hasta al mismo intendente, las cuales nunca fueron respondidas. En el caso del transporte, como lo señalamos oportunamente, la concesión del servicio fue hecha a medida de la empresa ´preferida´ del intendente”.

Servicios básicos

El último ítem referido por el bloque justicialista fue el abastecimiento de elementos, insumos y herramientas para que los empleados municipales hagan su trabajo y presten los servicios. «Vemos que peligra», expresó Cáceres. Y agregó: «Estamos en una situación totalmente compleja donde no sabemos cómo se van a atender por ejemplo los jardines maternales o la asistencia a personas en situación de calle».

Finalmente, el concejal aseguró que “los más desposeídos van a ser los más perjudicados en esta situación. Es prioritario empezar a bajar el gasto y priorizar el destino de los recursos a pago de sueldos y el servicio elemental y básico». (informedigital)

A %d blogueros les gusta esto: