Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

La Nación le debe a Entre Ríos casi 100 millones de pesos en programas de Salud

349

Cada vez peor: la mayor parte de la deuda es de Incluir Salud, un plan que atiende a jubilados, pacientes oncológicos y otras patologías graves. Es la peor deuda en 14 años.

El Estado Nacional le adeuda a la provincia de Entre Ríos 98 millones de pesos correspondientes a los fondos del programa Incluir Salud. Esa cifra se refiere a las partidas del tramo final de 2016, todo 2017 y lo que va del corriente año. Se trata del atraso de partidas más prolongado y grave que se experimenta en los 14 años que lleva de presencia en el territorio provincial el programa, consignó Análisis Digital.

En la provincia, el programa tiene 42 mil usuarios que corresponden a los beneficiados entrerrianos de pensiones nacionales, muchos de los cuales son pacientes crónicos, con discapacidades que requieren prestaciones de alta complejidad. Hay entre ellos pacientes oncológicos, adultos mayores, pacientes que requieren diálisis y otras prácticas que no pueden postergarse, ni interrumpirse.Las partidas nacionales históricamente permitían la atención en algunos de los 50 hospitales públicos entrerrianos y clínicas privadas, pero también la cobertura de prestaciones particulares como los traslados o acompañantes terapéuticos.

Actualmente, con las prestaciones están siendo atendidas en su totalidad por el Estado provincial, según indicó la ministra de Salud, Sonia Velázquez. «Estamos erogando nueve millones de pesos mensuales para sustentar las prácticas sanitarias de altos costos para estos usuarios, y eso sale de rentas generales”, indicó la titular de la cartera sanitaria entrerriana, para quien la situación se presenta como “el más complejo que se ha presentado en la provincia en cuanto a ausencia o retirada de la asistencia nacional”.

Velázquez conoce en detalle el programa porque en 2009 fue la responsable del desarrollo del programa en la provincia, y afirma que el mismo está sujeto a monitoreos y controles permanentes. Sin embargo, las dudas que hoy se tiene desde el Ministerio de Salud de Entre Ríos es si el hecho de que el programa se haya sacado, a nivel nacional, de la esfera de Salud y se lo ponga bajo la dependencia de una agencia especial, será perjudicial o no.

Por lo pronto, el hecho de que se haya creado una agencia nueva para manejar el programa a nivel nacional y desde allí bajarlo a las provincias, es un argumento que se ha esgrimido, de carácter burocrático, para “justificar” los retrasos en el envío de partidas. “Es una agencia nueva, ya se va a arreglar”, se escucha como toda respuesta ante los reclamos.

Eso es así cuando alguien, en Buenos Aires, atiende los reclamos de Entre Ríos, porque una situación que se ha vuelto habitual es que los responsables de áreas o de organismo nacionales no atiendan los llamados telefónicos.

Incluir Salud es un programa de naturaleza federal, que tiene por objetivo brindar cobertura médico integral a los afiliados residentes en todo el territorio nacional. Los destinatarios son beneficiarios de Pensiones No Contributivas -PNC- por vejez, invalidez y madres de siete o más hijos; graciables y leyes especiales, otorgadas y a otorgarse con la intervención de la Comisión Nacional de Pensiones Asistenciales, siempre que hayan solicitado su afiliación al programa.

La agencia antes dependía del Ministerio de Salud, y ahora está bajo la órbita de la Vicepresidencia de la Nación, es decir que depende de Gabriela Michetti. En tanto que en Entre Ríos el programa sigue en la esfera de Salud.

Existe preocupación entre las autoridades entrerrianas porque con la lógica de las demoras crónicas en el envío de las partidas y con los anuncios de recorte en todas las áreas anunciadas por el gobierno nacional y que estará comandado por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovene, con todo eso de contexto, Nación quiere sentarse con Provincia para determinar una nueva cartilla de cobertura que corresponda al Estado federal.

Es decir que existe el temor de que se oficialice el desentendimiento que de hecho viene haciendo Nación en materia de varios ítems de Salud.

El retraso más serio en materia de Salud se está produciendo en el programa Incluir, porque los restantes programas han logrado cierta regularidad en la recepción, luego sí de un período durante 2016 en que se frenaron las remesas o partidas.

Fue el caso de Remediar, que se había estancado en un 70%. Es decir que más de dos tercios del botiquín que se enviaba a los centros de salud de la provincia no estaba llegando a la provincia, por lo que en lugar de aportar el 30 por ciento, Entre Ríos se estaba haciendo cargo del 70% nacional, más el 30% provincial.

Desde la cartera sanitaria entrerriana han dicho que en dos oportunidades, durante el año pasado, hubo que hacer refuerzos presupuestarios para los centros de salud de modo de atemperar el impacto de la caída de los medicamentos que Nación tiene el compromiso de enviar a través del programa CUS Medicamentos, anteriormente llamado Remediar.

No hay faltante de envíos federales en vacunación, pese a que el año pasado se experimentó un faltante de la vacuna contra el meningococo, conocida como Menveo, y otra contra fiebre amarilla, pero que en este caso obedeció más a una demanda estacional que a la ausencia de planificación, consideran desde Salud provincial.

La reciente estampida en el precio del dólar en la Argentina tuvo consecuencias en la adquisición de medicamentos, equipamientos e insumos en Salud. El lunes de la semana pasada se activaron los requisitos administrativos para la adquisición de insumos necesarios pero los proveedores se excusaron de participar por falta de referencia en materia de precios. Es decir que muchos proveedores están evitando vender hasta que se aclare el panorama cambiario.

Esto plantea retrasos en la compra de respiradores pediátricos y de adultos, y de otros insumos importados como las suturas y prótesis.