INDUSTRIALES ENTRERRIANOS NO ESPERAN REPUNTE HASTA QUE SE VAYA MACRI

122

Un informe de la UIER muestra que caen las expectativas de que el 2019 termine mejor para el sector. Se redujeron a la mitad las empresas que esperan aumentar producción y ventas antes de fin de año, cuando Fernández sucederá a Macri.

Un informe de Coyuntura de la Unión Industrial de Entre Ríos (UIER) del tercer trimestre (julio, agosto, septiembre) concluyó que «la industria entrerriana sigue con dificultades y decaen las expectativas para el cierre de 2019».

Según el relevamiento, son cada vez menos los propietarios de industrias en la provincia que esperan que la situación del sector mejore en lo que queda del mandato de Mauricio Macri, que termina el 10 de diciembre, cuando le entregue el bastón presidencial a Alberto Fernández.

“Las expectativas de evolución de las principales variables se deterioraron respecto al trimestre anterior”, anuncia el estudio de la entidad, que menciona los problemas que afectan a los empresarios: el 83% apuntó a la carga impositiva, cerca del 75% a las dificultades de financiamiento, 63% al aumento de las materias primas y 55% a la caída en el nivel de ventas.

Escenario

La UIER descubrió que durante el tercer trimestre más de la mitad de las industrias en la provincia registraron una caída en el nivel de producción y/o las ventas, lo que hace proyectar malas expectativas para los últimos tres meses del año; mientras que sólo el 30% pudo aumentarlas.

«Se advierte que el sector continúa con dificultades propias de la inestabilidad económica nacional, a pesar de la reactivación de ciertas actividades productivas», observa el estudio.
De acuerdo al relevamiento, durante julio, agosto y septiembre el 30% de las industrias consultadas aumentaron su nivel de producción y/o ventas respecto al segundo trimestre, aunque el 53% contrajo su nivel de producción y/o las ventas.

Se identifica una peor situación respecto del segundo trimestre, pero levemente mejor a las tendencias de fines del 2018 y comienzos de este año, dice la UIER.

Esta situación se refleja en las tendencias respecto a los niveles de empleo y horas trabajadas. Por otro lado, la Utilización de la Capacidad Instalada también da cuenta de una disparidad. Si bien aumentó el porcentaje de industrias que trabajan a más del 80% de su capacidad instalada respecto al primer y segundo trimestre, también aumentó el porcentaje de industrias que trabajan a menos del 60%, dando cuenta de las tendencias contrarias en distintos sectores.

Proyecciones

De acuerdo a datos relevados por la entidad, solamente el 21% de las industrias consultadas evaluaron al tercer trimestre como bueno, y esperan que el próximo trimestre sea mejor o igual. Por otro lado, el 46% identificó al tercer trimestre como malo, y principalmente esperan que el cuarto trimestre sea igual o peor, reflejando la convivencia de dos situaciones dispares.

«Las expectativas de evolución de las principales variables se deterioraron respecto al trimestre anterior, donde habían mejorado sustancialmente. El nivel de industrias que esperan que aumente su producción y ventas en el próximo trimestre se redujo a la mitad», registró el informe.
En el tercer trimestre del año solo el 15% de las industrias consultadas esperan que en el cuarto trimestre su situación mejore, mientras el 31% espera estar peor.

Inversiones abajo

En otro sentido, también se indagó en las perspectivas para realizar inversiones en el cuarto trimestre del año 2019: el 17% de las industrias consultadas respondieron que realizarían inversiones, similar a los trimestres previos. Entre estas inversiones, se busca aumentar la producción, mejorar la calidad, incrementar el capital de trabajo y capacitaciones.

Complementariamente, el relevamiento señala que aumentó el porcentaje de empresas que no tiene previsto realizar inversiones ni se encontrarán realizando inversiones ejecutadas con anterioridad. En el tercer trimestre dicho porcentaje subió al 60%, mientras que en el trimestre anterior fue del 43%. (informedigital)