Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

EL SOEVER RECHAZÓ EL PROYECTO DE LEY DE EMERGENCIA DEL GOBIERNO PROVINCIAL

1.201

Lea el texto completo del comunicado que hizo público la Comisión Directiva del gremio.

Ante la propuesta de una nueva Ley de Emergencia en la Provincia, a la cual se la define como “solidaria”, desde la Comisión Directiva Central del Sindicato de Obreros y Empleados Viales de Entre Ríos (SOEVER) expresamos nuestro más enérgico rechazo a esta iniciativa mediante la cual se pretende aumentar los aportes personales del sistema previsional de los trabajadores y las trabajadoras, como así también del sector pasivo.

En este contexto de pandemia que afecta a la población en general entendemos la deficiencia en materia recaudatoria por la que atraviesa nuestra provincia, pero consideramos que no es la clase trabajadora y pasiva la que una vez más deba hacer el esfuerzo de aportar para paliar esta crisis económica, sanitaria, financiera, fiscal, administrativa y previsional que expresa el proyecto.

Es el Estado quien debe buscar otros mecanismos para enfrentar esta situación de emergencia para garantizar su funcionamiento. Hay otros sectores que podían ser solidarios y aportar para equilibrar las finanzas provinciales, y no que sean las trabajadoras y los trabajadores siempre la variable ajuste.

En la práctica sabemos que estos proyectos significan un parche pero no la solución de fondo, apelándose a la ya vieja conocida fórmula de tocar los bolsillos de los compañeros activos y jubilados, lo cual se materializará a través de un aumento en los aportes jubilatorios.

Seguimos viendo que siempre los “platos rotos” los pagan los trabajadores y las trabajadoras, y con variables de ajustes que hacen recordar tristes épocas de nuestra historia. Vale señalar que estamos percibiendo los sueldos sin ningún tipo de actualización desde diciembre de 2019 y, en este contexto de inflación y preocupación de toda la sociedad, donde el costo de vida golpea fuertemente en nuestros hogares, no vamos a ser consecuentes con el poder político para que nuevamente paguemos el costo del ajuste que son consecuencia directa de una gestión deficiente del Estado.

¿Es que acaso no se puede apelar a otra fórmula que no sea la misma que viene produciendo resultados negativos a lo largo de los años?

Si a la situación de incertidumbre que estamos atravesando, le sumamos un nuevo castigo a la clase trabajadora que ya han visto depreciarse sus sueldos, esto configurará un estado crítico de situación que debe ser afrontado y resuelto por los gobernantes.

Los y las laburantes se verán más complicados si sus ingresos se reducen vía el aumento de los “aportes solidarios que van del 4 al 10% tanto para activos como para pasivos.

Por lo que entendemos que es hora de llamar a consensuar Políticas de Estado que tengan en cuenta a nuestros jubilados y también que nos incluya a los trabajadores que reclamamos por sueldos dignos, y que se amplíe a aquellos que generan trabajo y apuestan a la producción en la provincia.

No somos responsables de gobiernos que nos llevan a recurrentes emergencias, más allá de la situación que no desconocemos, pero también hemos visto que las emergencias han sido la fórmula que han utilizado para avanzar sobre nuestros derechos, sobre lo que nos corresponde y lo hemos ganado.

Como si fuera poco, no queda claro si los trabajadores con Convenios Colectivos, nos vamos a sentar a discutir nuestras condiciones salariales y laborales a futuro o si quedaremos sujetos a la buena voluntad del Gobierno que decida unilateralmente la pauta salarial.

Desde ya que nos manifestamos en repudio de medidas como las que se pretenden instalar, e instamos a todos los trabajadores a defender nuestro Sistema Previsional que ha sido atacado por gestiones irresponsables de la cual no somos culpables nosotros y nuevamente, en medio de una situación angustiante para la mayor parte de la población, se siguen recetas viejas, rechazadas por la mayoría que seguramente no votó estos lineamientos.

Apelen nuestros gobernantes a la creatividad, a la innovación, a la austeridad en el manejo de la cosa pública, y no continúen repitiendo la misma película que ya sabemos cómo termina, con una minoría que siempre sale airosa, independientemente del signo político que gobierna.

En tal sentido, los Viales provinciales nos declaramos en estado de alerta, en defensa de nuestros derechos, del sistema previsional y de la Ley 8732.