Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

EL GOBIERNO SALIÓ A CRUZAR A LA MESA DE ENLACE

206

Las cúpulas agrarias exigieron que las reciba Bodet o saldrán a las rutas. El ministro Bahillo leyó los planteos en clave política: “hay dirigentes más abocados a cuestiones partidarias que a la legítima defensa de los productores”.

Referentes de las cuatro entidades que conforman la Mesa de Enlace en Entre Ríos (Federación Agraria, Farer, Sociedad Rural y Fedeco) se reunieron para analizar el impuesto inmobiliario rural en la provincia y la nueva aplicación del Consenso Fiscal y advirtieron por posibles medidas de protesta en Entre Ríos.

Pidieron ser recibidos por el gobernador Gustavo Bordet o el ministro de Economía, Hugo Ballay, declararon el estado de alerta y movilización y si no hay respuesta a esa solicitud, “en la primera semana de marzo podría haber medidas gremiales por demanda de las bases”.

La respuesta oficial llegó a cargo del ministro de Producción, Turismo y Desarrollo Económico, Juan José Bahillo, que no escatimó cruces a los dirigentes de la Mesa para deslegitimar sus reclamos y defender la gestión provincial.

«Sectores del campo se esfuerzan por instalar en la provincia un debate carente de contenido que está ligado al Impuesto Inmobiliario Rural. Tales críticas son, cuanto menos, apresuradas», expresó el ministro y recordó que «el monto de los avalúos para Impuesto Inmobiliario Rural de 2020 de Entre Ríos aún está en etapa de evaluación».

El funcionario advirtió que «el gravamen no está definido; no hay un número ni un porcentaje sobre el que debatir. En poco más de 60 días operará el primer vencimiento, pero antes el gobierno escuchará todas las opiniones; como se ha hecho desde hace cuatro años».

«Sin embargo, desde la Mesa de Enlace algunos de sus dirigentes cuestionan sin información, dado que tales precisiones aún no existen. Yo no sé cuál será el monto del avalúo y soy el ministro de la Producción», graficó Bahillo.

“Me llama la atención esta ansiedad por definir el número del impuesto cuando todavía se está evaluando. Poner como único tema de la agenda de desarrollo del sector primario entrerriano el Impuesto Inmobiliario Rural exhibe una mirada mezquina de corto plazo” sentenció el jefe de la cartera productiva entrerriana.

Sobre la demanda de una audiencia con el gobernador, Bahillo contestó que «es desconocer la gestión de Gustavo Bordet, que durante cuatro años demostró que es abierto al diálogo, que busca consensos y es receptivo».

«Veo que intentan generar un conflicto sobre algo que no existe. Nosotros no le escapamos a la responsabilidad, pero de los dirigentes de las entidades también se espera que trabajen en el desarrollo”, insistió Bahillo.

Gestión provincial

Sobre las políticas de la Provincia hacia la producción, el ministro ponderó: “trabajamos una agenda productiva integral por indicación del gobernador que incluye a todos los sectores de la producción. Ya nos reunimos con casi todos. Con ellos elaboramos una agenda de trabajo para agregarle valor a la producción. Hablamos del desarrollo de los puertos y ferrocarriles para ser competitivos, trabajamos sobre la rentabilidad, el financiamiento nacional y privado».

«Construimos para darle competitividad al sector. Nos reunimos con referentes de la industria del conocimiento, el INTA, las facultades, colegios de profesionales. La misión es desarrollar mercados, cuidar el medio ambiente y ser competitivos. Tenemos una agenda muy rica y llena de desafíos por delante”, añadió.

Bahillo apuntó al gobierno nacional anterior, de Mauricio Macri, y señaló que “venimos de un modelo económico que destrozó la trama productiva y social, más del 90% de los argentinos salimos perdiendo. Muy pocos ganaron. El gobierno anterior destruyó el aparato productivo. Con tasas del 60 y 70% pulverizaron la economía. Ahora debemos recomponer la macroeconomía y fijar condiciones favorables para la producción y el trabajo”.

“Ya tenemos una tasa financiera de referencia hacia la baja, pagable; una inflación que se va controlando y, un tipo de cambio competitivo y previsible que acompaña a los movimientos de los trabajadores”, sugirió.

Partidarios

El funcionario de Bordet vinculó los reclamos de los referentes del campo a cierto interés partidario opositor. “Parecen tener la intención de poner un elemento disruptivo en la política provincial, para diferenciarse. Parece que buscan una excusa para hacer política partidaria antes de ponerse a trabajar en construir una agenda de desarrollo productivo”, fustigó.

Para el titular del Ministerio de la Producción “ciertos dirigentes han distorsionado el legítimo reclamo de los productores. Parece que a partir de los reclamos del sector hacen militancia activa por un partido político».
«Nosotros no nos detenemos en eso, pero tampoco caemos en la ingenuidad de no ver que algunos dirigentes hacen foco en el desgaste de un gobierno para llegar a alguna cuestión electoral”, cerró Bahillo.