Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

Duro documento de Cambiemos a favor del tarifazo eléctrico

512

Desde la Mesa de Cambiemos del Departamento Paraná aseguraron que la medida era imprescindible «para encarar un profundo cambio». Además, responsabilizaron a Enersa y las Cooperativa Eléctricas por aplicar subas por costo de distribución.

La Mesa de conducción de Cambiemos del Departamento Paraná (Paraná Ciudad y Campaña), emitió un comunicado en el que realizó una cerrada defensa de la subas de tarifas en los servicios públicos que aplicó el Gobierno nacional. Principalmente, se refirieron al incremento de la tarifa eléctrica, y consideraron que «en la prestación de los servicios del Estado no hay nada gratis. Siempre hay un costo, y alguien lo tiene que pagar». La frese elegida por los dirigentes recuerda las palabras que enunció días atrás el ministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio.

«Cualquier servicio, sea en la educación, la salud, lo asistencial, y también en los servicios públicos, como son el energético, de gas, agua potable, entre otros, todos tienen un costo, y alguien lo paga. Cuando no lo paga el usuario, normalmente es el Estado quien lo hace, y el Estado solamente se nutre genuinamente de los impuestos que percibe. Entonces, cuando algún servicio es gratuito, y seguramente que es bueno que lo sea, debemos saber que se lo cubre con los impuestos que se perciben por el Estado, ya sea Nacional, Provincial, o en cada uno de los Municipios. Creer que hay servicios gratuitos, porque no generarían costos, es una gran mentira», dijeron desde la Mea de Cambiemos del departamento Paraná.

En esa línea, también afirmaron que «desde algún sector de la política se pretende instalar que hay muchos servicios que no tendrían costos, y que por lo tanto nada se les debería cobrar a los usuarios. No hay dudas, para Cambiemos, que la salud pública, y para los más necesitados, ella debe ser gratuita, como lo debe ser también la educación, la seguridad, entre otros. En los señalados (la energía, el agua, el gas y puede haber otros), para algún sector de menores recursos, pueden y deben tener algún subsidio, pero no para generalidad de la sociedad, de la industria, comercio, etc».

En ese sentido, justificaron las medidas tomadas por Nación: «No se ignoran las turbulencias que a nivel nacional existen y que repercuten en la Provincia de Entre Ríos, a raíz de algunas medidas que se ha tenido que tomar para salir de una situación de burbuja ficticia en que se vivía en el País en materia energética. Ha llegado la hora de sincerar esta problemática, y tomar decisiones, que seguramente pueden ser resistidas, pero que son imprescindibles tomar para encarar un profundo proceso de cambio, con una mirada firme, serena y decida en un futuro mejor: Para eso la ciudadanía votó a Cambiemos en el 2015, y ratificó el rumbo en el 2017».

En otro párrafo, sostuvieron que el Gobierno Nacional «se vio obligado» a aumentar la tarifa eléctrica. «Ese servicio tenía un componente de subsidio que lo tornaba de muy bajo costo para el usuario. Al usuario se lo había culturalizado que la generación eléctrica tenía muy bajo costo, y por ende, el derroche, ya sea por el propio usuario, como por las distribuidoras de energía, era algo que se podía hacer o darse el lujo de no tenerlo presente», señalaron en un comunicado.

En relación al costo de la energía en Entre Ríos, dijeron que «lo que no se dice a los usuarios es que más del 30% del componente final del costo de la energía que se paga, lo constituye el costo de la distribución que realizan Enersa y la Cooperativas Eléctricas. De ese elevado costo de distribución nadie habla».

A renglón seguido, la Mesa de Cambiemos sostuvo que «sin dudas que ello tiene su origen en diversos factores, donde seguramente debe estar que se compran más megavatios por Enersa y algunas Cooperativas a CAMMESA, que los que realmente llegan a los usuarios, y esa diferencia se pierde por la obsolencia de las instalaciones de distribución, ya que en los últimos años no se han realizado las inversiones necesarias, pese a que al usuario se le cobra un impuesto provincial sobre el consumo que tiene su destino para el Fondo de Desarrollo Energético Provincial. Las líneas de distribución, obsoletas no solo por el tiempo, sino porque la capacidad de distribución es inferior a la demanda, y ello genera pérdidas de energía. Pero tampoco escapa al costo de distribución las importantes remuneraciones que se deben atender, especialmente en los niveles de dirección. Todo esto lo esto lo paga el usuario, pero en la boleta de la luz no aparece así detallado».

Por último, señalaron que sugerirán a los legisladores provinciales de Cambiemos que se contacten con las autoridades de ENERSA «a los efectos de que suministren la respectiva información, en donde también deberá explicar esta empresa a qué precio compra la energía, y a cuánto se la vende a los usuarios, es decir, cuál es el precio que se paga a CAMMESA; y cuál es el que se le factura al usuario, libre de impuestos, tasas y costos de distribución. Hay sospecha de que la denergía se compra a un precio muy inferior al que se le factura al usuario, y de esto también hay que hablar con la sociedad, y no trasladar la responsabilidad solo a la Nación».