Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

DERECHOS DE ADULTOS MAYORES EN LA AGENDA SANITARIA DE LA PROVINCIA

138

El envejecimiento de la población es una temática que lleva a la necesidad de proponer mayor contención por medio de la implementación de políticas de Estado. En Entre Ríos funcionan cinco hospitales para la atención exclusiva de personas mayores, y otros 16 poseen internación.

La vejez y sus potencialidades para mejorar la calidad de las prestaciones no dejan de ser una prioridad en la agenda sanitaria pública.

“Una sociedad que no atiende los problemas de la tercera edad es una sociedad que no puede realizarse”, sostuvo el gobernador Gustavo Bordet e indicó que “nosotros tenemos un profundo respeto por nuestros mayores, por todo lo que nos enseñaron y por todo lo que trabajaron para que nosotros y nuestros hijos podamos disfrutarlo”, destacó el mandatario y “lo que podemos hacer es trabajar y divertirnos con ustedes, pero también brindar una mejor cobertura social y en salud. Porque estas son tareas indelegables del Estado”.

“Por eso es que hay que atender específicamente determinados segmentos y sectores, como en este caso los adultos mayores, para que puedan tener no solo el esparcimiento y diversión en jornadas deportivas, sino para una mejor cobertura en salud, en asistencia social, porque esto es lo que dignifica”, enfatizó el gobernador.

Para finalizar, reiteró su “compromiso y respeto hacia nuestros mayores que han hecho mucho por enseñarnos, y que nos han dejado un legado que estamos disfrutando. Tenemos la obligación de dejarle lo mismo a nuestros hijos”.

Abordaje integral e interdisciplinario

Argentina es uno de los países con expectativa de vida más alta, ya que ocupa el tercer puesto en Latinoamérica con más envejecimiento. En Entre Ríos deriva una situación similar. Esto trae aparejado una serie de necesidades para esta franja etárea que comprende tanto el abordaje integral e interdisciplinario como la reorganización del sistema de salud para garantizar una atención de calidad a una demanda creciente de prestación de servicios. Es en este punto, donde hay una revisión de las prácticas y normativas por parte del Estado que pone en valor el componente de personas mayores con la implementación de políticas públicas.

De todos modos, que la vejez está asociada a un mal pronóstico, es sólo un mito que se ha difundido por años y que contrasta con estas estadísticas. Actualmente, esta población es diversa y heterogénea, ocupando un amplio abanico de posibilidades: desde personas recién jubiladas, hasta las más ancianas. Hay tantas vejeces como mayores habitan en este planeta y la proyección de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para 2025 indica que en el mundo una de cada cinco personas será mayor de 60 años.

Con una fuerte política de salud para garantizar la visibilización de las personas mayores, con el pasar del tiempo, las instituciones pasaron de ser asilos que albergaban adultos indigentes a establecimientos sanitarios en donde son sujetos de derecho. Es que los paradigmas cambiaron, y la atención hoy se centra en una mirada gerontológica y biopsicosocial, trabajando desde el envejecimiento activo y saludable y buscando que el proceso salud-enfermedad-atención, sea abordado desde la prevención.

En 2007 se sancionó la Ley N° 9823 de Creación del Sistema de Tipificación, Normatización y Reglamentación de Prestaciones y Servicios Gerontológicos y Geriátricos de la provincia de Entre Ríos, la cual fue reglamentada en 2010, a través del Decreto N° 3090.

La normativa distingue entre Instituciones y/o Servicios Gerontológicos, teniendo como autoridad competente el Ministerio de Desarrollo Social de la provincia; y las Instituciones y/o Servicios Geriátricos.

Actualmente, a partir del trabajo conjunto de los equipos técnicos de los ministerios de Salud y Desarrollo Social, así como de los establecimientos públicos especializados en atención geriátrica de la provincia, se avanza en modificaciones a la normativa vigente. La propuesta es redefinir conceptos y términos en cuanto a los perfiles profesionales que se precisan para desempeñarse en ambos tipos de instituciones.

Asimismo, se promueve la conformación de un equipo interdisciplinario básico, revalidando lo establecido en el Artículo 4° de la Ley. Teniendo en cuenta la realidad y los avances en estudios que muestran que ser adulto mayor, en muchos casos, significa tener una vida plena, desde la cartera sanitaria, también trabajan en la conformación de un Área de Salud y Envejecimiento Activo de las Personas Mayores.

El propósito de este espacio será contribuir a elevar el nivel de salud, el grado de satisfacción y la calidad de vida, mediante acciones de prevención, promoción y asistencia ejecutadas por el sistema de salud público, teniendo como protagonistas la familia, la comunidad y el propio adulto mayor, atendiéndolo de manera integral.

Distribución de establecimientos geriátricos

Los geriátricos están destinados a la atención biopsíquica de personas mayores que padezcan enfermedades que requieran de atención médica y de enfermería permanente o no permanente.

En este contexto, Entre Ríos cuenta con cinco Establecimientos de Salud con Internación Especializada en Tercera Edad (Esciete) y, además, existen hospitales que destinan camas para la atención geriátrica. A su vez, los Hospitales de Día buscan la prevención terciaria, la rehabilitación de las personas mayores, y tienen como objetivo evitar la institucionalización, es decir, que permanezcan el mayor tiempo posible dentro de su núcleo familiar.

En función de la nueva categorización de establecimientos sanitarios que la provincia instituyó mediante el Decreto Nº 2524/18, se han constituido como establecimientos especializados en la atención de la tercera edad los hospitales: Fidanza de Colonia Ensayo (Diamante); Pascual Palma de Paraná; Libertador General San Martín de Pueblo Brugo (Paraná); el Hogar de Ancianos de Villaguay; y el Domingo S. Cúneo de Victoria.

Además, los nosocomios que cuentan con internación geriátrica son: en el departamento Colón, el San Roque María de Francou de Villa Elisa y el Chacabuco de Arroyo Barú; en Gualeguay, el San Antonio; en Feliciano, el Francisco Ramírez de San José de Feliciano; en Paraná, el Brague Villar de Hasenkamp; en Gualeguaychú, el Manuel Belgrano de Urdinarrain, el Santa María de Gilbert, el San Isidro Labrador de Larroque y el Güemes de Faustino Parera; en La Paz, el Gregoria Pérez de San Gustavo; en Nogoyá, el Santa Rosa de Lucas González; y en Villaguay, el Noe Yarcho de Villa Domínguez.

En tanto, son establecimientos de gestión compartida junto a las cooperadoras: San Benjamín de Colón, Perú de General Galarza, Castilla Mira de Viale, y San Francisco de Asís de Crespo.

Ordenamiento paulatino de establecimientos

En los últimos dos meses, la Dirección de Prestaciones de la cartera sanitaria, inició un proceso de ordenamiento y regularización de las instituciones geriátricas a través de la articulación con los municipios, que son los responsables directos de las habilitaciones comerciales en cada localidad.

A la fecha se han mantenido encuentros con referentes de Villaguay; Villa Elisa; Villa Libertador General San Martín; Victoria; Gualeguay; Nogoyá; Chajarí; Gualeguaychú; Paraná y Concepción del Uruguay. Cumplida esta instancia se efectúan inspecciones (por equipos integrados con un médico, un arquitecto y un administrativo) en cada localidad, con la determinación de que posteriormente se genere el trámite de habilitación ante el Ministerio de Salud de Entre Ríos, en los casos correspondientes.

Puesta en valor de establecimientos provinciales

Paulatinamente se están desarrollando obras de infraestructura en distintas instituciones sanitarias públicas que trabajan el componente de personas mayores.

Recientemente en el hospital geriátrico Dr. Domingo Cúneo de Victoria, se habilitó la nueva sala y terraza de usos múltiples que requirió una inversión, con fondos de arancelamiento, de unos 2.700.000 pesos.

En tanto que en marzo de 2019 el Pascual Palma de Paraná se inauguraron las mejoras que se realizaron con partidas extraordinarias del hospital y de arancelamiento hospitalario en sectores de Cuidados Paliativos, Sala de Internación de pacientes crónicos, Office de Enfermería, y Salón de Usos Múltiples (SUM), por 125.000 pesos. Asimismo, con una contribución monetaria del Banco Galicia por un total de 841.345 pesos, se adquirieron: 20 camas ortopédicas, 10 colchones anti escaras, tres bombas de infusión de medicamentos, seis bombas de infusión de alimentos y tres monitores multiparamétricos.

Por su parte en el Hogar de Ancianos de Villaguay se cambió el cielorraso del comedor y la sala de estar, espacios donde además se instalaron ventiladores de techo y luces led. También se efectuó la refacción integral del garaje que permitió convertirlo en un área con doble función: resguardo de los vehículos así como salón de usos múltiples. Finalmente está en obra la construcción de dos cambiadores para el personal de enfermería. Todas estas mejoras representan una inversión de 320.000 pesos con fondos de arancelamiento.

Además, mediante Cooperadora, y con una inversión de 1.200.000 pesos, se construyeron dos departamentos para matrimonios de abuelos que permitieron sumar cuatro camas.

Mientras que en el Libertador General San Martín de Pueblo Brugo con fondos provinciales se efectuó la refacción de dos habitaciones así como dos baños ubicados en las mismas. También se construyeron dos nuevos sanitarios en la sala de espera donde además se efectuaron tareas menores como pintura y cambio de puerta y se modificó el comedor. En total en estas obras, entre lo aportado por fondos de programas, donaciones de familiares y los correspondientes al Ministerio de Planeamiento, Infraestructura y Servicios, se invirtieron aproximadamente 830.000 pesos.

Asimismo, desde 2013, se están efectuando distintas obras en el Fidanza de Colonia Ensayo (Diamante). El proyecto incluye: la recuperación de dos pabellones los cuales ofrecerán 18 nuevas camas cada uno; la construcción de un salón de usos múltiples entre los pabellones y se destina a todo lo vinculado laborterapia; la refacción de los sectores de consultorios externos, sala de médicos, estadísticas y kinesiología y la relocalización en esta área de la farmacia; y la remodelación por completo del pabellón próximo al sector de internación con destino al médico de guardia y la jefatura de enfermería. Todas las obras insumieron un monto de 19.470.000 pesos que oportunamente fueron licitadas a través del Ministerio de Planeamiento, Infraestructura y Servicios.

Creación del Programa Provincial Envejecimiento Activo y Saludable (Propeas)

A través de un trabajo interinstitucional con distintos actores, el Ministerio de Salud viene desarrollando la conformación del Programa Provincial Envejecimiento Activo y Saludable (Propeas) que deviene de una definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que lo define como: el proceso de optimizar las oportunidades en materia de salud, participación y seguridad a fin de poder lograr una vida de calidad a medida que las personas envejecen.

Al respecto la ministra de Salud, Sonia Velázquez, señaló: “Desde la cartera sanitaria tomamos la decisión política, encomendada por el gobernador Gustavo Bordet, de constituir un área específica (para personas mayores) con peso de normativa ministerial” y en ese sentido remarcó: “El propósito será contribuir a elevar: el nivel de salud, el grado de satisfacción y la calidad de vida, mediante acciones de prevención, promoción y asistencia interactuando con todos los sectores que tiene el Estado provincial”.

Resulta en consecuencia, prioritaria la conformación de un área de estas características por dos aspectos: por un lado la verticalización de la pirámide poblacional producto del envejecimiento, la disminución de la natalidad y el aumento de la expectativa de vida; y por otro la modificación de la estructura familiar, más frecuentemente monoparental, lo que implica que cada vez existan menos parientes laterales para sostener al adulto mayor. Motivo por el cual surge como indispensable la conformación de una red social de apoyo que debe extenderse más allá del seno familiar.

La creación dentro de la estructura sanitaria provincial de un sector que atienda a las personas mayores, implica esencialmente trabajar y fortalecer algunos aspectos vitales como:

Mantener, incorporar y promover la participación de los adultos mayores en las organizaciones comunitarias como forma alternativa de promoción de salud;

Desarrollar técnicas educativas destinadas a fomentar estilos de vida saludable;

Efectuar actividades educativas sobre la importancia de la responsabilidad de la persona en el diagnóstico precoz de enfermedades prevalentes del envejecimiento;

Incorporar, mantener y fomentar la práctica del ejercicio físico sistemático así como en actividades culturales orientadas de acuerdo a las capacidades de cada uno de ellos;

Crear los centros de adultos mayores como una organización comunitaria que brindará apoyo no formal a sus futuros integrantes;

Orientar adecuadamente al adulto mayor y a la familia sobre situaciones personales y sociales generadoras de discriminación, abuso o maltrato;

Identificar, controlar y modificar los factores dañinos para la salud que por su condición constituyen un elevado riesgo de mortalidad o discapacidad como hábitos tóxicos, adultos solos y sin amparo filial, malnutrición, discapacitados físicos, depresión, suicidio, accidentes y otros;

Garantizar la atención periódica y sistemática en el consultorio, el hogar, en los centros de día de adultos mayores, en centros de jubilados y otras organizaciones que nuclean a este grupo etario;

Registrar y analizar las situaciones de adultos mayores que viven solos, sin amparo filial, impedidos físicos y/o mentales, sordos y ciegos;

Analizar la mortalidad de adultos mayores por localidad, por territorio y región;

Brindar, donde sea factible, consultas de geriatría en el sistema público de salud;

Ingresar en el hogar de aquellos adultos mayores en el que las condiciones de su atención, evolución, familia, vivienda y comunidad así lo permitan mediante búsqueda activa y visitas domiciliarias;

Conformar los equipos de atención gerontológica para la atención especializada de los adultos mayores en la comunidad que garanticen a quienes lo requieran una evaluación geriátrica exhaustiva a nivel del área de salud;

Crear centros de día en las áreas de salud que permitan con los servicios de fisioterapia realizar rehabilitación física y psicosocial de los adultos en la comunidad;

Incorporar a los adultos mayores con un enfoque de rehabilitación integral, a los ejercicios físicos, ludoterapia y actividades recreativas y culturales como talleres de la memoria, entre otras.

Cabe citar que, algunas de las estrategias previamente desarrolladas, ya se ejecutan a través de las acciones que llevan adelante tanto centros de atención primaria como hospitales y programas con desarrollo territorial. (dgip)

A %d blogueros les gusta esto: