Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

BORDET, STRATTA Y KUEIDER DE CAMPAÑA CON ALBERTO EN MENDOZA

228

El gobernador, la ministra y el candidato a senador acompañaron al postulante a la presidencia del Frente de Todos en un acto con fuerte tónica federal. Fernández cuestionó los ‘Excel’ del macrismo y prometió gobernar para las provincias.

El gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, participó este martes por la tarde del acto en Luján de Cuyo, Mendoza, que encabezó el candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, para apuntalar a la senadora nacional cuyana y candidata a gobernadora de dicha provincia, Anabel Fernández Sagasti.

Como ya reseñó Informe Digital, el mandatario entrerriano se encuentra en la comitiva que acompaña a Fernández en una minigira por provincias, que tuvo un hito este martes en la provincia cordillerana con la firma de un acta de compromiso por una «Democracia Federal».

En el acto con Sagasti, el candidato a presidente ganador de las PASO marcó una fuerte impronta federal, que incluye promesas -en caso de acceder a la Casa Rosada- como realizar reuniones de gabinete en distintas ciudades del país y una presencia permanente del gabinete nacional en todas las provincias.

Además de Bordet, estuvieron este martes en el acto mendocino la ministra de Desarrollo Social y vicegobernadora electa de Entre Ríos, Laura Stratta, y el secretario General de la Gobernación y candidato a senador nacional, Edgardo Kueider.

Con Los Andes y viñedos de telón de fondo, este martes en Mendoza el candidato presidencial del Frente de Todos se definió como “un porteño muy porteño, que para los porteños soy muy federal” y graficó que «no puede ser que Dios solamente atienda en Buenos Aires”.

A su vez, agregó que «un amigo ya fallecido esbozó la idea de capitales alternas, que lleve a a conocer fuera de Buenos Aires lo que pasa en el país. Ese amigo era José Manuel de la Sota”. Fernández recordó que el fallecido exgobernador cordobés hizo algo similar en su provincia con la ciudad de Río Cuarto como capital alterna. Fernández propuso que «en cada provincia haya una capital alterna y que una vez al mes el gobierno se instale allí”.

“Gobernar con estadísticas desde Buenos Aires lleva a no mirar a la gente, sino a las estadísticas”.

En la misma tónica, Fernández estimó que “si no hacemos otra estructura de desarrollo se concentra riqueza en un lugar y padece la periferia” y afirmó que “no debe haber centro ni periferia”, ya que “vale lo mismo un porteño que un jujeño y que un fueguino, todos son importantes y hay que garantizar las mismas oportunidades”.

«Vamos a hacer un país federal de verdad», prometió el ex jefe de Gabinete y destacó que cuenta con el respaldo de todos los gobernadores peronistas.