Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

Por unanimidad, el Senado aprobó los allanamientos a las propiedades de Cristina

173

Con 67 votos a favor, la Cámara alta aprobó el dictamen que autoriza los procedimientos pedidos por Bonadio. Sin embargo, no prosperaron las condiciones pedidas por la exmandataria.

El Senado aprobó por unanimidad este miércoles en general los allanamientos a los domicilios de la ex presidenta Cristina de Kirchner ordenados por el juez federal Claudio Bonadio, pero la votación se dividió cuando se trataron las condiciones pedidas por la senadora.

Con 67 votos a favor, la Cámara alta aprobó el dictamen que autoriza los allanamientos y pide a Bonadio que cuide “el derecho a la intimidad” de la senadora del Frente para la Victoria.

Sin embargo, en la votación en particular hubo divisiones respecto del pedido del kirchnerismo de incluir las condiciones que había puesto la exmandataria: 47 senadores votaron a favor de dejar el dictamen como estaba y 20 lo hicieron en contra.

Cristina había pedido incluir en ese punto un pedido al juez para que no haya cámaras en los procedimientos para evitar la difusión de imágenes y que hubiera senadores presentes, entre otros.

Al comienzo de la sesión, el senador oficialista Eduardo Costa realizó un “pedido de preferencia” para que se discuta próximamente un proyecto suyo que plantea la “exclusión” de la exmandataria por “inhabilidad moral”.

“Yo nací en Santa Cruz. Durante 30 años el kirchnerismo gobernó mi provincia. Fueron por todo y se quedaron con todo”, expresó Costa durante su discurso.

Al respecto, el senador de Cambiemos hizo un repaso detallado de distintas obras de infraestructura para la provincia patagónica adjudicadas a la empresa Austral Construcciones, de Lázaro Báez, que se pagaron por millones de dólares pero “nunca se hicieron”.

“Se robaron una obra de cloaca para un barrio de Río Gallegos. Le dieron la obra a Lázaro Báez, la cobró y nunca la hizo. ¡Se la llevaron toda!”, expresó el senador, quien pronunció uno de los discursos más duros.

“La historia se repite como tragedia y como farsa en la República Argentina, pero no tenga dudas, señora presidenta, que el pueblo argentino sabrá juzgar”, concluyó.

A su turno, la senadora del FpV pro Santa Fe, María de los Ángeles Sacnun: “Estamos frente a una embestida, una nueva táctica de guerra no convencional que se ha dado en llamar lawfare”.

“Este país no es viable, ni institucionalmente ni económicamente, si no garantizamos ecuanimidad y Justicia justa para todos”.

Por su parte, la senadora radical Inés Brizuela y Doria expresó: “Nunca los fueros pueden usarse como escudo para protegerse, o para garantizarse impunidad, frente a la investigación en una causa judicial por delitos que nada tienen que ver con el cumplimiento de la función de representación que aquí ejercemos”.

“Acá no hay ningún show mediático. Esto se llama justicia y someterse a la Justicia nunca puede ser denigrante, es ser honesto y ser republicano y hacer simplemente lo que hay que hacer”, concluyó.

Entre los discursos más fuertes del debate se encontró el de la kirchnerista, María Inés Pilatti Vergara, quien cuestionó “la forma en la que esta causa cayó en manos de Bonadio, como si estuvieran presentando un amparo”.

“Acá había que ir a sorteo y lo obviaron. Fue a manos de este juez que es conocido por la enemistad con la senadora de Kirchner, que está denunciado por la senadora y debería haberse inhibido”, señaló la senadora chaqueña.

Finalmente, en referencia a Cambiemos, agregó: “¿Ustedes creen que esto no se va a dar vuelta? ¿Que esta payasada de la que están siendo cómplices no les va a tocar a ustedes? Excavadoras, escaneos. ¿Sabés qué Bonadio? ¡Escaneate la cabeza!”.

“Como miembro de la Comisión de Asuntos Constitucionales recibí la sentencia, la leí y analicé y está muy flojita de fundamentos”, sostuvo Adolfo Rodríguez Saá.

“Va a haber unanimidad en aceptar el allanamiento pero creo que debemos preservar la dignidad de la senadora como la de cualquier ciudadano”, agregó el puntano.

El discurso más esperado de la jornada fue el de Cristina, quien cuestionó los testimonios de los empresarios y exfuncionarios que se acogieron al régimen del “arrepentido” en la causa que investiga el presunto pago de coimas en la obra pública.

“Estamos conviviendo a diario con titulares donde se nos dice que el fiscal (Carlos) Stornelli, el juez Bonadio amenazan con meter presos” a empresarios, sostuvo la expresidenta y agregó: “¿Realmente creen que los que están hablando como arrepentidos están diciendo la verdad? ¿Que la patria contratista y la cartelización de la obra pública empezó el 25 de mayo de 2003?”.

Además, remarcó que “esta es la primera vez que se va a allanar la vivienda de un senador” y afirmó que “si algo faltaba para consagrar el uso del Poder Judicial para la persecución política era esta causa”.

Según la senadora del Frente para la Victoria, hay una “utilización del Poder Judicial como un instrumento de persecución y proscripción de dirigentes populares” y se trata de una “estrategia regional”.

La exmandataria también aludió críticamente varias veces al jefe del Bloque Justicialista, Miguel Ángel Pichetto, que votó a favor de la autorización para los allanamientos y, al momento de hablar, cuestionó la actitud de Cristina en las últimas semanas respecto de este tema.

“La legisladora que yo conocí allá por 2001, en la crisis en la que este Senado estaba impactado fuertemente, la diputada en ese momento planteaba fuertemente que no había que poner ningún tipo de obstáculo a la labor de los jueces”, disparó Pichetto.

En este sentido, sostuvo que si se hubiera mostrado inmediatamente predispuesta a que el juez realice los allanamientos hubiera “aliviado la tensión sobre el Senado” e incluso “hubiera sido hasta un hecho saludable desde el punto de vista de su propia defensa personal”.

Finalmente, justificó la aprobación de los allanamientos al señalar que son “una medida de prueba” y remarcó que el inciso segundo del dictamen, donde se pide al magistrado cuidar el “derecho a la intimidad” de la senadora “cuida todos los recaudos” que había pedido ella en la jornada anterior.

Por su parte, el jefe del interbloque de Cambiemos, Luis Naidenoff, sostuvo que el Senado “no puede extralimitarse y establecer condiciones al juez” y agregó: “O avanzamos con una actitud corporativa, con esa actitud de creernos superiores y encima condicionar al juez, o estamos a la altura de la circunstancia”. (ámbito.com)

A %d blogueros les gusta esto: