Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

Escándalo por los aportantes “truchos” de Cambiemos recaló en el Viejo Continente

198

Integrantes de una ONG participaron de un coloquio con expertos y académicos de todo el mundo. Analizaron la denuncia de los donantes ilegales a las campañas de Vidal, Carrió y Ocaña.

Invitados por la Pontificia Academia de la Ciencias, que depende del Vaticano, los denunciantes de los aportantes “truchos” a la campaña electoral del oficialismo en 2015 y 2017 disertaron en Austria y dieron como ejemplo las irregularidades éticas del macrismo al momento de reunir dinero para la política.

El foro anticorrupción celebrado en la ciudad de Alpbach reunió a decenas de representantes de ONG especializadas en transparencia. A partir de diversos casos de corrupción, el encuentro se propuso debatir una “Ética en Acción para el Desarrollo Sostenible e Integral”.

“La iniciativa Ética en Acción parte de la posición de que los desafíos relacionados con el desarrollo sostenible e integral son profundamente morales, requiriendo no sólo soluciones técnicas sino la actualización de principios éticos universales como la dignidad humana, la justicia social, el bien común y el bienestar colectivo”, aclararon los organizadores en el programa oficial del cónclave internacional.

Una de las filminas que se mostraron en Alpbach, una localidad del distrito de Kufstein, en el estado austríaco de Tirol.

Entre los participantes estuvieron Jermyn Brooks, de Transparency International; Alex Cobham, de Tax Justice Network; Sean Hagan, asesor general y director del departamento jurídico del FMI; Robert Boisture; del Instituto John E. Fetzer; Daniel Groody, profesor de la Universidad de Notre Dame; Rabbi David Rosen, del Comité Judío Estadounidense; Mohammad Sammak, del Comité de Diálogo Nacional Islámico Cristiano de Líbano; la reverenda Kosho Niwano; Marcelo Sánchez Sorondo, de la Pontificia Academia de la Ciencias, y Jeffrey Sachs, un asesor personal del secretario general de la ONU, António Guterres, entre otras destacadas personalidades. Por Argentina, estuvieron Gustavo Vera y Tamara Rosenberg, dos fundadores de La Alameda.

El exlegislador porteño y hombre de confianza de Jorge Bergoglio expone este martes sobre crimen organizado, trata sexual y laboral y narcotráfico. La exposición de Rosenberg fue sobre financiamiento ilegal de la política. Escueta, pero contundente.

“María Eugenia Vidal, actual gobernadora de la provincia de Buenos Aires; Elisa Carrió, diputada por la Ciudad, y Graciela Ocaña, diputada por provincia, se muestran y son presentadas en los grandes medios de comunicación argentinos como las corajudas que luchan contra la corrupción. Sin embargo, algo hizo que esto sea cuestionado. Es que se descubrió que las campañas que estas señoras encabezaron, fueron financiadas en base a un claro hecho de corrupción. Ellas y también el presidente argentino, llevaron adelante sus campañas políticas para acceder al Gobierno, a través de un calculado mecanismo ilegal de ocultamiento de millones de pesos a través del robo masivo identidad”, denunció la joven dirigente de La Alameda, ante un atento auditorio multicultural.

Esa ONG opositora fue una de las que motivó las denuncias penales por asociación ilícita, lavado de dinero y robo de identidad con los funcionarios del oficialismo. “Hemos presentado innumerables pruebas a la Justicia, basadas en testimonios de cientos de personas que fueron utilizadas como aportantes ‘truchos’ para financiar la campaña con dinero de dudosa proveniencia”, explicó Rosenberg, entre filmina, Power Point y datos concretos.

Marcelo Sánchez Sorondo, de la Pontificia Academia de las Ciencias; el asesor de la ONU, Jefrey Sachs, el titular del Consejo de Cardenales para la reforma del Vaticano (C9), Oscar Rodríguez Madariaga, durante el coloquio sobre corrupción en Europa.

La expositora recordó que tras el estallido del caso, por una investigación periodística de Juan Amorín, La Alameda puso a libre disposición una aplicación virtual para que cada argentino verifique si aparecía como donante de la campaña de Cambiemos. “Fue tal el impacto que esto generó, que en pocos días más de 2 millones de personas utilizaron la aplicación y nos convirtieron durante dos semanas en un call center anticorrupción, que demostró que estos mecanismos no eran sólo para la campaña de uno de los distritos más importantes de la Argentina, sino que era un modus operandi de larga data”, detalló Rosenberg ante el nutrido auditorio de expertos, académicos y profesores.

La mujer reprochó que “ninguno” de los funcionarios involucrados se puso a disposición de la Justicia para esclarecer los hechos. “La gobernadora solo pidió la renuncia de una contadora de su máxima confianza y mandó a realizar una auditoría interna que tiene nula validez, siendo que ella como presidenta del partido, y que por la ley de financiamiento de los partidos políticos, también es responsable”, se quejó la integrante de la fundación bergogliana.

Por último, Rosenberg recordó que las campañas de Cambiemos de 2015 y 2017 en provincia y la Ciudad recaudaron unos $ 214 millones, según lo declarado en la Cámara Nacional Electoral. “Creemos que la política es la más alta caridad al servicio del ser humano, como reiteradas veces nos dijo el Papa Francisco, y está claro que esto se opone a los mecanismos corruptos de nuestros gobernantes”, concluyó. (ámbito.com)

A %d blogueros les gusta esto: