Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

FEMICIDIO EN MARÍA GRANDE: “ERA UN TIPO CELOSO, VIOLENTO. NO QUERÍA QUE ESTUDIE”

Ramón Olotte es el papá de la joven que fue asesinada por su ex pareja. Este lunes estuvo junto a la madre de la chica, en la movilización en Estación Sosa. Dio detalles a Elonce sobre la conflictiva relación de Rochi y su hija.

Este lunes se realizó una marcha en Estación Sosa, de dónde era oriunda María Belén, pidiendo Justicia. La movilización fue encabezada por familiares, amigos, vecinos de la localidad. Se hicieron presentes los papás de la chica brutalmente asesinada.

Olotte agradeció las muestras de acompañamiento. En profunda congoja, aseguró a Elonce: “No se imaginan lo que siento, nos arrebataron parte de nuestras vidas. Me arrebataron mi hijita, lo único que me queda es pedir Justicia, que no quede impune, que pague. Él le quitó la vida, este asesino fue”.

El hombre detalló que sabía de la relación “conflictiva” que tenía su hija con el autor del femicidio, agregando que “ya había tenido problemas con él, a mi hija la golpeaba”.

“La tenía amenazada, no quería que estudie”

“En una ocasión, fui a una fiesta a María Grande. Ella estaba con él ese día. Mi hija me llamó como a las 3 de la mañana y me dijo ‘pa, cuando vos pases, búscame porque discutí con Gusti’, me voy para tu casa. Cuando pasé la estaba golpeando, le había roto la ropa, le había roto el teléfono, la había estropeado entera. Hay una denuncia y la policía sabe de eso”, relató el hombre.

Asimismo, detalló que él le decía a su hija “que no fuera más a la casa de ese tipo”, pero Gustavo Rochi “buscaba lo más débil de ella, para que volviera. Para mí, la tenía amenazada”.

El papá asegura que la relación de víctima y victimario “duró unos seis años”.

“La mamá de Belén le dijo que no fuera”
“Hace como un mes la trajimos para casa, porque yo preveía que podía terminar en esto. Era un tipo celoso, violento. No quería que estudie, ella había empezado a estudiar en Viale y él no quería que fuera. Nos preguntó a nosotros y le dijimos ‘m’ija, usted debe estudiar por su bien, estudie. Le estábamos pagando la traffic (para que viaje a la localidad vecina a estudiar), para que tuviera un porvenir”, contó Ramón.

Rochi y María Belén “alquilaban juntos en María Grande. Hace un mes que ella se vino y él se quedó solo en María Grande. El sábado la llamó por una transacción bancaria que tenía que hacerle a la señora que le alquilaba. La mamá (de Belén) le dijo que no fuera. Ella le dijo que iba a ir porque estaba ‘todo bien’. Estuvo con él, a las 17:40 más o menos la llamó a la madre y le dijo ‘aprontá el mate que ya voy’”. La chica nunca llegó a su pueblo, porque la vida le fue arrebatada por la persona con la que mantuvo una relación de unos seis años.

“Pido que se haga justicia, que no quede impune”
“Fueron al banco a hacer la transferencia de dinero. Ella hubiese podido esperar el colectivo en la terminal, no sé de qué manera la habrá manipulado y la trajo por una calle camino hacia una garita que sale a la escuela Nº 180. Venían caminando, hay una testigo que vio que iban de la mano. Y cuando llegaron al descampado, dice que él, de atrás, la mató, le pegó como a un perro”, agregó respecto del aberrante hecho que terminó con la vida de su hija.

Ramón Olotte pidió: “Quiero Justicia, que pague, que no lo larguen. Que no pase lo de siempre, que los asesinos matan y salen. Todos los días matan a una mujer. Nunca pensé que iba a estar en este lugar como padre. Y no se lo deseo ni a mi peor enemigo, que le pase esto: no se puede expresar en palabras lo que se siente. Nos destrozó la familia”.

Estación Sosa marchó con profunda conmoción y pidió Justicia

La comunidad de Estación Sosa acompañó a familiares de María Belén en el tremendo dolor y fueron parte de una movilización pidiendo Justicia.

La Presidenta de la comuna de estación Sosa, Gladys Badín confió: “Es terrible esto, estamos muy dolidos. Es un dolor personal pero también un dolor para toda la comunidad. El Día de la Mujer pedimos ‘Nunca Más’ pasara en otros lugares. Hoy nos toca a nosotros”.

Selva, tía de Belén, aseguró respecto de la relación sentimental de la joven con el asesino: “No vi que fuera una persona normal, se lo veía en su carácter. Hace un año ella le pidió él, separarse. No quería convivir más con él y se llegó a esto”. (elonce)