Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

RECLAMAN UN BONO DE $ 60.000 PARA PEONES RURALES Y HAY ALERTA EN LA MESA DE ENLACE

La negociación se lleva a cabo en el Ministerio de Trabajo. Los trabajadores del campo tuvieron este año un aumento del 48%. Chemes fue reelecto en CRA y Príncipe renunció en Federación Agraria.

El gremio de los peones rurales (UATRE) reclamó este jueves el pago de un bono de fin de año equivalente a unos 60.000 pesos. El pedido de dicho sindicato se formalizó en el marco de una «gratificación extraordinaria» para los trabajadores del campo en todo el país.

«La actividad fue declarada esencial durante toda la pandemia por el Gobierno. Nuestros trabajadores cumplieron tareas a lo largo de la cuarentena para que pueda llegar la comida a la mesa de los argentinos», dijo José Voytenco, titular de la UATRE y del Renatre.

«Creemos que el bono de fin de año sería un justo reconocimiento por el esfuerzo que hemos puesto para que a la actividad le vaya muy bien», indicó Voytenco. «En estos años han habido cosechas récords y una enorme generación de riquezas que posibilitaron los trabajadores», agregó.

En rigor, según pudo averiguar LPO con diversas fuentes, las negociaciones por el pago del bono se vienen llevando a cabo en el ámbito del Ministerio de Trabajo. Las entidades rurales, nucleadas en la Mesa de Enlace, por ahora rechazan de plano el planteo de UATRE.

El año pasado los peones rurales lograron un bono de 10.000 pesos luego de arduas negociaciones con las patronales. Cabe destacar que la UATRE representa a alrededor de 560.000 afiliados con presencia en más de 1.000 centros de atención al peón rural distribuidos en todo el país.

En julio pasado la UATRE acordó un aumento del 48,6% en el ámbito de la Comisión Nacional de Trabajo Agrario (CNTA). El acuerdo determinó que el sueldo básico del peón rural pasó a ser en julio pasado de 51.660 pesos, al tiempo que en octubre subió a 59.450 pesos.

A partir de enero de 2022, en tanto, rige una cláusula de revisión del último acuerdo salarial que, en caso de activarse, debería compensar los puntos perdidos por la inflación general medida por el INDEC (que en los últimos 12 meses superó el 50%).

Los sueldos de los peones rurales están siempre en las posiciones más bajas entre las diferentes escalas salariales vigentes. La inflación en los últimos años se ubicó por encima de las paritarias selladas, aunque, en este caso, se contempla el beneficio de la vivienda para el trabajador.

En este contexto, en las entidades rurales, al menos por ahora, pareciera que la atención está puesta en otras prioridades. En Confederaciones Rurales (CRA) acaba de ser reelecto el actual presidente, Jorge Chemes, por un periodo de dos años más.

En Federación Agraria (FAA), por su parte, el ex presidente entre 2014 y 2018, Omar Príncipe, renunció al directorio de la entidad federada por la decisión de la actual conducción de postergar hasta septiembre de 2022 el Congreso donde se renuevan autoridades.

En la Sociedad Rural (SRA), Nicolás Pino, sigue con su política de federalizar la entidad y mantener contacto directo con los productores a través de giras por todo el interior del país. Este jueves se organizó una jornada denominada «Protagonistas» donde fueron invitados el resto de los dirigentes.

Por último, la semana pasada retornó a la presidencia de Coninagro el dirigente, Carlos Iannizzotto. El productor viñatero estuvo de licencia por su candidatura a diputado nacional en la provincia de Mendoza donde no resultó electo. (LPO)