Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

PROCESARON A MACRI POR ESPIONAJE ILEGAL A LOS FAMILIARES DEL ARA SAN JUAN

Lo determinó el juez Martín Bava y es el primer procesamiento de Macri como ex presidente.

El juez federal de Dolores Martín Bava procesó a Mauricio Macri por el espionaje ilegal a los familiares de las víctimas del hundimiento del submarino ARA San Juan.

Se trata del primer procesamiento de Macri como ex presidente, a dos años de dejar el poder. Esta había sido también la primera causa en la que fue llamado a declaración indagatoria.

Además de procesarlo, Bava le impuso un embargo de 100 millones de pesos y ratificó la prohibición de salida del país, una medida que ya había dictado semanas atrás pero que fue revocada.

El ex presidente está acusado en esta causa de conocer y permitir maniobras ilegales de la AFI de seguimiento y ciberpatrullaje a familiares de los submarinistas, especialmente en ocasiones en que estaban por reunirse con Macri. «Desde su cargo de Presidente de la República Argentina, no pudo ser ajeno a los hechos que se le imputan», sostuvo Bava.

«Lejos de ello, la propia de inteligencia pone al imputado en rol de establecer los lineamientos generales y la conducción política de todo el sistema de inteligencia, mediante el cual se desarrollaron las acciones ilegales investigadas en autos, en particular, el espionaje de los familiares de los tripulantes del submarino ARA San Juan», agregó el juez.

«Las acciones de relevamiento, compilación y análisis expresamente prohibidas fueron producidas para el conocimiento del imputado. Las mismas tenían por objeto informar los movimientos que llevaron adelante las víctimas en el marco de los reclamos que realizaban contra su gestión de gobierno como consecuencia del hundimiento del submarino», continúa.

En esta investigación Bava ya había procesado al ex titular de la AFI, Gustavo Arribas, y a su ex segunda en el organismo, Silvia Majdalani. Lo propio hizo con dos ex jefes del área de Contrainteligencia de la AFI, Diego Dalmau Pereyra y Martín Coste.

Macri y su abogado Pablo Lanusse daban por descontado que el juez lo procesaría, una maniobra que atribuían a una supuesta intención política pergeñada por el gobierno de Alberto Fernández. El ex presidente había logrado demorar la indagatoria y logró que el procesamiento no salga antes de las elecciones.

La estrategia de Macri es sacar esta causa del juzgado de Dolores y llevarla a Comodoro Py, donde tiene un escenario mucho más favorable. Es lo que sucedió con la causa por espionaje ilegal a políticos, jueces y sindicalistas que se investigaba en Lomas de Zamora y que tras pasar a Comodoro Py se frenó por completo. (LPO)