Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

PEDRO SALAS, PRESIDENTE DE LA SOCIEDAD RURAL DE CÓRDOBA: «LOS DE VICENTIN CHOCARON LA CALESITA»

295

El dirigente agrario se diferenció de la conducción nacional de Sociedad Rural. Cuestionó cuestionó a los dueños de la empresa y defendió la intervención estatal.

“¿Cómo nos vamos a pronunciar en favor de la dirección de una empresa que está haciendo tanto daño a los productores? Es como que en 2001 hubiéramos salido a manifestar en favor de los bancos”, dice Pedro Salas, presidente de la Sociedad Rural de Córdoba, para referirse al estado de la discusión pública en el tema Vicentin. En diálogo con PáginaI12, Salas refleja la opinión de un importante sector ruralista y difiere de las protestas que se dieron en los últimos días en contra de la intervención del gobierno en la empresa cerealera. Subraya que “tenemos que dar la discusión para que la empresa siga de pie, tiene que producir y comercializar”. Vicentin dejó un tendal de deudas que pueden complicar las finanzas de los productores agrícolas de cara a la próxima siembra.

“Acá no estamos hablando de una fábrica de sombreros. Vicentin es una de las empresas más importantes del agro argentino, que tiene una altísima productividad y cuenta con los mejores productores del mundo. No puede ser que en nuestro país una empresa vinculada a la exportación de granos y alimentos se funda. Es imposible. Y encima en este momento global, en donde la demanda de alimentos está asegurada. Los dueños de Vicentin chocaron la calesita. Hay que investigar pero además como sociedad no podemos darnos el lujo de que esta empresa cierre”, indica Pedro Salas.

– ¿Se puede avanzar en el saneamiento de la empresa bajo la dirección de sus dueños?

– Por una cuestión lógica, no se puede poner al piromaníaco al manejo del incendio. Pero incluso hay investigaciones judiciales en curso. Esta empresa, a pesar de tener todos los recursos financieros, los fugó. De hecho, el fallo del juez que repuso a los directivos de Vicentin en lugar de la intervención estatal me pareció político y además contradictorio, hecho a la medida de los dueños. Acá hay que entender que es una empresa muy grande, hay muchos productoras, pymes y cooperativas afectadas. La intervención es lo primero que hay que hacer. Hay que encontrar la solución a este tema dentro de un sistema capitalista en el marco de la constitución nacional.

– ¿Está de acuerdo con la intervención del Estado nacional?

– Creo que hay que generar propuestas, tener ideas entre los afectados, como el Estado nacional, la provincia de Santa Fe, Córdoba, los productores, las cooperativas, para ver cómo se retoma la dirección de la empresa a través de la figura del interventor. Recordemos que la propia empresa fue la que pidió la intervención en su momento. Nosotros no tenemos una legislación específica de salvataje de empresas importantes como sí tienen países desarrollados, como pasó con General Motors en los Estados Unidos. Entonces el Gobierno toma la figura de la expropiación en un sentido más amplio y es ahí cuando empieza el conflicto.

– ¿Cuál es la situación de los productores afectados?

– Nosotros tomamos una posición con respecto a la defensa de los afectados por este concurso, básicamente por una cuestión gremial y sectorial. Hay que separar los tantos, no es momento para el debate político o electoral. Para nosotros, lo más importante es que los productores puedan recuperar su deuda. Priorizamos esta cuestión operativa porque muchos de los productores están con problemas financieros para continuar con su actividad y los dueños de la empresa ni siquiera han hecho una oferta seria de pago. Hay situaciones complicadas. Por ejemplo, solamente en la ciudad de Bell Ville se calcula que los productores tienen a su favor una deuda de 230 millones de pesos con Vicentin. Es mucha plata y si no hay arreglo, puede haber problemas a la hora de invertir para la próxima siembra, más cerca de fin de año.

– ¿Cómo analiza el debate público alrededor del tema Vicentin?

– Las entidades gremiales y empresariales hablan de temas abstractos pero no del problema concreto. Somos sujetos capitalistas y consideramos que esta cuestión tiene que salir adelante. La empresa es muy importante y tiene que seguir en pie. Me llama mucho la atención que haya gente que se pronuncia a favor de la dirección de una empresa que le está haciendo tanto daño a los productores. Tiene que haber un debate político más elevado. Es decir, la verdad es que no tenemos nada que ver con Venezuela, aquel que tenga una manifestación así está muy fanatizado, es muy desproporcionado. Ahora la protesta en favor de los dueños de Vicentin sería como que en 2001 hubiéramos salido a manifestar en favor de los bancos. ¿Cómo que quieren defender la propiedad privada? Pareciera que la grieta tiene que aparecer simplemente porque sí. Me pondrán el calificativo que quieran, pero a mí lo que me interesa es como hacer para defender a los productores y mejorar la producción. (pagina12)