Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

NO PUDO NEGOCIAR CON SUS ALIADOS LA AGENDA PARLAMENTARIA: EL OFICIALISMO TAMBIÉN FRACASÓ EN DIPUTADOS

297

La interna de Cambiemos por la banca perdida en el Consejo de la Magistratura frustró la sesión prevista para mañana en la Cámara de Diputados, en la que se esperaba la aprobación de las modificaciones negociadas en el Senado al Presupuesto 2019 y la prometida ley de alquileres, además del debate de otras iniciativas. «No se puede ir a una sesión a votar con el peronismo ´racional´ a los cinco días de que ellos jugaron con Cristina (Kirchner)», fustigó una fuente del bloque oficialista tras la reunión realizada esta tarde, en la cual los referentes del PRO intentaron convencer a sus pares de la UCR de mantener la convocatoria. El Gobierno intentará reunir quórum para el próximo martes o evaluará convocar a sesiones extraordinarias.

«Impericia, mala praxis y desidia política», «sorpresa y profundo malestar» fueron las expresiones utilizadas por la UCR para expresar su descontento con las autoridades de Cambiemos encargadas de negociar los votos para ocupar las vacantes del Consejo de la Magistratura, que la semana pasada el peronismo le arrebató a la bancada oficialista, que pretendía colocar allí a Mario Negri. Desde la UCR apuntaron sobre el titular de la Cámara baja, Emilio Monzó, y sobre el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, de quienes desconfían por un posible acuerdo con el peronismo. Las heridas internas fueron expuestas en la reunión de interbloque de este mediodía, en la que Monzó, junto con el jefe del bloque del PRO, Nicolás Massot, y la secretaria parlamentaria, Silvia Lospennato (PRO), intentó convencer a  sus aliados para mantener la convocatoria de mañana, la última sesión del año.

En dicha sesión, el Ejecutivo precisaba aprobar, entre otras iniciativas, las modificaciones al Presupuesto 2019 negociadas con los senadores del interbloque Justicialista que le permitieron aprobar el ajuste exigido por el FMI. Por un lado están pendientes las modificaciones al impuesto de Bienes Personales, sobre el que se decidió excluir a las viviendas de uso familiar valuadas en menos de 18 millones de pesos. También se debe aprobar la modificación al artículo 85 del Presupuesto, a través del cual la Casa Rosada vuelve a la carga para gravar a cooperativas y mutuales, que el peronismo consiguió reducir a la mitad y como una «contribución extraordinaria».

En la misma agenda figuraba también la aprobación de la ley de alquileres, debatida desde hace dos años y que obtuvo media sanción en la Cámara alta. Esa norma fue una promesa del presidente Mauricio Macri pocas semanas atrás, después de la última megadevaluación que hizo inaccesibles los promocionados créditos UVA y disparó el costo de los alquileres.

Además, el oficialismo había conseguido dictamen para otras dos normas, la desregulación de la producción y venta de papel prensa, que modificaría la ley que lo declaró de interés nacional (proyecto promovido por el Grupo Clarín, propietario de Papel Prensa, junto con La Nación y el Estado), y la denominada «Ley Bayer-Monsanto», impulsada por los grandes productores de semillas y resistida por los sectores de la agricultura familiar y diversas organizaciones académicas, políticas y sociales.

A pesar del enojo por parte del radicalismo por la pérdida de una silla en el Consejo de la Magistratura, los referentes del PRO intentarán tejer los acuerdos necesarios con los radicales y el sector dialoguista del peronismo para poder avanzar con la agenda legislativa el próximo martes. En caso de que el intento fracase, la Casa Rosada analizará convocar a sesiones extraordinarias para tratar, sin necesidad de acuerdo, las leyes que crea necesarias.

De acuerdo con los primeros poroteos, tras la sorpresiva unidad de los bloques peronistas, sólo habría margen para aprobar la reforma de Bienes Personales, y quedaría en la cuerda floja el proyecto para que los todos los jueces comiencen a pagar Ganancias.

«No sé cómo se les ocurre a ellos que nosotros podríamos haber evitado esos votos de la oposición, cómo podríamos haber hecho para evitar que se unieran distintos bloques y votaran en conjunto», se defendió el diputado Pablo Tonelli, en diálogo con AM 530. Tonelli, quien quedó como el único consejero por el oficialismo, lamentó que los bloques peronistas sumaran más voluntades que Cambiemos» y reconoció que frente a ese acuerdo político «no hay objeciones legales». (https://www.pagina12.com.ar/)