Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

MISIONES AMENAZA CON UNA DERROTA HISTÓRICA AL PRESIDENTE DEL PRO

192

Schiavoni está muy lejos del frente que gobierna la provincia y no quiso llevar la boleta de Cambiemos.
Misiones amenaza con una derrota histórica al presidente del PRO.

La elección de Misiones amenaza al macrismo con una paliza histórica en la que la Rosada no tendrá la excusa de culpar a los candidatos radicales porque el derrotado será el presidente del PRO, Humberto Schiavoni.

El próximo 2 de junio, veinte días antes del cierre de las listas nacionales, la provincia que gobierna el Frente Renovador para la Concordia, que integra a peronistas y radicales, elegirá el sucesor del gobernador Hugo Passalacqua.

Schiavoni, que está junto a Mauricio Macri desde los inicios del PRO, es el candidato de la Rosada y reporta directamente a Marcos Peña. En Misiones hablan de un eventual triunfo categórico del candidato oficialista, Oscar Herrera Ahuad, vicegobernador de Passalacqua.

La derrota de Schiavoni será un golpe de lleno al esquema de poder de Peña. En las siete derrotas que lleva Cambiemos a lo largo del año, la Rosada se había desentendido de los fracasos de los candidatos, hasta el momento todos radicales e incluso había celebrado las reelecciones de los gobernadores Omar Gutiérrez y Alberto Weretilneck porque supusieron una derrota del kirchnerismo, pese a que los desplazó al tercer lugar en ambos comicios.

En el PRO aseguran que tienen buen trato con el Frente Renovador para la Concordia, pero admiten que ya será un candidato del macrismo puro el de la foto de la derrota.

El candidato a vice de Schiavoni, el radical Luis Pastori, pidió en el acto de lanzamiento de la fórmula del sábado pasado que la campaña obviara a los temas nacionales, para no hundir las chances de la fórmula. En tanto que el presidente del PRO no será candidato del frente Cambiemos. El frente se rebautizó «Juntos por el Cambio» porque Cambiemos era un salvavidas de plomo.

Modelo misionerista

«En Misiones no hay grieta», aseguran en el oficialismo misionero. Es que el gobernador Passalacqua proviene del radicalismo, su vice Herrera Ahuad del peronismo, el senador nacional y ex gobernador Maurice Closs es cristinista y el jefe político de todos es el peronista Carlos Rovira. El ex gobernador Rovira maneja la provincia y la Cámara de Diputados provincial y ahora irá en tercer lugar de la lista de diputados provinciales que encabezará Passalacqua.

Todos ellos hablan del «modelo misionerista» y apuntan a construir una hegemonía local como la del Movimiento Popular Neuquino (MPN), que gobierna la provincia patagónica desde 1962 sin interrupciones. Cucardas no le faltan al partido de la Concordia Social: gobierna los 75 municipios de Misiones.

El «modelo misionerista» se basa en el desarrollo provincial, alejado de las disputas políticas nacionales, que se ancla sobre todo en la industria de la robótica y en el boom del turismo: las cataratas desplazaron a Bariloche como el destino turístico número uno del país. Eso se está traduciendo en inversiones internacionales: el grupo español Globalia está construyendo tres hoteles de lujo porque anticipa un boom de turistas chinos. Air Europa, en tanto, abrió un vuelo directo de Madrid a Iguazú. «Esto recién empieza», dicen los misioneros. (LPO)

A %d blogueros les gusta esto: