MÁXIMA TENSIÓN CAMBIARIA EN LA PREVIA ELECTORAL: EL DÓLAR TREPÓ A $65 PESE A FUERTES VENTAS DEL BCRA

192

El billete avanzó un 2,6% en en agencias y bancos de la city porteña, según el promedio de ámbito.com. En el MULC, el mayorista se disparó 55 centavos a $60. El Banco Central realizó cuatro subastas por u$s220 millones en total. Operadores especularon con que la autoridad monetaria determinará feriado bancario y cambiario en los primeros días de la próxima semana.

Máxima tensión cambiaria antes de las elecciones del domingo en la que se puede definir quién será el próximo Presidente provocó una disparada del dólar, que avanzó $1,70 a $65, en agencias y bancos de la city porteña, de acuerdo al promedio de Ámbito.com. De esta manera, en la semana se disparó $4,73 (7%)

En el Banco Nación, el billete verde subió $2 a $65 mientras que en el canal electrónico se consiguió a $64,95.

El avance fue menor en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la divisa subió 55 centavos al récord de $60 y acumuló en la previa a las elecciones del domingo con un avance de $1,75 en una rueda en la que el volumen operado creció a u$s 1.152,235 millones -máximo nivel desde julio- debido al intenso propósito de dolarizar tenencias.

La autoridad monetaria realizó cuatro subastas donde ofreció en total US$ 800 millones, pero sólo adjudicó u$s220 millones: en la primera colocó u$s72 millones; en la segunda, u$s57 millones; y en la tercera u$s91 millones. En tanto, la cuarta se declaró desierta.

Consultados por Ámbito, operadores señalaron que la autoridad monetaria también habría vendido entre u$s250 y u$s400 millones en el segmento de contado, a lo que se le habría sumado la liquidez del Banco Nación.

Desde las mesas de dinero, estimaron que, cualquiera fuese el resultado, el próximo Gobierno que asumirá el 10 de diciembre debería implementar mayores controles cambiarios para resguardar reservas del Central, que cayeron más de u$s21.000 millones en 11 semanas tras las elecciones primarias (PASO).

La correduría SBS dijo en un informe que el mercado opera con «nerviosismo preelectoral» donde «crece la demanda de dólares y la caída de reservas».

Por otra parte, varios operadores especularon con la posibilidad de que la autoridad monetaria declare un feriado bancario y cambiario en los primeros días de la semana próxima.

En la rueda, la divisa tuvo una tendencia compradora que no se apartó de lo visto en los últimos días: la casi nula oferta privada volvió a exigir la presencia oficial en el desarrollo de las operaciones, con ventas que fueron atendiendo los pedidos de compra formalizados.

Los mínimos se anotaron en los $59,80 con la primera operación del día, 35 centavos arriba del cierre previo. Las ventas de bancos oficiales y del propio Banco Central efectivizadas a poco de iniciadas las transacciones fueron abasteciendo la demanda por cobertura sin poder evitar que la presión compradora se trasladara a los precios.

La autoridad monetaria volvió a utilizar el mecanismo de las subastas de divisas, un elemento que coadyuvó para dar cierta liquidez al mercado pero con resultado pobre respecto de la evolución de la cotización.

Las posturas de ventas en el segmento del contado efectuadas por el Banco Central volvieron a tener las restricciones del jueves y generaron otra vez que el mercado operara por fuera del valor de referencia oficial. Los máximos se anotaron en los $60,85 en la última hora de operaciones, en momentos en que la demanda tuvo escasa respuesta del lado oficial.

«Las expectativas derivadas de las elecciones del domingo próximo, sumadas a trascendidos que sugieren la implementación de un control cambiario más estricto, aceleraron la decisión de ahorristas e inversores para transformar sus activos en moneda extranjera con una presión significativa que se trasladó a los precios generando una suba que por esperada, no deja de preocupar por las consecuencias sobre el resto de las variables económica», destacó el analista Gustavo Quintana.

Por su parte, el operador de ABC Mercado de Cambios, Fernando Izzo, señaló que «los exportadores que están estirando sus liquidaciones hasta el plazo máximo permitido por el BCRA brillaron por su ausencia; mientras que los importadores con trabas operativas por no ajustarse a las nuevas normas del ente regulador y bancos pagaron todo lo que pudieron y cancelaron sus posiciones y obligaciones con el exterior».

Dólar blue, «contado con liqui» y MEP

El dólar blue avanzó $5,75 (8,2%) a $75,50, de acuerdo a un relevamiento efectuado por Ámbito en cuevas de la city porteña. De esta manera, la brecha con el oficial se amplía al 16,1%, la máxima desde la salida del cepo de 2015.

En los mercados financieros, el dólar contado con liquidación avanzó $1,46 y superó los $81, al cotizar a $81,09, con lo que la brecha con el mayorista se ubica en el 35,1%.

Además, el dólar MEP o Bolsa subió 63 centavos a $75,74, lo que implicó una brecha de 25,2% frente al dólar mayorista.

Tasa de Leliq

El BCRA convalidó que la tasa de política monetaria cerrara sin modificaciones respecto del cierre del jueves al finalizar a 68,003% y en la semana retrocedió en forma marginal.

El total adjudicado fue de $129.702 millones sobre vencimientos por $231.170 millones y a partir de esta operatoria se generó una expansión de liquidez de $101.468 millones.

En la primera licitación, el BCRA convalidó Letras de Liquidez a siete días de plazo a una tasa promedio de corte que se ubicó en 68,004%, con un monto adjudicado de $94.557 millones.

En la segunda subasta, el monto adjudicado a siete días de plazo fue de $35.145 millones a una tasa promedio de corte de 68,003%, siendo la tasa máxima adjudicada de 68,01% y la mínima 68%.

Futuros y reservas del BCRA

El call operó al 58%. En swaps cambiarios se pactaron u$s116 millones para tomar y/o colocar fondos en pesos mediante el uso de compra-venta de dólares para el próximo lunes y martes.

En el mercado de futuros ROFEX, se operaron u$s 588 millones, un 19 % menos que en el cierre previo.

Los plazos más cortos concentraron casi el 80% de los negocios. Los meses de octubre y noviembre terminaron operándose a $61,95 y $66,999 con una tasa del 197,71% y 118,27% a esos precios finales.

Las tasas cómodas por encima del 100%. Los más cortos quedaron con subas de más del 2 %, en línea con lo que ocurría en el Siopel, hasta el cierre que dictó la entidad monetaria.

Por su parte, las reservas internacionales finalizaron cayeron u$s1.755 millones este viernes a u$s43.503 millones. Según fuentes del BCRA, «aproximadamente la mitad de la caída de las reservas de hoy se puede explicar solamente por el adelantamiento de dólares físicos a las diferentes entidades bancarias para que, en caso que los clientes los requieran, las sucursales cuenten con billetes disponibles». (ámbito.com)