Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

Mauricio Macri volvió a Casa Rosada y dio una “charla motivadora” a su gabinete

189

El presidente pidió profundizar “el cambio cultural que comenzó en 2015” y volvió a reclamar gestos de austeridad en la cosa pública.

La reunión, que se produjo por la mañana a puertas cerradas, también supuso el regreso del jefe de Gabinete, Marcos Peña La reunión, que se produjo por la mañana a puertas cerradas, también supuso el regreso del jefe de Gabinete, Marcos Peña

Era su regreso, después de tres semanas de vacaciones. De buen humor, distendido, el presidente Mauricio Macri encabezó su primera reunión de gabinete del año. El encuentro sirvió, a la vez, como una charla “motivacional” para sus ministros.

En el primer piso de la Casa Rosada, el jefe de Estado dijo que había que profundizar “el cambio cultural que comenzó en 2015”, pidió a su gabinete un “mayor compromiso”,  y volvió a reclamar gestos de austeridad en la cosa pública.

La reunión, que se produjo por la mañana a puertas cerradas, también supuso el regreso del jefe de Gabinete, Marcos Peña (quien brindó una conferencia de prensa este martes) y del secretario General de la Presidencia, Fernando de Andreis.

El presidente también aprovechó para resaltar que, por primera vez en los últimos siete años, el país acumuló seis trimestres de crecimiento económico. “Hay que lograr crecer 20 años”, insistió ante su gabinete.

En otro tramo del encuentro, bromeó con la foto que se sacó con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, tras la ola de rumores sobre un presunto distanciamiento, y la comparó con aquella que trajera tanta polémica con el Papa Francisco. “Me hacen acordar a la foto con el Papa”, apuntó. Luego aprovechó para aclarar que no hay grieta ni con el intendente ni con el Sumo Pontífice.

Por su parte, Peña tranquilizó a un sector del gabinete con su especialidad: las encuestas. Contó que, a diferencia de la mayoría de los líderes latinoamericanos, Macri tiene un aval superior al 50%, lo que lo coloca muy por encima de la media. El jefe de ministros destacó que, por lo tanto, “no hay un problema de gobernabilidad” con esos números.

Para muchos de los ministros también fue una grata sorpresa ver a un presidente descansado. “La pasó muy mal con la reforma jubilatoria, necesitaba estos días, a fin del año pasado terminó muy estresado”, confiaron en la Casa Rosada.

Por lo pronto, mañana retomará su agenda por el interior: viajará a Catamarca con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, para recorrer obras públicas.

A %d blogueros les gusta esto: