Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

LAVAGNA Y MASSA RECHAZAN EL ACUERDO QUE PROPONE EL GOBIERNO, PERO URTUBEY LO APOYA

206

Se enteraron por los medios porque la Rosada sólo llamó a Pichetto y el salteño. Hay bronca con el senador.

Roberto Lavagna y Sergio Massa rechazaron por «poco serio» el acuerdo que promueve el Gobierno nacional para enviarle una señal de estabilidad a los mercados, y descartan por ahora sumarse a esa convocatoria también promovida por Miguel Pichetto. Quien sí lo apoyó fue el gobernador salteño, Juan Manuel Urtubey, que según trascendió este viernes se reunió junto al senador rionegrino con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

Como adelantó LPO, la jugada del Gobierno no había caído bien al ex ministro de Economía y al líder del Frente Renovador, que se sintieron ninguneados porque la Rosada habló directo por Pichetto y no los incluyó. De hecho, Lavagna y Massa se enteraron por los medios y el acuerdo de diez puntos les llegó porque se lo reenviaron por Whatsapp dirigentes de sus espacios.

Mientras Massa convocó a una conferencia de prensa para esta tarde para responder a la «convocatoria» del Gobierno, Lavagna se despachó por las redes sociales en un tono inusual. «No hay que jugar con las expectativas de la gente a partir de la especulación política y los titulares de los diarios. Consenso es escucha sincera de los que piensan distinto no marketing», disparó el economista.

«El diagnóstico evidente es que el Gobierno fracasó en su política económica, por lo que debe cambiar de receta. En los 10 puntos que se publicaron ni se menciona el crecimiento de la economía. Podemos saber entonces que no funcionarán. Cómo venimos advirtiendo desde 2016», completó Lavagna.

Urtubey en tanto, en declaraciones a La Nación, confirmó que el fue parte de un encuentro con Frigerio junto a Pichetto, que al parecer no informaron a sus socios de Alternativa Federal ni a Lavagna. «Solo vi los puntos. Nada más. Obvio que, como siempre, voy a tratar de ayudar. Hace un largo tiempo que vengo planteando que hay que hacer algo así. Me lo mandaron por mensaje, hay que trabajarlo un poco», afirmó el gobernador salteño.

La situación expuso las desinteligencias hacia adentro del espacio del peronismo no kirchnerista, donde claramente Pichetto y Urtubey aparecen mucho mas cercanos al gobierno de Macri que sus socios y los gobernadores. La semana pasada en una conferencia en Washington, el senador rionegrino hizo una encendida defensa de la necesidad de evitar un nuevo default, que fue rescatada luego por Macri y se incorporó en los «diez puntos» que el gobierno propone como hoja de ruta para negociar con el peronismo, un acuerdo que trascienda la elección presidencial.

La situación expuso las desinteligencias hacia adentro del espacio del peronismo no kirchnerista, donde claramente Pichetto y Urtubey aparecen mucho más cercanos al gobierno de Macri que sus socios y los gobernadores.

En los comandos de Massa y Lavagna hay bronca por cómo manejó el tema el Gobierno, que habló únicamente con Pichetto y después hizo circular los diez puntos por chat. «No puede ser que manden diez puntos por Whatsapp y digan que eso es un acuerdo político», se quejaban anoche en el massismo. «Si hay voluntad de diálogo no se comunica de esta manera, queda como una mera operación una bomba de humo», repetían desde el bunker de Lavagna.

Es por eso que los precandidatos presidenciales coinciden en que la convocatoria es «poco seria» y la ignoran por completo, con lo que la idea del Gobierno de enviar una señal de tranquilidad a los mercados parece tener poco futuro. Ya de por sí carecía de sustento porque no incluía a Cristina Kirchner, la opositora que más mide y hoy por hoy la única con chances concretas de ganarle a Macri.

Tampoco está claro que la convocatoria incluya a los gobernadores y a otros sectores importantes como los sindicatos y los empresarios, con lo cual la «señal» que buscaba el gobierno parece más bien una jugada para aislar a Cristina Kirchner. Acaso por eso Massa se adelantó el lunes y pidió a Macri que convoque a todos los opositores, incluida la ex presidenta

La movida oficial además generó mucha bronca con Pichetto en los comandos de Massa y Lavagna, pero también entre los gobernadores peronistas. Le recriminan al rionegrino que se manejó de manera poco prolija y que no coordinó una respuesta conjunta. No es la primera vez que al senador le achacan eso. (LPO)

A %d blogueros les gusta esto: