Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

La oposición cruzó a Massot por pedir una “reconciliación” con represores

260

Ricardo Alfonsín, Estela de Carlotto, Cecilia Moreau, Eduardo “Wado” de Pedro y Agustín Rossi fueron algunas de las voces que criticaron al jefe PRO en Diputados.

Dirigentes de la oposición y de organismos de Derechos Humanos cruzaron a Nicolás Massot, jefe del bloque del PRO en la Cámara de Diputados, por su propuesta de impulsar un proceso de “reconciliación” con los represores de la década del setenta, a espejo de lo sucedido “en Sudáfrica” con los responsables del “apartheid”.

El dirigente radical Ricardo Alfonsín consideró que los dichos del diputado macrista son “un despropósito tan grande” que duda “de que hubiera querido decir eso”. En declaraciones radiales, Alfonsín se preguntó “qué diría la comunidad armenia o judía si alguno de sus dirigentes dijeran algo parecido respecto del Genocidio Armenio o del Holocausto”

“Parece ignorar que en Sudáfrica para eximirse de la justicia se debían confesar los crímenes y manifestar públicamente su arrepentimiento. En la Argentina nada de eso ha ocurrido. Acá nadie se arrepintió, nadie pidió perdón. Acá los responsables directos de los hechos o bien los niegan o bien los justifican”, manifestó.

La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, tampoco dejó pasar las declaraciones de Massot, y tildó de “aberración” el planteo de la “reconciliación”. “No queremos abrazarnos con quien asesinó, rechazamos de plano esta posibilidad”, expresó De Carlotto. “Massot es un hombre joven, que reacciona o le dicen lo que tiene que decir. Lo pondría a leer la historia que se escribió.

Lo que él propone es una aberración”, agregó la referente del movimiento de Derechos Humanos, que dijo haber estado en Sudáfrica y que allí la gente “no está de acuerdo con que venga a llorarle el asesino que mató a sus familiares”.

Por su parte, la diputada del Frente Renovador Cecilia Moreau señaló que la idea de “plantear una reconciliación con lo sucedido en los 70 es un intento más de este Gobierno de mandar al olvido lo que nos pasó como sociedad”.

El diputado del Frente para la Victoria Eduardo “Wado” de Pedro consideró también que “la reconciliación tiene que ser entre los argentinos de buena fe” pero que “los responsables de un genocidio tienen que estar en la cárcel”.

Para el jefe del bloque de diputados del FpV-PJ, Agustín Rossi, “reconciliarse con los que violaron, torturaron, robaron bebes, olvidarse de que en el mundo hay una cantidad de adultos apropiados ilegalmente por la dictadura que no conocen su identidad” le recuerda “los peores momentos en la lucha por la vigencia por los derechos humanos”.

A través de Twitter, la diputada nacional del FpV e integrante de Nuevo Encuentro Mónica Macha también se mostró indignada y le sugirió a Massot que trate de ponerse “en el lugar de una víctima del genocidio”.

“Perdón y reconciliación es un llamado a la impunidad. Sino podés pensarlo desde los efectos del terrorismo de estado, tratá de ponerte en el lugar de una víctima del genocidio”, manifestó.

También apuntó contra el dirigente de Cambiemos la organización Hijos Capital: “El joven Massot, sobrino de Vicente Massot, acusado por delitos de lesa humanidad, es el vocero de los victimarios: los genocidas y los partícipes civiles”. La polémica se inició cuando Massot dijo en diálogo con Clarín que “con los años 70 hay que hacer como en Sudáfrica y llamar a la reconciliación”.

“Debemos poder cerrar los capítulos para poder avanzar como sociedad. El desafío es superar ese capítulo con mayúscula, que implica no sólo memoria, justicia y verdad, sino también perdón”, agregó. (ámbito.com)

A %d blogueros les gusta esto: