Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

LA AMIA PIDE ABANDONAR LA QUERELLA CONTRA CRISTINA POR EL MEMORÁNDUM CON IRÁN

189

«Nuestras formas no implican hacer publicaciones o hacer querellas», aseguró el rabino Samuel Levin, líder político de AMIA.

El cambio de gobierno caló hondo en la comunidad judía y desde una de sus principales instituciones piden bajarse de la querella contra Cristina Kirchner por el Memorándum. «Nuestras formas no implican hacer publicaciones (en los medios) o hacer querellas», aseguró el rabino Samuel Levin, líder político del Bloque Unido Religioso (BUR), que preside la actual conducción de la AMIA.

Ayer el Tribunal Oral Federal 8 dejó sin efecto el pedido de prisión preventiva solicitado por Claudio Bonadio por la firma del memorándum con Irán, que nunca se llevo a cabo porque Cristina tenía fueros parlamentarios y el Senado no se los quitó.

En declaraciones a la Agencia Judía de Noticias Levin señaló que la AMIA tiene como política resolver sus diferencias con el gobierno en forma privada. «Nosotros no nos peleamos con el Gobierno. Si tenemos algo que señalar, vamos personalmente y expresamos nuestras inquietudes».

Los dichos del rabino son una sutil forma de poner el debate sobre la mesa. La discusión también deja en relieve la discusión que existe al interior de la DAIA por la causa del Memorándum.

Las palabras de Levin son una continuidad de la posición de la mutual israelí, que a principios de año filtró una carta donde pedían correrse del juicio contra Cristina. En ese momento ya se especulaba con la posibilidad de que CFK fuera candidata.

La DAIA, presidida por Jorge Knoblovits, ejerce la representación política de la comunidad, mientras que la AMIA representa a las mutuales. Existe una rivalidad entre ambas instituciones y de hecho la posibilidad de que DAIA abandone el histórico edificio de la calle Pasteur sigue latente.

Levin recuerda siempre que la Torá dice «no se debe ir contra los reyes» y por eso reafirmó: «Nuestra política siempre fue no pelearnos con el Gobierno. No discutir con el Gobierno. Siempre buscar la forma de estar bien con el Gobierno. No tenemos que estar bajo el Gobierno, pero estamos bien con el Gobierno y vamos a estar bien con todos los gobiernos que hay en Argentina». (LPO)