Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

LA ACTIVIDAD SUBIÓ EN JULIO Y PREVÉN QUE ESTE AÑO LA ECONOMÍA CREZCA CERCA DEL 3 POR CIENTO

Sin embargo, economistas consideran que este nivel resulta insostenible sin financiamiento en dólares para cubrir las importaciones de insumos.

El estimador mensual de actividad económica del Indec registró un incremento de 6,4% en la comparación interanual para el mes de junio de este año y del 1,1% respecto a mayo. Empujada sobre todo por el rubro de servicios como hoteles y restaurantes la economía muestra un dinamismo sorprendente, en medio de los serios desbalances macroeconómicos.

Con relación a igual mes de 2021, 14 de los sectores de actividad que conforman el estimador registraron subas en junio, entre los que se destacan las de Hoteles y restaurantes con un 39,2%, xxplotación de minas y canteras con un 14,2% y transporte y comunicaciones con un crecimiento del 10,8% .

Por su parte el sector Comercio tanto en su segmento mayorista como minorista y de reparaciones mostró un desempeño positivo del 8,4% y resultó el de mayor incidencia en la variación interanual de la actividad económica seguido por la industria manufacturera que marcó un 6,2%. El campo fue el único sector que registró una caída en junio en la comparación interanual. La producción agropecuaria se contrajo 4,9% y restó 0,5 puntos porcentuales al nivel de actividad económica, por efecto de la mala cosecha.

Como sea, las consultoras coinciden en que el crecimiento económico de la Argentina se va a ubicar al cierre del año entre el 3 y el 3.5% interanual, ubicándose como una de las economías de mayor crecimiento d ela región.

«El dato de junio fue alto, mayor al que esperábamos, pero dadas las necesidades de la economía argentina es probable que el nivel de actividad de julio y agosto sea sensiblemente menor», afirmó a LPO Nicolás Pertierra economista del Ceso.

El dato de junio fue alto, mayor al que esperábamos, pero dadas las necesidades de la economía argentina es probable que el nivel de actividad de julio y agosto sea sensiblemente menor. En junio llegó al límite la falta de dólares y se discutió el festival de importaciones. Ahí se hizo evidente que no había más nafta en el tanque.

«En junio llegó al límite la falta de dólares y se discutió el festival de importaciones. Ahí se hizo evidente que no había más nafta en el tanque, entonces los importadores empezaron a retacear el stock que tenían porque no sabían si se venían restricciones fuertes para importar o una devaluación brusca», agregó Pertierra. En efecto la falta de insumos para la industria y la producción en general es el punto flaco del actual crecimiento.

Y explicó que: «Si bien la devaluación no se dio, de todas formas se tienen que afectar necesariamente las importaciones para generar un saldo de dólares más significativo, que hoy no existe. Y no alcanza solo con menos importaciones de energía, lo que hay que hacer va tener evidentemente algún impacto en la actividad». El economista reconoció que «el dato de Junio es bueno, pero difícil de sostener».

El diagnóstico es compartido por el equipo económico que conduce Sergio Massa, que también mira la inflación. «Es difícil financiar este ritmo de crecimiento sin chocar. Por eso, se está avanzando con el ajuste del gasto público. La economía viene traccionada por el sector privado, no necesitas incentivar la demanda expandiendo el gasto. Al revés, mejor no cebar ni acelerar el crecimiento», señaló un funcionario. (LPO)