Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

KICILLOF NO CEDE EN UN IMPUESTO SOBRE LOS PUERTOS Y SE TENSA LA NEGOCIACIÓN EN EL TRAMO FINAL

138

La estrategia del oficialismo es aprobar el paquete impositivo el miércoles en ambas cámaras. Tensión tras las declaraciones de Carlos Bianco.

A pesar de las declaraciones explosivas del jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, los legisladores del peronismo y la oposición decidieron continuar con la negociación durante todo el martes para buscar consensos y aprobar mañana el paquete fiscal pedido por Axel Kicillof.

Tanto en el Senado como en Diputados hubo reuniones durante todo el día para destrabar un proyecto que había alcanzado importantes consensos el lunes cuando el Ejecutivo había cedido a varios pedidos planteados por la oposición.

A última hora del martes, quedaban dos puntos sin difinir. Uno tiene que ver con un pedido de Juntos por el Cambio de seguir achicando el impacto que tendrá la suba del 75% en el Impuesto Inmobiliario.

Con el texto tal cual lo envió el Ejecutivo el 24 de dicimbre, ese 75% iba a impactar en 2.600.000 partidas. Con los cambios acordados el lunes, el número de partidas se achicaba a un millon. Pero ahora la oposición quiere bajar ese impacto a un número menor de partidas. La estrategia del oficialismo será ofrecer pagar un descuento del 25% en caso de pago anual y con eso atenuar el impacto.

El otro punto que todavía genera diferencias tiene que ver con un incremento del Impuesto sobre los Ingresos Brutos a las operaciones en los puertos bonerenses. Los legisladores de la oposición con territorio en zonas porturarias se plantaron en ese punto y exigen monigerar la suba. Bianco, en un contacto con periodistas, dijo que ese punto quedaba para la «discusión legislativa». Pero lo cierto que a últimas horas del martes, la postura del gobierno seguía inflexible.

«El error es pensar que los puertos tienen un mercado cautivo», dijo a LPO el diputado Santiago Passaglia (JxC). El legislador de San Nicolás plantea que quienes hoy bajan mercadería en el puerto de San Nicolás y San Pedro se van a ir al puerto de Rosario. Y los que trabajan con Zárate y La Plata se van a ir al puerto de Buenos Aires, un puerto que tiene ventajas en Ingresos Brutos y capacidad ociosa. «No van a recaudar más, van a golpear a la producción y van a tener desempleo», dijo.

La negociación se tenso al máximo esta tarde cuando el jefe de Ministros aseguró que la negociación por la ley fiscal se había caído nuevamente. «Lamentablemente, el proyecto no pudo ser consensuado. Nos volvimos a quedar sin interlocutores», dijo Bianco a los periodistas acreditados en la Casa de Gobierno.

Y agregó que «mucha gente de ellos (por la oposición) está de vacaciones. Otra vez cambiaron los interlocutores. No sé si tienen un problema entre ellos, pero no se pueden poner de acuerdo», agregó.

Pero la embestida del funcionario de mayor confianza de Kicillof no coincidía con lo que estaba sucediendo en la Legislatura. En los despachos del Senado y de Diputados, tanto los legisladores del peronismo como los de la oposición quedaban incrédulos con las declaraciones de Bianco. Las reuniones siguieron durante toda la tarde, buscando acercamientos y tratando de esquivar puntos sin retorno.

El jefe de los diputados de Juntos por el Cambio, Maximiliano Abad, buscó bajar el tono de confrontación con el Gobierno y aseguró que desde su espacio seguirán negociando para lograr un consenso. «Es una ley que se ha ido mejorando y queremos encontrar un consenso», dijo tras las fuertes declaraciones de Bianco.

Como adelantó ayer LPO, el nuevo proyecto que el Ejecutivo reduce el impacto de la alícuota máxima del Inmobiliario, da marcha atrás con casi todas las subas en Ingresos Brutos y, como un gesto a los intendentes, les asegura el cobro de las patentes anteriores a 2009, entre otras modificaciones respecto del texto inicial. Aunque el tema que sigue generando diferencias es el 75% en un segmento del Impuesto Inmobiliario.

En cuanto a Ingresos Brutos, se dio marcha atrás con la suba del 1,5% al 3% para la producción de medicamentos, una medida que había sido posibilitada por la suspensión del Pacto Fiscal. También se dejaron sin efecto subas prevista en el proyecto original a las actividades profesionales, científicas y técnicas. Y se avanzó en una rebaja, hasta ahora no prevista, en ventas al menudeo, que baja del 2,5 al 1,5%. Quedaron exentos los beneficiarios de AUH y los jubilados.

También se desestimó la quita a los municpios el 20% de la recaudación del cobro de patentes para autos modelos 2009. Se trata de un cambio en el texto que no tendrá consecuencias para los contribuyentes pero sí para los intendentes que habían protestado por ese inciso.

En materia de Impuesto Automotor también las subas fueron limitadas al 55%, porque según explicaron desde el gobierno, por el impacto de la suba de precios de los vehículos en el esquema vigente hasta 2019 -que se replica este año- podía haber subas «de hasta el 200% en algunos casos». (LPO)