JUNTO A MACRI, VIDAL CERRÓ SU CAMPAÑA EN MAR DEL PLATA

122

El Presidente encabezó un nuevo acto junto a la gobernadora bonaerense; el candidato a intendente de General Pueyrredón de Juntos por el Cambio, Guillermo Montenegro; funcionarios locales, provinciales y nacionales.

El presidente Mauricio Macri encabezó este miércoles en Mar del Plata la marcha del «Sí, se puede», junto a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, quien de esa manera cerró su campaña de cara a los comicios generales del próximo domingo. «Nosotros somos gente de paz, no queremos la violencia, pero no queremos que nos pasen por arriba una y otra vez», sostuvo el mandatario.

«Estuvimos años sin meternos en política y les dejamos el país a gente que fue por todo y tomó hasta nuestra libertad. Y les decimos que hasta acá llegaron porque la única fuerza la tenemos nosotros, los únicos que nos levantamos todos los días temprano para ir a trabajar.

“Sabemos que tenemos mucho más desafíos que enfrentar pero volviendo al pasado no los vamos a resolver. Por eso no vayamos al pasado.. No dejemos que nos hagan dudar de cómo queremos vivir. Nuestros sueños tienen que ser lo más sagrado que tenemos”, señaló Macri.

Macri pidió «no caer de vuelta en las falsas promesas de aquellos que tantas veces nos defraudaron», en referencia al kirchnerismo, al que le atribuyó además «abusos y privilegios que defienden con mentiras y patotas».

Además, sostuvo que, junto a su electorado, «despertaron juntos» y «levantaron la voz para decir bien fuerte ‘basta, hasta acá llegaron'», en referencia al kirchnerismo, porque la «verdadera fuerza», apuntó, «la tenemos nosotros, los que nos levantamos todos los días temprano para salir a trabajar y sacar este país adelante».

“Tienen que tomar dimensión de lo que estamos viviendo, esta locura que estamos viviendo. En este octubre histórico que nunca había pasado en el país. ¿Dónde están los colectivos, cómo vinieron ustedes acá?”, dijo, dirigiéndose a los militantes presentes.
A su turno, Vidal llamó a sus votantes a no creer ni en “espejismos” ni en “falsas promesas”. “No crean que los mismos que del 2011 al 2015 perdiera puestos de trabajo se los va a devolver ahora. Crean en lo que se ve, crean en lo que se hace, porque en la vida y en la política es mucho más importante lo que uno hace que lo que uno dice”, señaló.

“Por eso les pido que cada uno de los que está acá vaya a buscar a sus amigos, a sus familiares, a sus vecinos y les diga mirándolos a los ojos que es muy importarte ir a votar, que no es una obligación. Es la oportunidad de hacer oir nuestra voz y que todos escuchen que sí, se puede”, continuó.

“El domingo hay que ir a votar, hay que participar en la Provincia y en Mar del Plata. No hay segunda vuelta, es por un voto y cada voto cuenta”, agregó.

Además, reiteró que en Juntos por el Cambio escucharon el voto de las PASO. “Entendimos y estamos dispuestos a corregir todo lo que haya que corregir y a mejorar todo lo que haya que mejorar. Una política equivocada, una política que necesita más tiempo siempre puede modificarse”. ¿Ahora, saben lo que no cambia? Lo que no cambia es lo que uno es. Uno es o no es honesto, uno cree o no cree en el diálogo, uno cree en la libertad de expresión o no cree, uno hace obras sin corrupción o no. Eso es lo que vamos a defender el próximo domingo. Vamos a elegir quién maneja el poder”, concluyó.

La movilización, que busca revertir la derrota de las PASO frente al candidato del frente de Todos, Alberto Fernández, se llevó a cabo en la intersección de las avenidas Pedro Luro y Boulevard Marítimo, donde además de Macri y Vidal estuvo el candidato a intendente de General Pueyrredón de Juntos por el Cambio, Guillermo Montenegro, junto a funcionarios locales, provinciales y nacionales.

Mañana, último día antes de la veda, Macri y su compañero de fórmula, Miguel Ángel Pichetto, irán a la provincia de Córdoba, y así será el final de la marcha del «Sí, se puede», que comenzó el 28 de septiembre en Barrancas de Belgrano, en Capital Federal, y luego recorrió una treintena de ciudades.

De esta forma, el Presidente volverá a elegir la provincia mediterránea para su cierre de campaña, tal como lo hizo antes de las primarias. Córdoba y la Ciudad de Buenos Aires fueron los únicos dos distritos donde Macri se impuso en las PASO sobre el candidato del Frente de Todos. (LPO)