Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

GIRO SORPRESA: EL PRESIDENTE DEL BID, PRIMER APOYO INTERNACIONAL PARA MASSA

Claver-Carone, un «duro» vinculado al ex presidente Donald Trump, dijo que espera «gratamente» la oportunidad de trabajar con el nuevo superministro y colaborar con el desarrollo del país.

A menos de una semana de haber criticado a la Argentina, el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Mauricio Claver-Carone, sorprendió hoy al brindar su apoyo al designado ministro de Economía, Producción y Agricultura, Sergio Massa.

Claver-Carone, un «duro» vinculado al ex presidente Donald Trump, dijo que espera «gratamente» la oportunidad de trabajar con el nuevo superministro y colaborar con el desarrollo del país.

En los mercados se especula con que la relación entre Massa y Claver-Carone podría haberse construido a través de Rudolph Giuliani, ex alcalde republicano de Nueva York y en su momento asesor de Massa en temas de seguridad.

Claver-Carone, quien había cuestionado con dureza al Gobierno argentino y le puso un freno al desembolso de US$ 500 millones que se le reclamaban para fortalecer las reservas del Banco Central, cambió ahora en forma tajante luego de que se supiera que Massa pasará a manejar la relación con los bancos multilaterales.

«Recibimos gratamente la oportunidad de trabajar con el ministro de Economía de Argentina, Sergio Massa, y espero colaborar estrechamente con él en su función», dijo Claver-Carone en declaraciones a Infobae.

El funcionario aseguró que el BID está comprometido con promover el desarrollo socioeconómico de largo plazo.

«Nuestra cercana colaboración mejorará vidas de los argentinos y ayudará a abordar los desafíos macroeconómicos más apremiantes de Argentina», señaló Claver-Carone.

Días antes, había publicado una columna de opinión en el Wall Street Journal en la que criticó el financiamiento que el organismo otorgaba a la Argentina.

Según el funcionario, «no se puede aprobar automáticamente y sin estudio previos» nuevos fondos para el país por distintos factores entre los que incluye la «falta de transparencia e integridad financieras». (NA)