Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

EXCLUSIVO: PREOCUPA EN EL GOBIERNO EL COSTO ELECTORAL POR EL ENOJO DE LOS JÓVENES

361

Las críticas a los jóvenes por las fiestas y reuniones ponen en riesgo el primer voto de cientos de miles. El antecedente de Duhalde y qué dicen los últimos sondeos.

Un video que circuló por las redes en los últimos días encendió algunas alertas en el Frente de Todos. Allí se puede ver a un grupo de jóvenes afuera de un boliche de Pinamar, ya con las puertas cerradas debido a las nuevas restricciones.

Los chicos ocupan la calle, molestos. Cantan como una hinchada de fútbol y la letra de la canción -sin demasiada poesía- dispara insultos directamente a Alberto Fernández. Solo tiene una frase: «Alberto chupa p…»

Durante el incremento de contagios de enero el gobierno apuntó hacia los jóvenes y eso potenció el malestar de un sector claramente cercano al Frente de Todos. «Los que más se descuidan son los jóvenes», lanzó Alberto Fernández en un acto en Mar del Plata durante los primeros días del año.

En la Rosada hubo visiones encontradas, marchas y contramarchas. Primero se atacó directamente a los jóvenes. Después se buscó girar ese discurso argumentando que los jóvenes podían contagiar a los adultos. Sin embargo, los contagios no movieron en términos significativos la ocupación de camas. Ni en jóvenes, ni en adultos.

Hubo en el gobierno un intento de dar marcha atrás con las restricciones que habían dejado trascender días antes del decreto de principios de enero. Según pudo saber LPO, el borrador que tipearon en la Rosada establecía el toque de queda a las 23, sin embargo en pocas horas se le bajó el tono y terminó siendo un decreto que no decretaba nada.

En el peronismo siguieron los hechos con preocupación y una fuerte discusión hacia adentro. Incluso sintieron el golpe de la Juventud Nacional del PRO que lanzó por esos días una serie de tuits con la frase: «No se equivoque Sr. Presidente. La culpa no es de los jóvenes».

La preocupación también se trasladó al gobierno provincial. Durante esos días en el entorno de Axel Kicillof hubo cierta incomodidad con el mensaje que bajaba la Rosada. Por un lado, la resolución de Alberto los sorprendió: «esperábamos un decreto y salió una invitación», se quejaban.

Pero además, en La Plata preocupaba la estigmatización hacia los jóvenes como responsables de los contagios. Por eso, en sus últimos discursos el Gobernador refuerza el agradecimiento hacia ese sector por el esfuerzo en los cuidados. «Sabemos que para ellos, cuidarse es más difícil», dijo esta semana en Villa Gesell.

A días de esa tensión de enero, todavía es imposible establecer si culpar de los jóvenes como responsables de la disparada de contagios tendrá impacto hacia adelante.

«¿Si los jóvenes puede llegar a alejarse del Frente de Todos por lo que ocurrió en enero? Mi respuesta es no», dijo a LPO Raúl Aragón, concluyente. El director de Raúl Aragón & Asociados recuerda además que hubo una reinvindicación «quizás tardía y algo disparatada» por parte de Kicillof cuando reconoció el esfuerzo de ese sector al saludarlos como jóvenes y «jóvenas».

Fue en una recorrida por Sierra de la Ventana en un saludo para un sector de la Juventud Peronista en el que lejos de caer en un error en el uso del lenguaje inclusivo, el Gobernador buscó el modo de que su mensaje trascendiera en las redes. Y el resultado fue muy bueno.

«Si bien la pandemia implica un cambio drástico de hábitos sociales para el conjunto de la población, lo cierto es que para los jóvenes y los adolescentes el impacto se amplificó», dijo a LPO el titular de la consultora Circuitos, Pablo Roma. «El recorte de socialización y la virtualidad por exceso son dos aspectos que golpean en la subjetividad y se suman a las condiciones estructurales de pobreza y desigualdad social», agregó.

Hay otra variable importante y que va más allá de lo sucedido durante enero: ese sector de la población -y del electorado- tuvo que permanecer confinado todo 2020 sin salidas nocturnas, reuniones con amigos, y perdiéndose experiencias vitales claves como el mítico viaje de egresados.

El encuestador Gustavo Córdoba afirmó que «fue un error estigmatizar a los jóvenes» por la disparada de contagios. En diálogo con LPO, el consultor asegura que toda la sociedad, no sólo los jóvenes, relajó sus cuidados frente al virus.

Para Córdoba, existe una responsabilidad que va más allá de los jóvenes. «Hay un discurso incoherente de la dirigencia respecto de los jóvenes y en especial en un contexto de pandemia, donde no existen experiencias recientes sobre cómo manejar algunas situaciones», evaluó.

Casi todas las fuentes consultadas relacionaron las críticas del gobierno a los jóvenes con el decreto de Eduardo Duhalde de 1996 con el que ponía el tope de las 4 de la mañana para el funcionamiento de las discotecas de la provincia.

La medida del entonces gobernador bonaerense era parte de la «lucha contra las drogas», sin embargo fue completamente impopular en la juventud y luego de varios meses pasó al olvido por el alto nivel de incumplimiento. Ese rechazo quedó sellado en la cultura popular a través de Mono Relojero, una canción de Kapanga. «Andate a dormir vos! Yo quiero estar de la cabeza, poder tomar una cerveza, y emborrachar mi corazón», dice la letra que sonaba sobre los últimos minutos de los boliches bonaerenses a fines de los ’90.

Córdoba sostiene, sin embargo, que esa medida no tuvo impacto electoral, a pesar gestarse un fuerte rechazo cultural. «Tendemos a votar por una multiplicidad de causas y no por una sola», dice.

Lo cierto es que Duhalde perdió la elección legislativa de 1997 en la provincia. La lista de la Alianza encabezada por Graciela Fernández Meijide superó por más de siete puntos a la lista encabezada por Chiche Duhalde.

Aragón coincide con Córdoba y sostiene que el peronismo pierde la elección del ‘97 por un desgaste de la imagen del gobierno menemista y la aparición de la Alianza en la escena como una renovación de la política argentina.

Para los analistas, el episodio de enero no alcanzará para distanciar a los jóvenes del Frente de Todos, pero como el caso de Duhalde con el horario de los boliches, genera una tensión con ese sector que se suma a otros errores del gobierno como el anuncio de estatización de Vicentin, el funeral de Diego Maradona y los fallidos anuncios sobre el plan de vacunación.

El último sondeo de la consultora Circuitos sostiene que 50% de los jóvenes considera positiva la gestión del gobierno respecto a la crisis sanitaria. Ese mismo porcentaje se identifican con las políticas de asistencia económica, el fortalecimiento del sistema de salud y el acuerdo de la deuda con los bonistas privados. El tanto, el 31.6% no se identifico con ninguna política del gobierno.

En tanto, el 39.5% asegura que votará al Frente de Todos; el 18.9% a Cambiemos; el 12.4% al Frente de Izquierda; el 3.7% al espacio libertario y el 2.9% al peronismo no kirchnerista. El relevamiento fue realizado entre el 18 y el 22 de enero.

En tanto, el último trabajo de Gustavo Córdoba, el 41,5% de los jóvenes de entre 16 y 30 años aseguran que votará al candidato del Frente de Todos en las elecciones legislativas de este año. Un 13,0% sostiene que votará al candidato de Cambiemos y un 3,1% sostiene que votará al Frente de Izquierda. El trabajo fue realizado entre el 16 y el 21 de enero.

Córdoba destaca además un ítem de su último sondeo de opinión en el que el 90% asegura que se cuida frente al coronavirus, pero al mismo tiempo el 60% afirma que no nos estamos cuidando como deberíamos. A la primera pregunta responden de manera políticamente correcta y en la segunda dice lo que de verdad consideran que ocurre.