Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

ESPECIALISTAS DE INTA DESARROLLARON UN MICRO-TRACTOR PARA AGRICULTURA FAMILIAR

Luego de dos años de trabajo, un equipo de investigadores de INTA, presentó en una jornada a campo, la unidad motriz que está diseñado para el trabajo rural a pequeña escala e incorpora todos los requerimientos industriales.

Luego de dos años de trabajo, un equipo de investigadores de INTA, integrado por especialistas del IPAF Región Pampeana, la Experimental Hilario Ascasubi y el Instituto de Ingeniería Rural, presentaron a “Chango”, un “micro-tractor” multipropósito, de gran versatilidad, diseñado para el trabajo rural a pequeña escala.

“Trabajamos para humanizar la tarea rural”. Así lo destacó Mariano Garmendia -presidente del INTA- durante la jornada a campo en la que se presentó la preserie del Chango, el tractor multipropósito diseñado para las familias agropecuarias. Del encuentro también participaron Juan Manuel Fernández Arocena -jefe de Gabinete de la Secretaría de Agricultura de la Nación- y Carlos Parera -director Nacional del INTA-, entre otras autoridades y referentes del sector.

Unidad motriz de producción

El microtractor Chango es una unidad de potencia multipropósito, diseñada para el trabajo, la producción y la mejora de la vida rural. Se trata de una solución versátil que, por su diseño, admite motorizar una variedad muy grande de implementos agrícolas. Luego de dos años de trabajo en prototipos intermedios para su validación, ensayos y hasta el desarrollo de una norma IRAM para tractores de mancera, presentaron, en una jornada a campo, la unidad motriz que incorpora todos los requerimientos industriales.

De la presentación de los últimos ensayos de la pres serie para su fabricación comercial participaron Mariano Garmendia -presidente del INTA-, Juan Manuel Fernández Arocena -jefe de Gabinete de la Secretaría de Agricultura de la Nación-, Carlos Parera -director Nacional del INTA-, Luz Lardone -Subsecretaria de Federalización de la Ciencia, Tecnología e Innovación-, Diego Ramilo -director del Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico para la Agricultura Familiar (Cipaf) del INTA-, Marcos Hall -director del Instituto de Investigación para la Agricultura Familiar región Pampeana del INTA- entre otras autoridades y referentes PyMes, de organización de la agricultura familiar y de entes bancarios públicos y privados.

Las pruebas

Durante la jornada organizada para mostrar las prestaciones que tiene el equipo, Garmendia destacó el rol del IPAF Pampeano en la búsqueda permanente de soluciones para la familia agropecuaria. “Trabajamos para humanizar la tarea rural, para que los productores agropecuarios puedan tener un trabajo digno y mejoren su calidad de vida”, destacó.

“Este tipo de desarrollo plantea un cambio sobre cómo vemos a la agricultura familiar y es un aporte concreto para un sector que produce alimentos”, señaló Garmendia y agregó que mecanizar gran parte de las tareas que se realizan a diario en las chacras generará mejores condiciones de trabajo. “Por eso, nos estamos planteando tener 50 de estos tractores a lo largo y a lo ancho del país”, indicó.
“No solo hay que diseñarlo, probarlo y hacerlo, sino que tiene que estar disponible y tiene que ser accesible para los usuarios”, subrayó el Presidente del INTA.

Generar innovación

En este sentido, Fernández Arocena puso en valor el trabajo del equipo de investigadores del INTA que se enfocó en “pensar y diseñar soluciones para darle una oportunidad a miles de familias que todavía utilizan la tracción a sangre”. Y añadió: “Se estima que en el NEA y en el NOA hay más de 50.000 productores que todavía utilizan la tracciona a sangre, por lo que este desarrollo representa una solución que mejora la calidad de vida y de trabajo”.

“Es muy importante potenciar este tipo de diseños y el rol estratégico que tiene el INTA en todo el abanico de soluciones para los distintos sectores del sistema agroalimentario”, destacó el Jefe de Gabinete de la SAGyP, quien ponderó: “No hay lugar donde el INTA no esté presente generando soluciones, innovación, tecnología y soberanía tecnológica”.

Apoyar al productor familiar

“Desde la Secretaría de Agricultura vamos a apoyar todos los proyectos que contemplen al Chango como un instrumento de trabajo con financiamiento local e internacional para apoyar la producción en serie de esta herramienta transformadora”, puntualizó Fernández Arocena.
A su turno, Parera puso el foco dos aspectos que destacan esta innovación tecnológica para la humanización del trabajo del productor familiar. “Primero, el trabajo colaborativo y cooperativo entre las distintas unidades de la institución que participaron de este desarrollo: la Estación Experimental Hilario Ascasubi, el IPAF Región Pampeana, el Instituto de Ingeniería Rural”, subrayó.

Y por otro lado, Parera enfatizó en la co-construcción del diseño. “En este desarrollo participaron los productores aportando su expertise, su conocimiento para un diseño adaptado a las condiciones y necesidades reales”, indicó.
“Este equipo resume lo que pensamos en el INTA, la forma de trabajo que proponemos, que se basa en la co-construcción del conocimiento, la acción cooperativa entre las capacidades institucionales y la vocación de servir al productor”, concluyó Parera.

Un equipo, múltiples funciones

Chango es un equipo multifunción que permite mecanizar distintas labores, tiene una toma de fuerza que permite motorizar diferentes máquinas y herramientas en estado estacionario, como bomba, picadora, moledora, generador de energía, entre otras funciones.

“Es un tractor pensado y diseñado para resolver un problema muy visible en el ámbito rural, que tiene que ver con mecanizar diferentes labores para generar mejores condiciones de trabajo y mejor calidad de vida”, señaló Sergio Justianovich -investigador del IPAF Región Pampeana- y resaltó: “La novedad es que resuelve y permite realizar todas esas funciones con un diseño muy compacto. Esta particularidad hace que tenga muy buenas prestaciones estacionarias y dinámicas. Esto fue motivo de una solicitud de patente”.
Tras la puesta a punto de a maquinaria, solo resta la etapa de su fabricación comercial, que también contemplará el desarrollo de herramientas que acompañarán la unidad para potenciar su multipropósito en la labranza.

Divididas en Estación Siembra, Estación Labranza, Estación Labores culturales y acarreo y Estación Agregado de Valor, Energía y Riego más de 100 personas pudieron ver al Chango en funcionamiento. De la jornada a campo, realizada en la sede del IPAF Región Pampeana, campo experimental Julio Hirschhorn, Los Hornos, La Plata -Buenos Aires-, participaron pequeños productores y productoras del Cinturón Hortícola de La Plata, José Catalano -ex director del CIPAF-, Miguel Ángel Cantamutto -director del INTA Hilario Ascasubi-, Horacio Berger -director del Centro Regional Buenos Aires Sur del INTA-, Guillermo Marrón -director del Instituto de Ingeniería Rural- y Jorge Carrillo -director del CIA- entre otras autoridades y representantes del Ministerio de Desarrollo Agrario de la Provincia de Buenos Aires, autoridades de la Chacra Gorina y de la Universidad Nacional de La Plata. (elonce)