Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

EL SOCIALISMO PONE EN JAQUE 12 AÑOS DE HEGEMONÍA RADICAL EN LA CIUDAD DE SANTA FE

291

Emilio Jatón es el candidato del Frente Progresista y tiene muchas probabilidades de ganar las PASO el próximo domingo.

La ciudad de Santa Fe se convirtió en bastión del radicalismo desde el 2007, cuando Mario Barletta le arrebató la intendencia al peronismo, luego de 24 años de gobierno. Luego, José Corral lo sucedió y gobernó la municipalidad por dos períodos. Ambos presidieron el Comité Nacional de la UCR que ahora tiene comprometida su continuidad en el poder.

El ascenso del radicalismo en la ciudad capital fue de la mano con la llegada del Frente Progresista a la gobernación con Hermes Binner. De hecho, Corral renovó su mandato en 2015 como el candidato del progresismo mientras que en Gualeguaychú se terminaba de armar Cambiemos. El salto lo concretan recién en el 2017.

Mientras tanto, la irrupción del ex periodista, Emilio Jatón, en la arena política en 2015 sacudió el mapa local y es la principal amenaza para el oficialismo santafesino. En ese año, ganó con comodidad la senaduría del departamento y en las elecciones pasadas superó al candidato de Corral por diez puntos en la categoría a concejales.

En esta oportunidad, Cambiemos llega a las internas con la imagen presidencial en picada y es cuanto menos difícil que su candidato, Albor «Niky» Cantard, logre superar al socialismo. El panorama cambió tanto que hace apenas dos años Cantard se imponía en las elecciones a diputados nacionales subido a la ola amarilla a pesar que era muy poco conocido para el electorado.

Por su parte, la popularidad de Jatón en la capital provincial es indiscutida. Tal es así que se puso la campaña de Bonfatti al hombro y este fin de semana caminó la ciudad junto al candidato a gobernador.

El ex periodista nunca integró la mesa chica del Frente y se movió como un líbero con peso específico propio. Eso le permitió forjar buenas relaciones con Miguel Lifschitz y Antonio Bonfatti más allá de la interna entre los dos principales referentes del socialismo. Tampoco perdió el perfil de independiente y hay quienes lo siguen considerando peronista.

«Hay un reconocimiento, dentro del socialismo, respecto del tipo de construcción política que se lleva adelante: mucho diálogo con las instituciones intermedias y recorridas diarias por los distintos barrios de la ciudad» afirman en su entorno.

La campaña en la ciudad de Santa Fe se puso espesa y desde el Frente Progresista denunciaron campaña sucia en las redes, pero también en la calle: «Hay una necesidad de que Emilio suba al ring con Niky Cantard porque el candidato del macrismo está muy por debajo nuestro» consideraron a LPO desde el comité de campaña.

Sin embargo, en el progresismo consideran que los números que arrojan las encuestas y que ponen a Jatón por arriba del peronismo y de Cambiemos, no sólo se explican por la mala imagen de la gestión nacional sino que, entienden, deficiencias en la administración de Corral.

«Hay críticas sobre la cantidad de personal con relación laboral irregular en la municipalidad, la altísima deuda consolidada y el incumplimiento de los compromisos con proveedores y vecinos» afirmaron con prudencia en el socialismo.

Desde el peronismo las críticas son más crudas y acusan a Corral del «vaciamiento del municipio y la utilización de recursos públicos para su campaña a gobernador». La aparición del intendente en la mesa de Mirtha Legrand el sábado último reavivaron las críticas y los señalamientos.