Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

EL SINDICALISMO COMBATIVO PARÓ CONTRA EL GOBIERNO Y LLAMÓ A LA UNIDAD DE LA OPOSICIÓN

96

El sindicalismo más opositor llevó a cabo una huelga en todo el país, que incluyó algunos medios de transporte. El Gobierno reforzó la seguridad en las calles.

El paro convocado por el líder de los camioneros Hugo Moyano y la Central de los Trabajadores de la Argentina se realizó con dispar acatamiento debido a que los gremios de la CGT no adhirieron a la medida.

En un multitudinario acto realizado en la Plaza de Mayo, dirigentes de las CTA y de los gremios «duros» de la CGT cargaron contras las políticas del Gobierno, abogaron por la unidad de los trabajadores y pasaron facturas a la cúpula de la central obrera por darle la espalda al paro general de este martes.

Según cálculos de los propios organizadores, más de 200.000 personas colmaron las calles y avenidas cercanas a la histórica plaza porteña en medio de una jornada de protesta gremial convocada por el Frente Sindical que encabeza el líder de los camioneros, Hugo Moyano, entre otros.

Moyano, de todos modos, se mantuvo al margen del acto que se realizó pasadas las 13:15 y al que sí asistió su hijo Pablo, que se encargó de brindar un discurso de cierre: «El paro fue contundente», aseguró.

«Hay miles y miles de trabajadores que han decidido parar y marchar en esta jornada histórica», enfatizó Pablo Moyano, que embistió contra el Gobierno al sostener que «estos funcionarios no entienden nada, no tienen sensibilidad».

Moyano dejó abierta la posibilidad de lanzar nuevas medidas de fuerza y anticipó que este miércoles 1 de mayo, Día del Trabajador, el gremio de camioneros junto al Frente Sindical se movilizarán y realizarán ollas populares.

«El paro fue contundente en todo el país, más allá de que algunos funcionarios dicen que no se notó. El paro ha sido total en algunas provincias», dijo Moyano, en respuesta a comentarios de los ministros Dante Sica (Producción y Trabajo) y Guillermo Dietrich (Transporte).

Con la mira puesta en las elecciones, el secretario general de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, afirmó que del paro participaron «los que decidimos no resignarnos, luchar a pesar de la adversidad y los aprietes», señalando que el acto es «un no al gobierno y a las políticas de Mauricio Macri».

Afirmó que el Frente Sindical y las dos CTA van a seguir discutiendo «un plan de lucha que continúe en el tiempo», y advirtió que ese sector sindical «no está dispuesto a mirar pasar la historia de nuestros compañeros sentado en la comodidad de los cargos sindicales».

«Invitamos a aquellos compañeros que decidieron no sumarse a la medida que recapaciten, que piensen que acá si bien el problema es político, los trabajadores tienen necesidades. Tenemos la obligación de interpretar esas necesidades, y los que nos pedían a gritos un paro nacional, acá lo y tenemos, con CGT o sin CGT a la cabeza», desafió.

Además, Palazzo pidió «a todos los que se dicen opositores que establezcan políticas claras, que le digan a la sociedad como salimos de esta problemática. Está bien que tengan apetencias para ser candidatos, pero antepongan alguna vez las necesidades del pueblo antes que la candidatura que buscan solamente el vedettismo en lugar del bien común que queremos los argentinos».

Otro mensaje con contenido electoral fue el del titular de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, quien no dudó en expresar sus deseos para los próximos comicios presidenciales: «Queremos que vuelva el peronismo, con un gobierno nacional y popular».

Para lograr ese objetivo y «frenar el ajuste que aplica el Gobierno», Micheli señaló que «hay que ganar la calle y hacer más paros porque la victoria está en la unidad de los trabajadores. Sin unidad, no vencemos al Gobierno, que tiene todo arreglado con el Fondo Monetario».

Al igual que lo hicieron otros sindicalistas que adhirieron a la medida de fuerza, el titular de la CTA Autónoma señaló que «hay muchos que intentan romper la unidad, y otros dirigentes que le hacen el juego al enemigo».

«No se puede abandonar a los trabajadores como hicieron los dirigentes de la CGT, que no sé si son boludos o si son traidores, pero tienen la oportunidad de repensar lo que están haciendo», lanzó.

En tanto, el diputado por Unidad Ciudadana y secretario de la CTA, Hugo Yasky, manifestó: «La unidad -de los trabajadores- va a abrir la posibilidad de tener un país digno para todos porque lo que queremos es laburar. Ese país se puede hacer con la unidad del pueblo y llegar peleando a octubre», destacó el dirigente ultra k.

Aunque no estuvieron arriba del escenario, también participaron una decena de intendentes peronistas de la provincia de Buenos Aires como Fernando Gray (Esteban Echeverría), Verónica Magario (La Matanza), Gustavo Menéndez (Merlo), Gabriel Katopodis (San Martín) y Alberto Descalzo (Ituzaingó), entre otros.

Cómo fue el acatamiento

La Unión Ferroviaria y la Fraternidad garantizaron que los servicios de trenes funcionen esta mañana, permitiendo a los trabajadores que se trasladan desde el Conurbano bonaerense a la Capital. En tanto que los subtes tampoco funcionan.

Por otra parte, los choferes enrolados en la UTA liderada por Roberto Fernández están trabajando con menor regularidad ya que hay varias líneas afectadas.

Los vuelos desde Aeroparque y Ezeiza fueron reprogramados por la medida de fuerza. En ese marco, las empresas Aerolíneas Argentinas, Latam, JetSmart, Avianca y Copa Airlines ya cancelaron y reprogramaron los vuelos de cabotaje previstos para mañana.

Por su parte, el Gobierno llamó a conciliación obligatoria a distintas organizaciones, entre ellas a tres gremios aeronáuticos, que participan de la jornada de paro y protesta.

La medida de fuerza también tuvo impacto en la actividad bancaria con la adhesión del gremio del sector, encabezado por Sergio Palazzo, aunque no así con las entidades financieras que integran la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA), la Asociación de Bancos Públicos y Privados de la República Argentina (Abappra), la Asociación de la Banca Especializada (ABE) y la Asociación de Bancos Argentinos (Adeba).

En tanto, en la administración pública nacional el paro tuvo acatamiento parcial, dado que ATE participa de la convocatoria pero no así la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN). En cuanto a las escuelas, adhirieron los gremios encolumnados en Ctera se suma la de los docentes privados nucleados en Sadop.

En los hospitales públicos, según anticipó uno de los referentes de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud, la atención será similar a la de un domingo.

También se vio afectada la recolección de residuos y la distribución en general debido a la participación en el paro, en un rol protagónico, de los camioneros, referenciados en Hugo y Pablo Moyano.

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, denunció esta mañana la quema de cuatro colectivos y el ataque a un quinto por parte de «mafias» en vísperas de la huelga convocada para este martes por un sector del sindicalismo, en la que ratificó que no se permitirán cortes de calles o rutas.

Agregó que los ataques a los medios de transporte «son episodios casi terroristas» que constituyen «el verdadero riesgo país».

La ministra anunció que a raíz de estos episodios se anticipó la conformación del comando de control previsto para garantizar la seguridad durante la protesta por 24 horas convocada por el frente sindical del camionero Hugo Moyano, las dos centrales de Trabajadores Argentinos y el llamado sindicalismo combativo.

El presidente Mauricio Macri tuvo varias manifestaciones en contra y cuatro paros generales desde que asumió el 10 de diciembre de 2015. La primera huelga fue en abril de 2017. (ámbito.com)

A %d blogueros les gusta esto: