Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

EL GOBIERNO JUNTA VOTOS PARA QUE LA CONVENCIÓN RADICAL APOYE LA REELECCIÓN DE MACRI

272

El presidente recibió a los gobernadores y Marcos Peña busca seducir a los díscolos que lideran Storani y Alfonsín.

El Gobierno concentró las operaciones de su mesa de acción política en juntar los votos para que la convención radical, que aún no tiene fecha, apoye la reelección de Mauricio Macri.

Con ese objetivo en la mira, el presidente recibió este martes a los tres gobernadores radicales, Gerardo Morales, Gustavo Valdés y Alfredo Cornejo, que además es el presidente del partido. En la reunión, anunciada para discutir la marcha del mini plan primavera, estuvieron Marcos Peña, Rogelio Frigerio y los dos gobernadores PRO, María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta.

Los presentes acordaron juntarse de nuevo dentro de los próximos 15 días. «El objetivo es reconstruir confianza y expectativa en la marca Cambiemos, encerrarnos no dio buenos resultados», dijeron a LPO en la Rosada.

La apertura repentina hacia los radicales no tiene otro objeto que el de seducirlos para que no haya rupturas en Cambiemos, como las que anticipó el sector de Ricardo Alfonsín y Federico Storani, proclives a un acuerdo con Roberto Lavagna.

Justamente Storani estuvo este martes en la Rosada en una reunión privada con Marcos Peña, que se abocó junto a su ladero Fernando de Andreis a buscar los votos de la convención. En ese sentido, el jefe de gabinete recibirá este miércoles a Alfonsín en la Rosada.

El sector de Storani y Alfonsín tiene una fuerte incidencia en la Convención que preside Jorge Sappia, quien responde a Ramón Mestre, enfrentado a la Rosada por las elecciones en Córdoba. Por ese motivo y ningún otro son recibidos por el hombre más importante del gabinete en estas horas.

Morales admitió que están juntando los votos para la convención y que planean hacerla en los últimos diez días de mayo. El gobernador de Jujuy se rio cuando en el Salón de los Pueblos Originarios, junto a Larreta, se refirió al «poroteo» de la convención. Es que el sector alienado con la Rosada que integra con Cornejo y Valdés tampoco se la quiere dejar fácil a Macri de cara a la convención. Curiosamente, Cornejo, que está enojado con la Rosada porque todavía no bajó a Omar de Marchi de la elección en Mendoza, iba a ser el vocero del encuentro junto a Larreta pero se marchó antes.

Morales no fue suave, de todos modos: dijo que después de la crisis cambiaria del año pasado, el Gobierno está «atravesando los peores momentos». «Es como la inundación que deja todo destruido», graficó. «La economía tiene que empezar a recuperarse en el segundo semestre», vaticinó luego, en una remake de una de la frases célebres del Gobierno de Macri.(LPO)