Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

EL GOBIERNO IMPULSA UNA LEY PARA SUSPENDER LAS PRIMARIAS PRESIDENCIALES CON APOYO DE LAVAGNA

113

La presentará la UCR en Diputados y propondrá anular las competencias en los frentes con un solo candidato. Buscan un acuerdo con el economista y partidos provinciales para tener los votos en el Congreso. El texto completo.

El Gobierno impulsará un proyecto de ley para suspender las primarias presidenciales de agosto por no haber más de un candidato en ninguno de los nueves frentes electorales presentados este sábado y confía en sancionarlo con ayuda de partidos provinciales y de los legisladores de responden a Roberto Lavagna.

La iniciativa la presentarán este martes los diputados de Cambiemos para empezar a negociar con la oposición y aprobarla cuanto antes, según confirmó el radical Luis Borsani, vicejefe del bloque que preside Mario Negri.

El texto aún lo están puliendo los técnicos radicales y evitaría a Mauricio Macri una elección peor a lo esperado en las primarias que altere los mercados y lo condicione para las generales de octubre, que es cuando realmente se define su reelección.

«Vamos a ahorrar muchos recursos públicos, porque se imprimirán miles de boletas menos y en la mitad del país no se abrirán las urnas», sostuvo Borsani ante LPO, luego de hacer el anuncio por twitter.

Su colega Gabriela Burgos informó luego que el proyecto «especifica que en el caso que no existan pluralidad de listas que compitan en forma interna dentro de los espacios políticos para los cargos nacionales, no se llevaran a cabo las PASO. Si existe más de una lista para algunos de los cargos en disputa, solo se realizarán las elecciones en el distrito correspondiente para definir solo esas categorías y no para el restante de cargos nacionales».

«Es necesario no gastar los fondos públicos cuando no sea de utilidad y se obligue a la ciudadanía a emitir un sufragio que no decide nada electoralmente, evitando un enorme despliegue de fuerzas políticas y administrativas detrás de la organización de unas elecciones nacionales, agregó Burgos.

Fue respaldada por Alfredo Cornejo, presidente de la UCR. «Creo necesario revisar la utilidad de las PASO en estas elecciones. Es sensato suspenderlas en los cargos y provincias que no hay competencia interna. El Congreso debería trabajar en eso, para cuidar el dinero público que debe ser prioridad de una buena administración del Estado», posteó.

Cornejo tiene otra urgencia para anular las primarias: será candidato a diputado nacional por Mendoza pegado a la boleta de Macri y una mala elección lo condicionaría en los comicios locales del 29 de septiembre, cuando su protegido Rodolfo Suárez enfrentará a la senadora kirchnerista Anabel Fernández Sagasti.

Como explicó este medio, la semana pasada los operadores judiciales del Gobierno hicieron el último intento para que la justicia anule las primarias, pero chocaron con la rigidez de Tribunales y hasta con el secretario de modernización pública, Adrián Pérez, quien reiteró que sólo levantará la organización de los comicios si se lo piden por ley.

Los legisladores radicales escucharon el mensaje, empezarán a negociar una norma con la oposición y tienen la esperanza de alcanzar una mayoría que en los papeles no parece imposible, aun cuando el Frente de Todos quiere votar en agosto. Su premura tomó por sorpresa a sus socios del PRO, que esperaban la autorización de la Casa Rosada para firmar el texto, aun cuando Cornejo le garantizó a sus diputados que acordó el proyecto con Marcos Peña, incomunicado por estar de viaje a China.

En Diputados, Cambiemos tiene 108 votos y escala a 111 con el bloque de Martín Lousteau, candidato oficialista para el Senado. Alberto Fernández sólo sumó el respaldo de 20 de los 34 diputados de Argentina Federal, el bloque de los gobernadores, y el resto se divide entre lavagnistas y referentes de partidos provinciales, como Córdoba y Misiones.

Fuentes cercanas al economista y candidato presidencial confirmaron que están muy interesados en evitar las primarias. «Es un gastadero de plata. La vamos a apoyar», aseguraron a LPO.

Si esos 14 de AF apoyan, más la ex massista Graciela Camaño, candidata de Consenso 2030, en Diputados quedarían a tres votos de la mayoría simple y deberían conseguirlos entre bloques pequeños como la neuquina Alma Sapag, los dos catamarqueños o heridos del cierre de listas. Hay muchos en el Frente Renovador.

Las primarias también son una complicación para la terceras fuerzas porque si no cumplen con la expectativas se licuan para las generales, como fue el caso de Sergio Massa en 2017 o Ricardo Alfonsín en 2011.

En el Senado, el Gobierno tampoco está tan lejos de una mayoría propia aunque debería apurar las gestiones antes que los ex compañeros de Miguel Pichetto elijan su reemplazo y tengan un trato fluido con Fernández.

El Interbloque de Cambiemos tiene 24 miembros, tras la fuga de la fueguina Miriam Boyadjian, que necesitaría recuperar para esta batalla.

Pero con el cierre de listas, Miguel Pichetto logró consolidar un grupo de cinco aliados: Lucila Crexell, Carlos Menem, el salteño Juan Carlos Romero, Carlos Reutemann y Carlos Espínola.

La mayoría simple en el Senado es de 37 por lo que sería necesario el apoyo de partidos otros monobloques como el de la salteña María Fiore de Viñuales, el neuquino Guillermo Pereyra, que competirá con boleta corta; y Adolfo Rodríguez Saá, enemistado con su hermano y gobernador Alberto.

Necesitarían sumar a los dos misioneros y de peronistas que aún no aceptan la conducción de los Fernández y hay tres votos seguros entre ellos: Dalmacio Mera, Rodolfo Urtubey y Eduardo Aguilar, que trabajan para la campaña de Lavagna y deberían cumplir con sus deseos de no votar hasta octubre.

No sobra tiempo, porque el Senado demora al menos una semana entre el dictamen de comisión y el tratamiento en el recinto y las primarias son el 11 de agosto.

El economista, José Luis Espert y Juan José Gómez Centurión son los candidatos que más preocupan al Gobierno para agosto, porque podrían seducir a un electorado de Macri desencantado con su gestión.

Tal es la urgencia que este viernes Pichetto incorporó a la lista de diputados nacionales del apoderado de uno de los partidos políticos del frente Despertar, que representa al economista, para bloquear su candidatura presidencial.

Espert se presentó igual, denunció que le falsificaron los avales en la provincia y logró ser tendencia en las redes sociales, un riesgo para los equipos de campaña de Cambiemos. Dejará de ser un problema para el Gobierno si no hay primarias. (LPO)

A %d blogueros les gusta esto: