Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

EL GOBIERNO AHORA ANALIZA CONVOCAR A LOS LIDERES DE LA OPOSICIÓN A BILATERALES CON MACRI

122

En el kirchnerismo dicen que nadie los contactó y Massa no irá si no incluyen a Cristina. Lavagna está «decepcionado» porque no quieren discutir los contenidos.

Mientras en el Gobierno sostienen que analizan convocar a los líderes de la oposición a reuniones bilaterales para puntear más a fondo el acuerdo que propone Mauricio Macri, cerca de los dirigentes aludidos dicen que hasta ahora esa propuesta no está y desconfían de la iniciativa.

En el entorno de Sergio Massa aseguran que no irá a ningún lado salvo que extiendan el acuerdo a Cristina Kirchner. Como confirmaron a LPO, fuentes cercanas a la ex Presidenta dicen que ni siquiera los contactaron, pese a que en el gobierno aseguran que se dará una propuesta a través de Emilio Monzó, que tiene diálogo con Agustín Rossi.

Aunque la hubiera, lo cierto es que Alberto Fernández ya bajó una línea muy refractaria al acuerdo que plantea Macri. «Disparó la inflación. Desfinanció al Estado. Nos endeudó y al caer en default pidió auxilio al FMI. Esos fondos hoy financian la fuga de dólares. Ahora propone que todos avalemos esas penosas políticas. El problema es que Mauricio Macri hizo difícil la vida de los argentinos», lanzó en su cuenta de Twitter.

En el entorno de Roberto Lavagna aseguraron a LPO que en el llamado del viernes, Macri no hizo alusión a una reunión privada para discutir a fondo la propuesta. Incluso dijeron que el ex ministro se quedó «decepcionado» porque quiso debatir los temas programáticos, pero del otro lado no encontró recepción, simplemente a un gobierno que «no quería entrar en la discusión de contenidos».

El salteño Juan Manuel Urtubey, acaso el más abierto junto con Miguel Pichetto a «aportar a la gobernabilidad», tampoco recibió hasta ahora la propuesta de una reunión a solas para debatir el acuerdo con Macri.

En tanto, en el gobierno reconocen que el pedido de Pichetto de sumar a los gobernadores a la convocatoria será muy difícil. En la Casa Rosada no ignoran que la estrategia de los gobernadores será provincializar sus campañas y que ninguno querrá sumarse a la foto de un acuerdo con Macri, cuando el objetivo principal apunta a concentrarse en sus territorios y marcar distancia con el Gobierno. (LPO)

A %d blogueros les gusta esto: