EL CONURBANO FUE LETAL PARA MACRI: ALBERTO CONSIGUIÓ EL 81% DE LA DIFERENCIA TOTAL

105

El presidente saliente apenas pudo recortar la distancia respecto de las PASO y en el resto de la provincia ganó por muy poco.

La inesperada remontada de Mauricio Macri no le alcanzó para meterse en el ballotage por una razón muy concreta: el súbito crecimiento no se extendió al Conurbano bonaerense, donde Alberto Fernández consiguió el 81 por ciento del total de la diferencia que le sacó al presidente saliente.

Con más de dos millones de votos extra, Macri logró el domingo revertir las derrotas en Santa Fe, Mendoza, Entre Ríos y San Luis, aumentar la diferencia que había sacado en las PASO en la Ciudad de Buenos Aires y mejorar en todas las provincias, en algunas con más de diez puntos de los que había alcanzado en agosto como Salta, Jujuy y La Rioja.

Sin embargo, la mejoría fue muy modesta en la provincia de Buenos Aires y especialmente en la Primera y Tercera sección electoral, el Talón de Aquiles de Macri.

Sumados los sufragios de los distritos del Conurbano bonaerense (con alrededor del 96 por ciento escrutado), el candidato del Frente de Todos le sacó 1.629.302 votos al de Juntos por el Cambio. Representa nada menos que el 81,33 por ciento de los 2.003.102 que Alberto le sacó a Macri en todo el país.

Aunque Macri mejoró sus números y recortó la diferencia en unos 300 mil votos, la importancia del Conurbano para el triunfo nacional del peronismo creció respecto a las PASO, cuando había representado el 47,54 por ciento del total.

Aunque nunca fue un territorio favorable para el Gobierno, el resultado de este domingo deja en evidencia que el Conurbano fue, por lejos, la zona que más sufrió la debacle económica del macrismo. De hecho, desde agosto Macri prácticamente no hizo campaña y ningún distrito fue parte de las marchas del «Sí, se puede».

A diferencia de las elecciones de 2015 o 2017, Macri no pudo equilibrar la desventaja del Conurbano con los votos del interior de la provincia de Buenos Aires, donde su triunfo esta vez fue más modesto.

Sumadas las seis restantes secciones electorales de la provincia, Macri apenas le descontó 65.702 votos a Alberto, que ganó en la Segunda (los distritos del norte de la provincia) y la Octava sección (La Plata). En agosto, el peronismo había agrandado la diferencia en más de 120 mil votos con el interior bonaerense. (LPO)