Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

DANIEL VILA DENUNCIÓ QUE MACRI LE ARMÓ UNA CAUSA PARA EXTORSIONARLO

227

El dueño del Grupo América contó que el Presidente mandó a Aguad a denunciarlo en el marco de una maniobra para sacarle el espectro de 4G.

Daniel Vila denunció que Mauricio Macri lo extorsionó para forzarlo a devolver el espectro de 4G que el kirchnerismo le había cedido a su firma Arlink. «Mandó a meterme una denuncia penal, se metió con mi libertad», relató el empresario, que dijo tener pruebas de los mensajes del presidente.

El dueño del Grupo América, que fue uno de los primeros empresarios importantes en acercarse al kirchnerismo al inicio de la campaña, fue lapidario con la gestión de Macri y sorprendió al relatar en detalle una presunta maniobra orquestada por el propio presidente para correrlo del negocio del 4G.

«Cuando él asume, me pide que la empresa que yo represento, Supercanal Arlink, le devolviera al Estado el espectro. Nosotros estábamos en una situación de conflicto, habían unas medidas judiciales que paralizaban el espectro y él me pidió que se lo reintegrara, que lo devolviera, porque lo tenía comprometido con Clarín», contó en una entrevista con Alejandro Fantino.

Vila indicó que en un primer momento le dijo que no podía y «finalmente le entregué un papel firmado donde decía que yo desistía de esas medidas judiciales y él se comprometió conmigo a guardarlo y presentarlo solamente el día en que yo vendiera mi empresa, cosa que no hizo. Lo presentó antes de tiempo». «Los abogados de la empresa tenían sus reaseguros y evitaron que ese espectro volviera al Estado», agregó.

«¿Qué hizo ahí el presidente? Lo mandó al ministro Aguad a meterme una denuncia penal», aseguró. «Cuando le devolví el espectro me mandó un WhatsApp diciéndome que ya le había dado instrucciones al procurador para que dejara sin efecto la denuncia penal», agregó. «Eso no solamente es meterse con la libertad, en este caso la mía, sino también es inmiscuirse en el poder judicial, cosa que está prohibida porque vivimos en una república en donde los poderes son independientes», se quejó.

Consultado sobre si no teme que la Justicia lo cite a presentar pruebas de su denuncia, Vila dijo tener guardados todos los intercambios con Macri. «No tengo problema, tengo el teléfono, los whatsapp, con gusto los voy a llevar. No solamente tengo los whatsapps, saqué fotocopias de las capturas telefónicas y las he hecho certificar por escribano», advirtió.

Esta mañana, el fiscal federal Guillermo Marijuán tomó nota de los dichos de Vila y presentó una denuncia penal, que por sorteo quedó a su cargo y de la jueza María Servini. El funcionario del Ministerio Público pedirá la declaración del empresario.

La denuncia de Vila es impactante porque por primera vez un empresario de primera línea admite públicamente este tipo de presiones del macrismo, aunque las versiones eran conocidas desde hace tiempo. Días atrás, el detenido empresario Fabián de Sousa había declarado ante la justicia el mismo tipo de presiones contra el Grupo Indalo.

Estas denuncias vienen a confirmar una primicia de LPO sobre el temor de un sector del macrismo por una posible avanzada del peronismo contra los operadores judiciales del actual Gobierno, Fabián «Pepín» Rodríguez Simón y José Torello. «Podemos ir todos presos», se le escuchó decir a uno de ellos.

En el kirchnerismo tienen en la mira a Torello y Pepín -que buscaron sin éxito un lugar en las listas para tener fueros- y los acusan de armar causas truchas contra las figuras del Gobierno anterior y de coachear testigos falsos. También sospechan del ministro de Justicia, Germán Garavano, a quien vincularon en el marco del caso D’Alessio con el entrenamiento del valijero Leonardo Fariña.

La mala para el macrismo es que importantes jueces federales están esperando el momento indicado para vengarse de Pepín y Torello, a quienes apuntan por haber presionado demasiado a la Justicia. La jueza María Servini tuvo un enfrentamiento personal con Torello, cuando el compañero de Macri en la secundaria corrió a su hijo Juan de la administración del Poder Judicial para poner a un joven de su confianza. (LPO)