Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

BUENOS AIRES: CRECE EL MALESTAR POR FLEXIBILIZACIÓN «APRESURADA» EN CABA

153

Los intendentes aseguran que la flexibilización en comercios de la Ciudad de Buenos Aires actúa como elemento de presión en sus distritos. También hay temor por aumento de casos en villas linderas.

El gobierno bonaerense retomó la línea de confrontación indirecta con la Ciudad de Buenos Aires por el malestar que generó en la provincia la política de flexibilización de la cuarentena que puso en marcha esta semana Horacio Rodríguez Larreta, en medio de la creciente cantidad de casos de coronavirus especialmente en los barrios porteños más vulnerables.

Los chispazos por lo que a los ojos bonarenses son decisiones algo apresuradas, sumaron la voz de los intendentes del Conurbano para quienes esas acciones atentan directa e indirectamente contra sus distritos.

“En un marco bajo el que estamos que la Ciudad abra los comercios sin tomar medidas concretas en relación a los trabajadores de cada lugar nos perjudica en todo sentido. Primero porque pone en movimiento a personas del distrito que viajan hacia allá y luego vuelven y van en contra del esfuerzo que estamos haciendo en el Conurbano”, asegura un intendente de la tercera.

Y agrega que “estamos sobreviviendo todos como podemos y principalmente gracias a la ayuda de Nación y la presencia de la Provincia. Pero internamente somos la primera ventanilla y somos la cara de la negativa ante el vecino que pretende abrir su comercio en un momento en el que a todos nos cuesta hasta normalizar la situación de industrias. A mí se me hace más difícil decirle que no al librero si la Capital le dice que sí. Y eso me expone”.

El malestar a su vez también se hizo eco en el gobierno provincial. Y durante la conferencia de prensa del lunes, y también en la de hoy en la que se presentó un programa de voluntariado, quedó expuesto. “Estamos preocupados por lo que pasa en los barrios populares porque se trata de gente que trabaja fuera de su barrio y que puede venir para el Conurbano por lo que tenemos que redoblar la alerta temprana”, sostuvo el ministro de Salud. Y sumó que “en contraposición a lo que sucede en la Ciudad, nosotros venimos trabajando con un concepto diferente. Desde el principio adoptamos una vigilancia pasiva, con nexos epidemiológicos que nos permitían encapsular los casos. Sin embargo, ahora vamos a pasar a una vigilancia activa. Una etapa de casa por casa y de barrio por barrio”.

En la misma línea, el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, aseguró que “no tuvimos el mismo tipo de circunstancias que está sucediendo en la Ciudad en los barrios populares porque pusimos todo el poder del Estado ahí”. El territorio del AMBA es el más castigado por el virus. El 60 por ciento de los casos del país se dio en esta región por lo que gran parte de los esfuerzos nacionales también están puestos en el control y la no expansión del virus en la zona más poblada de todo el país.

En ese marco, y con el fin de llevar un seguimiento pormenorizado, el Ministerio de Salud bonaerense comenzó a emitir dos informes oficiales diarios, uno a la mañana y otro a la noche, sobre la evolución de la pandemia de coronavirus en esa jurisdicción. Toda la información quedó plasmada en un informe con los casos en tiempo real en asentamientos y villas.

“Tenemos casi 2 mil asentamientos y que la Capital sea un foco de contagio tan grande es alarmante porque el cruce se está dando con mayor fuerza debido a las aperturas. Tenemos que evitar que el virus venga hacia nuestros barrios populares y lo que hacemos es en plan de autodefensa”, aseguran desde el Ministerio de Salud a cargo de Daniel Gollán.

Voluntariado para todos
Como parte de programa “Bonaerenses solidarios y solidarias”, Salud ya cuenta con 3500 voluntarios de una primera convocatoria que ya están mapeados y busca llegar a un piso de 5 mil personas para centros de salud, hospitales y lugares como Tecnópolis.

Según palabras del ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés Larroque, “la idea es racionalizar la solidaridad para poder planificar en un contexto social que se agudizó por la pandemia y detectar todos los problemas que aparezcan. Hay que centralizar la información para dar una respuesta”.

Para poder ser voluntario los requisitos son ser mayor de 18 años; no tener antecedentes penales; contar con domicilio en la provincia de Buenos Aires; y no estar comprendido ni compartir domicilio con personas pertenecientes a alguno de los grupos considerados de riesgo.