Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

ANÁLISIS: ¿CUÁLES SON LAS PROVINCIAS EN MEJORES CONDICIONES PARA ABRIR LA CUARENTENA?

1.186

El mapa del coronavirus muestra que la Ciudad y la provincia de Buenos Aires son las más complicadas por la pandemia. ‘Entre Ríos, Jujuy, Catamarca, Formosa y La Pampa son las cinco provincias con mejor performance para una flexibilización gradual de la cuarentena’, señaló un informe de Abeceb.

La dinámica de las estadísticas del coronavirus muestra que lo que en un momento parecía recomendable puede dejar de serlo, o viceversa. Y esto vale tanto para el uso masivo de barbijos, las formas de distanciamiento social o las cuarentenas con parálisis económicas. Lo cierto es que el virus no se va a ir, sino que va a formar parte de la realidad de ahora en más; y que tiene una incidencia muy dispar en el territorio nacional. Más de la mitad de los casos se concentran en la Ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires y con gran variabilidad entre municipios.

Los gobernadores van acercando sus propuestas a Santiago Cafiero, que será responsable de habilitar las actividades que cada provincia le pida. El 26 de abril era la fecha que el gobierno había puesto para el fin de la «cuarentena administrada», pero ya hoy confirmó que el aislamiento obligatorio preventivo seguirá.

Así, para ciudades y municipios que no registraron ni un solo caso en un mes de cuarentena, el daño que hizo la cuarentena al tejido productivo supera los beneficios de haber dejado a gente sana encerrada en sus casas, sostienen los economistas más críticos del aislamiento.En cambio para otros distritos, la película podría haber sido bien distinta. Pero eso solo puede decirse con el diario del lunes.

Catamarca y Formosa no han registrado casos; Jujuy, La Pampa, Chubut, Salta, San Juan y Misiones tienen hasta 5 casos positivos. En el otro extremo, la Provincia de Buenos Aires suma 915 casos positivos; y la Ciudad, 728 casos, es decir más de 100 casos activos por millón de habitantes.

Mientras tanto, algunas provincias como Misiones -donde el 40% de la población es menor de 18 años-ya optaron por una estrategia de «inmunización en rebaño». Esto consiste en dejar de evitar el contagio y centrarse en evitar las muertes por el contagio, gracias a un esquema por el cual la gente más joven vuelve a trabajar con recaudos y, si se contagia, lo hace en una cantidad que no sature el sistema de salud. De modo que, una vez curados ya estén «vacunados» contra esta cepa del virus y reduzcan la circulación del virus.

En líneas generales donde sea bajo el número de casos, las poblaciones sean pequeñas y puedan mantenerse aisladas de manera conjunta, las actividades deberían poder desarrollarse casi con «normalidad» y siguiendo protocolos sanitarios. En otras provincias, donde los trabajos se realizan con más proximidad entre los trabajadores y los traslados a los lugares de trabajo son más extensos y en condiciones de hacinamiento, la circulación del virus tiene todas las acelerarse astronómicamente. Esos distritos son candidatos a seguir cuarentenados.

Así lo contempló la consultora Abeceb en un ranking que pondera cuatro factores claves: el avance del virus, la estructura sectorial de la economía, el riesgo de ingresos de la población y su situación fiscal (necesidad de recursos).

‘Entre Ríos, Jujuy, Catamarca, Formosa y La Pampa son las cinco provincias con mejor performance para una flexibilización gradual de la cuarentena’, señaló un informe de Abeceb.

Así «Entre Ríos, Jujuy, Catamarca, Formosa y La Pampa son las cinco provincias con mejor performance para una flexibilización gradual de la cuarentena», señaló un informe de Abeceb. «Estas jurisdicciones tienen mayor capacidad de respuesta a la crisis porque se encuentran menos afectadas, y por su estructura productiva (incidencia de la administración pública), económica y política, lo que podría derivar en una flexibilización más veloz, de cara a la nueva revisión de la cuarentena que se realizará a partir del domingo 26».

En cambio, las cinco peor posicionadas para la flexibilización son Tierra del Fuego, Buenos Aires, Córdoba, Neuquén y Ciudad de Buenos Aires.

Tierra del Fuego es la que mayor cantidad de casos por millón de habitantes tenía al 15 de abril y también uno de los distritos con mayor concentración poblacional. El 86% de la gente vive en ciudades de más de 30 mil habitantes, lo que también dificulta la contención del virus.

Los grandes centros urbanos y los conurbanos que concentran actividades intensivas en trabajo y dependen en gran medida del trabajo privado también la tienen complicada para poder abrir la cuarentena, pero también son las que más presión por volver a la actividad tienen, como es el caso de Córdoba. En cambio, aquellos lugares que dependen fuertemente del empleo público, pueden estirarla más tiempo, como es el caso de las provincias del norte.

Por su parte, las actividades más intensivas en capital que logren adecuar la logística, o las zonas productoras de alimentos -actividad esencial- están en mejores condiciones de volver a abrir.

«Desde el punto de vista económico y en el corto plazo, las provincias que fiscalmente dependen de recursos de la Nación, tienen menos incentivos a liberar actividades a nivel local, dado que eso no implicará grandes cambios en su recaudación. En cambio, las que dependen de recursos propios pueden alterar la evolución de sus ingresos totales permitiendo una mayor actividad. En general, estas provincias suelen ser las de mayor población y mejor poder adquisitivo del país. A su vez, si estas provincias se encuentran endeudadas o con un déficit más elevado, la presión será mayor. Desde el punto de vista político, lo más probable es que las provincias alineadas al oficialismo coincidan con la estrategia del Ejecutivo Nacional por lo que demorarían en tomar medidas que apunten a liberar actividades económicas», explicó Abeceb. (LPO)