Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

ALBERTO Y FRANCISCO HABLARÁN DE LA CRISIS Y SE ABORDARÁ EL ABORTO

187

El Presidente y el Papa abordarán una amplia agenda de temas. Habían tenido una entrevista en 2019 y se tratará la renegociación de la deuda.

El presidente Alberto Fernández comenzará el viernes su segunda y quizás más importante incursión internacional, cuando por primera vez desde que asumió en el Poder Ejecutivo, comparta un encuentro con el Papa Francisco. Sin dudas que el viaje representa mucho desde lo simbólico y claro, tiene mucho peso desde lo político: desde el entorno del Jefe de Estado ven con buenos ojos el canal de diálogo entre la Casa Rosada y el líder de la Iglesia Católica. Se puede adelantar que tendrán diálogo personal y con agenda abierta, pero que priorizará la realidad argentina y su situación de emergencia económica.

Este tema incluye varios capítulos que van, desde el más crucial y estratégico del respaldo vaticano a las negociaciones que Argentina debe encarar para refinanciar su deuda externa, hasta la muy concreta y directa participación de la Iglesia en las políticas sociales, en particular en el “Plan Argentina contra al Hambre”. También las diferencias sobre el aborto.

El viaje del Presidente hasta Roma es una manifestación muy concreta de la intención que tiene Alberto Fernández de mantener él mismo, en forma directa y personal, la relación con el Papa argentino, sin mediación de instancias formales y protocolares de ningún tipo. El Presidente y el Papa se conocen y ya tuvieron una entrevista el año anterior, en ese momento acompañados por otros dirigentes políticos latinoamericanos. Pero según confían fuentes cercanas a ambos, antes y después de la asunción de Fernández hubo varios diálogos telefónicos entre Francisco y el Presidente. También intercambios de mensajes vía correo electrónico, reconstruyó Página 12.

“El Papa tiene una responsabilidad universal, pero nunca ha dejado de pensar en la Argentina y sigue de cerca todo lo que aquí sucede”, aseguró al respecto un obispo argentino que ocupa lugares de mucha responsabilidad en la Conferencia Episcopal. La misma persona afirmó que Francisco “hará todo lo que esté a su alcance si se trata de ayudar al país”. En estos días se encuentra en Roma el Presidente del Episcopado, Oscar Ojea (obispo de San Isidro), quien se reunirá con el Papa.

Por su parte Alberto Fernández tiene plena conciencia de la importancia de sumar aliados en el escenario internacional y, en ese sentido, el Papa es un actor de primer nivel por su prestigio y por su peso simbólico.

Fernández le pedirá al Papa respaldo en las negociaciones que ya están en marcha para la refinanciación de la deuda externa. Pocos días después, y bajo el “paraguas” de la Academia Pontificia de Ciencias y con la excusa de un seminario, el Vaticano habilitará un encuentro entre la Directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, y el Ministro de Economía, Martín Guzmán.

Bergoglio, a su vez, insistirá en su posición contraria a la legalización del aborto.