Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

Manifestantes acampan a 200 metros de la celda del ex mandatario: El campamento “Lula libre”

442

Militantes del PT levantaron un campamento en los alrededores del edificio de la Policía Federal de Curitiba. Planean mantener la protesta hasta que el ex presidente recupere su libertad. «Estamos en vigilia permanente por la libertad de Lula. Mientras él esté, nosotros nos quedaremos», explicaron.

«Lula libre». Así fue bautizado el campamento que montó la militancia del PT en el barrio de Santa Cândida, en la zona norte de la ciudad de Curitiba. El objetivo es resistir hasta conquistar la libertad de Lula. “En este país todo funciona con presión», afirmó Roberto Baggio, coordinador del Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) en el estado de Paraná.

El campamento espera la llegada de más de 30 autobuses de distintas partes de Brasil cargados de seguidores del líder petista, hoy confinado en una celda de 15 metros cuadrados para cumplir una pena de 12 años y 1 mes de prisión tras un escandaloso proceso judicial.

«Estamos en vigilia permanente por la libertad de Lula. Mientras él esté, nosotros nos quedaremos»,  explicó a la agencia Efe Vanda Santana, miembro de la ejecutiva paranaense del Partido de los Trabajadores (PT), que fundó en 1980 Lula.

El campamento ha establecido comités para adquirir cierta funcionalidad, como un equipo de disciplina, cocina, salud, limpieza y hasta un departamento de comunicación para atender solo, «de forma muy cariñosa, a la prensa de la clase trabajadora», según explicó Baggio en un discurso a la militancia.

El campamento en Curitiba se complementa con otro montado cerca de la Corte Suprema, en Brasilia, la capital del país, para exigir a sus once magistrados que «den la libertad a Lula y paren de perseguirlo». Hoy también hubo una masiva marcha del Movimiento de Trabajadores Sin Techo en Sao Bernardo do Campo, donde está la sede del Sindicato Metalúrgico en la que permaneció hasta ayer el ex presidente.

La sede la Policía Federal de Curitiba amaneció hoy blindada por medio centenar de agentes militarizados que han establecido un perímetro de seguridad a cada lado del recinto. Anochela policía arremetió con balas de goma y gases lacrimógenos contra los manifestantes que acompañaron al líder del Partido de los Trabajadores. Al menos nueve personas, entre ellos un niño, resultaron heridas y debieron ser trasladados al hospital de Curitiba.

Lula pasó su primera noche en la celda en la ciudad de Curitiba en la que fue recluido y pasó gran parte del tiempo acompañado por uno de sus abogados, informó hoy el Partido de los Trabajadores (PT) en un comunicado. «Él durmió tranquilo y no fue maltratado por los agentes del lugar. Permanece sereno y tranquilo», según la nota divulgada por el «comité popular» que el PT montó en las inmediaciones de la sede de la Superintendencia de la Policía Federal en Curitiba. (pagina12)