Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

FEDERAL: “UNA PEQUEÑA REFLEXIÓN” DEL CONSEJO DEPARTAMENTAL DEL PARTIDO JUSTICIALISTA

592

En un comunicado, el máximo órgano de conducción del PJ de Federal, que conduce Eduardo Lezcano, se refirió a la violenta agresión de un delegado gremial municipal a la familia de uno de los funcionarios de la Administración Chapino. LEA EL TEXTO COMPLETO DEL COMUNICADO.

Una pequeña reflexión

Habiendo tomado conocimiento de un hecho de violencia, llevado a cabo por un empleado municipal en la vivienda familiar de un funcionario de la municipalidad, el Consejo Departamental quiere solidarizarse con el funcionario y especialmente con su familia, la que fue objeto de la agresión.

También es razonable que nos preguntemos los motivos por los cuales se llega a esta situación y es aquí donde debemos detenernos y expresar nuestra preocupación, porque creemos que el mismo no es producto de las relaciones laborales entre el agresor y el agredido, sino más bien de factores externos.

Una serie de hechos y acontecimientos se vienen dando que busca enrarecer el clima político y de convivencia, con el solo objetivo de desgastar políticamente a dirigentes y funcionarios locales y departamentales para lo cual es necesario, mentir, difamar, distorsionar la realidad, injuriar, crear noticias falsas y algunas otras cosas más, valiéndose de distintos artilugios para modificar la realidad, en donde la comunicación juega un rol importante.

Siguiendo nuestra línea de interpretación de los hechos, no existe persecución laboral o ideológica sino más bien es producto del caldo de cultivo de las acciones enumeradas anteriormente. Sabemos que los empleados municipales lucharon muchos años por conseguir el estatuto del empleado municipal, por varias razones, pero principalmente para que se reconozca una carrera dentro de dicha administración y no se cometan hechos aberrantes en donde por pensar distintos se le asignaban otros lugares de trabajo al solo efecto de denigrarlos como personas y para que el miedo se apodere de ellos a fin de inmovilizarlos.

Quizás hoy más que nunca debamos reconocer la fortaleza de muchos empleados de la repartición que no resignaron sus ideales, debiendo soportar el hostigamiento y persecución en su máxima expresión.
(Federal al Día)