Federalaldia
Un paso adelante en el tiempo

FEDERAL: CONSIDERAN QUE EL JEFE DEPARTAMENTAL DE POLICÍA DEBERÍA SER LLAMADO A UNA JUNTA MÉDICA

Así lo estimó el Comisario General (R) Raúl Godoy, padre de la funcionaria profesional, Andrea Godoy Singuene, quien denunció por violencia de género al Comisario Mayor Luis Aguiar; ordenándole la justicia que cesara “con los actos de perturbación o intimidación, sean estos ejercidos en forma directa o indirecta”. El oficial retirado consideró que “al señor jefe tendrán que llamarlo a una junta médica para ver si está equilibrado psíquicamente para seguir al frente de 280 hombres, o de una Departamental. Creo que lo tendrán que llamar a junta médica para ver como esta su cabeza, si está en condiciones de comandar; porque sería preocupante si la persona no está emocionalmente y psíquicamente equilibrada para desempeñarse en ese cargo”. ESCUCHE UN TRAMO DE LAS DECLARACIONES DE GODOY.

Audio Raul Godoy (Duración 06´14″)

El Comisario General (R), Raúl Godoy, quien fuera Subjefe de la Policía de Entre Ríos, opinó sobre la situación que se ha suscitado tras la denuncia por violencia de género realizada por la funcionaria profesional de la fuerza en Federal, Licenciada Andrea Godoy Singuene, hija del ex jefe policial.

Cabe recordar que a principios de este mes la Psicóloga se presentó en sede judicial para denunciar al Comisario Mayor Luis Aguiar por un acto supuestamente violento que sufriera en el despacho del funcionario de la plana mayor. Días atrás el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial, falló sobre la cuestión ordenándole al Jefe Departamental de Policía de Federal cesar con los actos de intimidación o perturbación hacia la denunciante, Licenciada Andrea Ileana Godoy Singuene.

El pasado sábado, y cuando el tema era tratado por el conductor del programa “Radio Sábado”, de Radio Integración 90.5, el Comisario General (R) Raúl Godoy llamó para referirse al respecto, para decir que en pleno siglo XXI “no se puede permitir que un trabajador de la seguridad, en pos de una disciplina que ha quedado extemporánea, que no tiene nada que ver con el estado de derecho y de justicia que estamos viviendo”, y agregó “los límites son el estado de derecho, el respeto, y no avanzar sobre los derechos individuales del empleado subalterno y superior, tenemos que tratarnos con respeto los unos a los otros, no es necesario gritar, insultar, patalear, pasar la mano por sobre la pistola para que el subalterno obedezca una orden. Ya esto no se puede tolerar en el siglo XXI, con 36 años de democracia. Si bien tenemos una disciplina rígida y verticalista, no quiere decir que a los superiores les otorgue la facultad de agredir, de faltar el respeto, de violentar a otro trabajador que circunstancialmente ocupa otro peldaño menos en la jerarquía administrativa”.

“En el caso de Davina (Andrea Ileana Godoy Singuene) el Juez ya resolvió, ya lo condenó, que el jefe Aguiar había incurrido en violencia laboral, de género, y que los equipos técnicos de la justicia y algunos testimonios corroboraron, y lo condenó a que no sigua, a que cese con la violencia hacia Davina; porque él no tenía ni porque gritarle, ni porque pasar la mano por arriba de la pistola, ni faltarle el respeto de ninguna manera”, y continuó “a esta altura de la vida democrática y del siglo XXI, no se puede tolerar que el patrón, o el jefe, le grite al trabajador; es una tremenda afrenta que no se puede permitir”.

Más adelante Raúl Godoy considero que “al señor jefe tendrán que llamarlo a una junta médica para ver si está equilibrado psíquicamente para seguir al frente de 280 hombres, o de una Departamental. Creo que lo tendrán que llamar a junta médica para ver como esta su cabeza, si está en condiciones de comandar; porque sería preocupante si la persona no está emocionalmente y psíquicamente equilibrada para desempeñarse en ese cargo”, y aclaró “yo no voy a que lo jodan, o a que lo pasen a retiro o trasladen, ni que la trasladen a Davina, creo que el objetivo es que el hombre sea sometido a una junta médica para ver si está psíquicamente en condiciones de comandar la Jefatura”.

“Si una persona con experiencia y años de servicio, se saca y salta al lado del escritorio, manotea, grita e insulta, me parece que no está en condiciones de comandar ni siquiera un destacamento en la campaña”, consideró el ex Subjefe de la Policía de Entre Ríos.

Ante la consulta del conductor del programa, de que existiera la posibilidad de que la Psicóloga policial pudiera ser trasladada, Godoy consideró que “sería como castigar a la víctima, porque además de que es violentada y agredida, como mujer y empleada por su superior, encima la trasladan, sería un castigo que estaría fuera de lógica y de derecho, y de la filosofía del derecho”, y continuó “al que se queja hay que callarlo, hay que disciplinarlo con traslado con más castigos, para seguir con estos vestigios de la dictadura que seguimos teniendo. Quien habla es castigado para que se pueda seguir aplicando las groserías, los avances, las prerrogativas del estado, que indudablemente el estado no puede permitir”.

“Quedan rezagos que ya no se pueden tolerar en 36 años de democracia, en pleno siglo XXI. No podemos seguir descolgados por dos o tres funcionarios que no entienden que el estado de derecho se tiene que respetar. Ya pasó la milicia; y seguramente los que opinan que esto es disciplina es porque tienen todavía en la cabeza metido eso de que si el jefe me dice que me tire de arriba de un tanque de 50 metros, yo me tengo que tirar de cabeza porque él me ordena; porque si no me va a trasladar, me va a arrestar, me va a realizar un sumario administrativo. Contra todos esos abusos, contra la discriminación a las mujeres, contra todo eso hay que luchar; y hay mucha gente dentro de la fuerza que ya lo entendió, y otros que todavía están en la duda, pero de acá en más tiene que haber un punto de inflexión, de democratizar la policía, de entender que el policía es un trabajador y merece respeto, y donde otro trabajador con más jerarquía administrativa no puede tomar eso como un privilegio para descalificar, para que le tengan miedo”, dijo Godoy; quien concluyó manifestando “no se manda más con miedo, se manda con el derecho; el grito, la patada, la amenaza y la descalificación son artes que ya están obsoletos en el mando, y no se pueden permitir”. (Federal al Día)

A %d blogueros les gusta esto: